Cualia.es

«Sandman: Los Cazadores de Sueños» (2008-2009), de Neil Gaiman y P. Craig Russell

El estilo de P. Craig Russell incluye dos cualidades invencibles: el clasicismo y la elegancia. Seguramente por ello su trabajo está ligado, con mucha frecuencia, a proyectos con un claro trasfondo cultural (o quizá debería decir culturalista, dado que este dibujante admira la ópera y la literatura clásica).

En esta línea, parece natural que Russell haya acabado acercándose a Neil Gaiman, otro apasionado lector en cuya trayectoria encontramos referencias muy sofisticadas, que incluso podrían resultar elitistas para determinado sector de la audiencia, pero que sin embargo han merecido la simpatía de innumerables seguidores.

El cómic que hoy nos ocupa es la adaptación de un relato que Gaiman publicó originalmente en 1999. Más que de un cuento, deberíamos hablar de una novela breve ‒una novella, como dicen los anglosajones‒, ilustrada en aquella primera versión por Yoshitaka Amano.

Los Cazadores de Sueños traslada la influencia del Rey de los Sueños al Japón feudal, a través de una historia de amor y venganza. En su momento, ganó el premio Bram Stoker a la mejor narración ilustrada, lo cual no ha de sorprendernos, dado que se trata de una historia inteligente, muy atractiva, llena de giros inesperados.

Los protagonistas son un abnegado monje budista y una kitsuné que se enamora de él. El kitsuné, en el folclore japonés, es un espíritu con forma de zorro, cuyas cualidades mágicas le permiten ejercer una labor protectora sobre campos y bosques. También posee el don de transformarse una bella mujer, que además puede ejercer su papel como amante o guardiana.

Este romance sobrenatural también cuenta con un villano, un onmyōji, alto oficial de la junta de adivinación, con espíritus y demonios a su servicio.

A la hora de hilvanar este relato, Gaiman dijo haberse inspirado en el trabajo de la escritora y traductora Yei Theodora Ozaki (1871-1932), hija del matrimonio formado por el Barón Ozaki, un noble japonés atraído por Occidente, y Bathia Catherine Morrison.

El libro más conocido de esta autora, Japanese Fairy Tales (1908), es una clásica recopilación de cuentos de hadas nipones. Uno de ellos, supuestamente, sirvió de base en la elaboración de Los Cazadores de Sueños. En realidad, Gaiman es más original de lo que quiso hacernos creer: esta es una invención de cosecha propia, inspirada en uno de los cuentos que aparecen en el libro Liaozhai Zhiyi, del chino Pu Songling, traducido en 1880 al inglés como Strange Stories from a Chinese Studio (en versión de Herbert A. Giles).

En 2007, con ocasión del vigésimo aniversario de SandmanNeil Gaiman anunció que P. Craig Russell realizaría esta adaptación. El resultado es, a todas luces, magnífico, y no debe faltar en la biblioteca de ningún seguidor de Morfeo.

Sinopsis

Después de adaptar con éxito la novela Coraline, el artista P. Craig Russell (FábulasLucifer) vuelve al universo narrativo de Neil Gaiman con Sandman: Los cazadores de sueños, versión fiel de un relato escrito por el creador de Sandman en 1999. Ambientado en el Japón feudal, narra la historia de amor entre un espíritu zorro y un monje budista.

Cuando el zorro descubre una conspiración para atrapar al monje en el interior de un sueño, se sacrifica y toma el lugar de su amado. Enternecido por la acción del espíritu, el monje emprende un viaje al reino de Morfeo con la intención de liberar al zorro cautivo. Espléndidamente escrita y soberbiamente dibujada, esta obra sumerge al lector en el universo creativo de dos autores extraordinarios.

Continúa en el siguiente artículo

Artículos relacionados

Violent Cases (1987), de Neil Gaiman y Dave McKean

Orquídea Negra (1988-1989), de Neil Gaiman y Dave McKean

Miracleman (1989-1993), de Neil Gaiman y Mark Buckingham

Sandman: Preludios y nocturnos (1989), de Neil Gaiman, Sam Kieth y Mike Dringenberg

Sandman: La casa de muñecas (1989), de Neil Gaiman, Mike Dringenberg, Chris Bachalo, Michael Zulli y Sam Kieth

Sandman: País de sueños (1990), de Neil Gaiman, Kelley Jones, Charles Vess y Colleen Doran

Sandman: Estación de nieblas (1990-1991), de Neil Gaiman, Kelley Jones, P. Craig Russell y otros

Los libros de la magia (1990-1991), de Neil Gaiman, John Bolton, Scott Hampton, Charles Vess y Paul Johnson

Sandman: Juego a ser tú (1991-1992), de Neil Gaiman, Shawn McManus, Colleen Doran, Bryan Talbot y otros

Sandman: Fábulas y reflejos (1991-1993), de Neil Gaiman, Stan Woch, Dick Giordano, Bryan Talbot y otros

Sandman: Vidas breves (1992-1993), de Neil Gaiman y Jill Thompson

Sandman: El fin de los mundos (1993), de Neil Gaiman, Alec Stevens, Bryan Talbot, John Watkiss y otros

Muerte: El alto coste de la vida (1993), de Neil Gaiman y Chris Bachalo

Sandman: Las benévolas (1994-1995), de Neil Gaiman, Kevin Nowlan, Marc Hempel, Charles Vess y otros

Sandman: El velatorio (1995-1996), de Neil Gaiman, Michael Zulli, Charles Vess, Bryan Talbot y otros

Muerte: Lo mejor de tu vida (1996), de Neil Gaiman, Chris Bachalo y Mark Buckingham

Sandman: Cazadores de sueños (1999), de Neil Gaiman y Yoshitaka Amano

1602 (2003-2004), de Neil Gaiman y Andy Kubert

Criaturas de la noche (2004), de Neil Gaiman y Michael Zulli

Neverwhere (2005), de Neil Gaiman, Mike Carey y Glenn Fabry

Eternos (2006), de Neil Gaiman y John Romita Jr

Sandman: Los Cazadores de Sueños (2008-2009), de Neil Gaiman y P. Craig Russell

Batman: ¿Qué le sucedió al cruzado de la capa? (2009), de Neil Gaiman y Andy Kubert

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © DC Comics, ECC. Reservados todos derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.