Cualia.es

«Criaturas de la noche» (2004), de Neil Gaiman y Michael Zulli

En el estilo de Michael Zulli predomina la ambición pictórica, como si su trazo, a veces fugitivo, a veces febril y penetrante, estuviera pensado para la sala de exposiciones y no para rellenar esas viñetas que más de un crítico ‒ay‒ termina por valorar menos de lo que merecen.

De Zulli sabemos que es un excepcional ilustrador, ambicioso y original, cuya carrera en el mundo del tebeo tiene algo de irregular, seguramente porque su firma aparece en obras de lo más heterogéneo y sin el tipo de impacto comercial que asegura la fama.

Neil Gaiman, como ya saben, le interesan los artistas como Zulli. Quizá por eso ha reclamado su presencia en distintos proyectos, incluido ese cómic inacabado e inencontrable, Sweeney Todd, que ambos editaron en forma de panfleto, en la sexta entrega de Taboo (Spiderbaby Grafix & Publications, 1992), aquel extraño proyecto de Stephen R. Bissette.

La relación entre ambos se prolongó a lo largo de uno de los tramos más introspectivos e inclasificables de The Sandman (me refiero, claro, a El velatorio) y asimismo en otra obra heterodoxa y desconcertante, La última tentación de Alice Cooper (1994).

Al volverlos a encontrar juntos este volumen, Criaturas de la noche, uno tiene la impresión de que comparten las mismas inquietudes, como si ambos esbozasen una sonrisa cada vez que se les ocurre una pesadilla en buenas condiciones. De hecho, Gaiman y Zulli parecen escuchar aquí las mismas campanadas nocturnas, los mismos lamentos y el mismo ruido de pasos por galerías en penumbra.

A la estética de Zulli ‒que a ratos, y salvando las distancias, me recuerda a versos sueltos como Barry Windsor-Smith‒ no le ha venido bien la moderna industria del cómic. Quizá por ello se ha visto abocado a la producción independiente, alejado de la primera fila. De ahí que Criaturas de la noche sea una obra destinada a lectores que le guardan lealtad al tebeo artístico, escrito con ambición literaria.

Los dos capítulos del volumen adaptan sendos relatos incluidos por Gaiman en su antología Humo y espejos (1998). El primero está protagonizado por un gato sobrenatural que interpela a un escritor insomne. El segundo, más logrado que el anterior, es un cuento victoriano típico, que a su vez evoca unos sucesos mágicos, ambientados en la Inglaterra rural, en torno al siglo XVIII.

No me imagino un equipo creativo más cohesionado que este dúo. Ambos ‒Gaiman y Zulli‒ nos brindan un perfecto pretexto para el ensueño y el escalofrío. Como verán, en estos tiempos, poco más se puede pedir.

Continúa en el siguiente artículo

Artículos relacionados

Violent Cases (1987), de Neil Gaiman y Dave McKean

Orquídea Negra (1988-1989), de Neil Gaiman y Dave McKean

Miracleman (1989-1993), de Neil Gaiman y Mark Buckingham

Sandman: Preludios y nocturnos (1989), de Neil Gaiman, Sam Kieth y Mike Dringenberg

Sandman: La casa de muñecas (1989), de Neil Gaiman, Mike Dringenberg, Chris Bachalo, Michael Zulli y Sam Kieth

Sandman: País de sueños (1990), de Neil Gaiman, Kelley Jones, Charles Vess y Colleen Doran

Sandman: Estación de nieblas (1990-1991), de Neil Gaiman, Kelley Jones, P. Craig Russell y otros

Los libros de la magia (1990-1991), de Neil Gaiman, John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess y Paul Johnson

Sandman: Juego a ser tú (1991-1992), de Neil Gaiman, Shawn McManus, Colleen Doran, Bryan Talbot y otros

Sandman: Fábulas y reflejos (1991-1993), de Neil Gaiman, Stan Woch, Dick Giordano, Bryan Talbot y otros

Sandman: Vidas breves (1992-1993), de Neil Gaiman y Jill Thompson

Sandman: El fin de los mundos (1993), de Neil Gaiman, Alec Stevens, Bryan Talbot, John Watkiss y otros

Muerte: El alto coste de la vida (1993), de Neil Gaiman y Chris Bachalo

Sandman: Las benévolas (1994-1995), de Neil Gaiman, Kevin Nowlan, Marc Hempel, Charles Vess y otros

Sandman: El velatorio (1995-1996), de Neil Gaiman, Michael Zulli, Charles Vess, Bryan Talbot y otros

Muerte: Lo mejor de tu vida (1996), de Neil Gaiman, Chris Bachalo y Mark Buckingham

Sandman: Cazadores de sueños (1999), de Neil Gaiman y Yoshitaka Amano

1602 (2003-2004), de Neil Gaiman y Andy Kubert

Criaturas de la noche (2004), de Neil Gaiman y Michael Zulli

Neverwhere (2005), de Neil Gaiman, Mike Carey y Glenn Fabry

Eternos (2006), de Neil Gaiman y John Romita Jr

Sandman: Los Cazadores de Sueños (2008-2009), de Neil Gaiman y P. Craig Russell

Batman: ¿Qué le sucedió al cruzado de la capa? (2009), de Neil Gaiman y Andy Kubert

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © ECC Ediciones. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.