Cualia.es

«Orquídea Negra» (1988-1989), de Neil Gaiman y Dave McKean

Cuando salió a la venta la primera edición de Orquídea Negra (diciembre de 1988 – febrero de 1989), Neil Gaiman disponía de un cierto caudal de prestigio, pero aún no era el novelista y guionista de culto que es hoy: un narrador que llena auditorios cada vez que da una conferencia y que ha convertido su apellido en el sinónimo de un estilo.

El tiempo ha pasado, y sin embargo, las páginas de Orquídea Negra aún conservan esa esencia poética que es tan propia de su autor: una esencia que oscila entre la poesía y la cultura pop, entre las lecturas más sofisticadas y el acercamiento al universo de los cuentos de hadas.

Quien haya leído el párrafo anterior quizá piense que nos encontramos ante una rareza experimental, y sin embargo, lo cierto es que hablo de un tebeo de superhéroes, ejecutado ‒eso sí‒ con una clara voluntad artística, tanto en lo literario como en lo estético. Una faceta, esta última, que debemos a otro artista magistral, ligado en buena medida a la trayectoria del propio GaimanDave McKean.

Pongámonos en situación: Orquídea Negra, la protagonista, es un híbrido vegetal con superpoderes. Bajo su apariencia femenina, es capaz de adoptar diversas apariencias, puede reencarnarse y está en contacto con ese plano vegetal en el que funciona una mística muy sutil.

Desde su primera peripecia en Adventure Comics nº 428 (agosto de 1973), el personaje ha demostrado un formidable potencial que, no obstante, ha sido insuficiente para llevarla a lo más alto del panteón DC. En todo caso, sus cualidades atrajeron a Gaiman, quien quiso rediseñar a Orquídea Negra, estableciendo sus orígenes y haciendo de ella algo más que una simple metahumana, prácticamente inmortal y con poderes camaleónicos.

Gracias al guionista, la heroína ganó en profundidad, y de hecho, pasó a formar parte de esa extraña familia vegetal que hoy forman figuras como Hiedra Venenosa o la Cosa del Pantano.

Gaiman le interesan cuestiones como la identidad y los misterios de la vida. De ahí que estas páginas tengan esa densidad filosófica que, a lo mejor, será un tanto incómoda para los amantes de los tebeos más ligeros. Pero si el lector es algo más inquieto, sin duda este es un cómic lleno de belleza e inteligencia, provisto de esa riqueza intelectual que tanto admiran los seguidores de trabajos como The Sandman.

Continúa en el siguiente artículo

Artículos relacionados

Violent Cases (1987), de Neil Gaiman y Dave McKean

Orquídea Negra (1988-1989), de Neil Gaiman y Dave McKean

Miracleman (1989-1993), de Neil Gaiman y Mark Buckingham

Sandman: Preludios y nocturnos (1989), de Neil Gaiman, Sam Kieth y Mike Dringenberg

Sandman: La casa de muñecas (1989), de Neil Gaiman, Mike Dringenberg, Chris Bachalo, Michael Zulli y Sam Kieth

Sandman: País de sueños (1990), de Neil Gaiman, Kelley Jones, Charles Vess y Colleen Doran

Sandman: Estación de nieblas (1990-1991), de Neil Gaiman, Kelley Jones, P. Craig Russell y otros

Los libros de la magia (1990-1991), de Neil Gaiman, John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess y Paul Johnson

Sandman: Juego a ser tú (1991-1992), de Neil Gaiman, Shawn McManus, Colleen Doran, Bryan Talbot y otros

Sandman: Fábulas y reflejos (1991-1993), de Neil Gaiman, Stan Woch, Dick Giordano, Bryan Talbot y otros

Sandman: Vidas breves (1992-1993), de Neil Gaiman y Jill Thompson

Sandman: El fin de los mundos (1993), de Neil Gaiman, Alec Stevens, Bryan Talbot, John Watkiss y otros

Muerte: El alto coste de la vida (1993), de Neil Gaiman y Chris Bachalo

Sandman: Las benévolas (1994-1995), de Neil Gaiman, Kevin Nowlan, Marc Hempel, Charles Vess y otros

Sandman: El velatorio (1995-1996), de Neil Gaiman, Michael Zulli, Charles Vess, Bryan Talbot y otros

Muerte: Lo mejor de tu vida (1996), de Neil Gaiman, Chris Bachalo y Mark Buckingham

Sandman: Cazadores de sueños (1999), de Neil Gaiman y Yoshitaka Amano

1602 (2003-2004), de Neil Gaiman y Andy Kubert

Criaturas de la noche (2004), de Neil Gaiman y Michael Zulli

Neverwhere (2005), de Neil Gaiman, Mike Carey y Glenn Fabry

Eternos (2006), de Neil Gaiman y John Romita Jr

Sandman: Los Cazadores de Sueños (2008-2009), de Neil Gaiman y P. Craig Russell

Batman: ¿Qué le sucedió al cruzado de la capa? (2009), de Neil Gaiman y Andy Kubert

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © ECC. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.