Cualia.es

«El tercer kryptoniano» (2007), de Kurt Busiek y Rick Leonardi

Escrito por Kurt Busiek e ilustrado por Rick Leonardi, El tercer kryptoniano (The Third Kryptonian) apareció en el mercado norteamericano dividido en tres entregas, incluidas en la serie regular de Superman (números 668-670).

El núcleo argumental parte de la presencia en la Tierra de un supervillano interestelar, El Subastador, que ya se dio a conocer en «Back in Action» (Action Comics, nº 841-843), aquella extraordinaria peripecia urdida por Busiek, Fabian Nicieza, Len Wein y Gerry Conway.

Entre los objetivos del Subastador –un coleccionista de objetos valiosos y especímenes únicos: por ejemplo, kryptonianos– figura, precisamente, la captura de ese tercer hijo del planeta Krypton al que el título se refiere. Ni que decir tiene que ese malévolo plan confunde extraordinariamente a Superman, a quien no le salen las cuentas. Y es que, aparte de él mismo y de Supergirl, ¿quién puede ser ese tercer superviviente de su planeta natal? (Ya se lo adelanto: no es Krypto, el entrañable superperro que tan buenas tardes me hizo pasar gracias a los tebeos de Novaro).

Entre los participantes en el primer tramo de El tercer kryptoniano, nos encontramos con tres viejos conocidos: Chris Kent –hijo de padres kryptonianos, nacido en la Zona Fantasma–, Batman y Robin. Todos ellos contribuyen a enriquecer una historia razonablemente bien diseñada por Busiek, aunque está claro que tampoco hablamos de una obra maestra.

Quienes hayan seguido las aventuras de Superman durante las dos últimas décadas, estarán más que familiarizados con la idea de los universos paralelos, que tanto juego les ha dado a los creadores de la DC. Recordemos, antes de que llegase el nuevo Universo DC (The New 52), ya disfrutamos de Crisis infinita (2005-2006), escrita por Geoff Johns tomando como referencia Crisis en Tierras Infinitas (1985-1986), una serie que modificó substancialmente el escenario, y nos dejó sorpresas como ese Superman alternativo que provenía del planeta Tierra-2.

En todo caso, el censo de nativos de Krypton ya no es tan exiguo como antes de que salieran de imprenta series como la de Johns. Así, figuras como Power Girl, K3, Chris Kent, los pobladores de la ciudad de Argo y los criminales de la Zona Fantasma –¿quién no los recuerda en la película Superman 2, de Richard Lester?– han ido sumándose a un exilio que, felizmente, aún puede dar muchas alegrías a los lectores.

Rick Leonardi no es un dibujante tan poderoso como Gary Frank –a mi modo de ver, uno de los que mejor han entendido últimamente a nuestro superhéroe–. No obstante, su prestigio está más que justificado, y en este caso, alcanza con sus lápices el mismo nivel que le dio fama al dotar a Spiderman de su nuevo uniforme negro.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.