Cualia.es

«Estudio en esmeralda» (2018), de Neil Gaiman y Rafael Albuquerque

Aunque el guión de Estudio en esmeralda deslumbrará a los seguidores de Gaiman, hay que reconocer que su verdadero autor es el dibujante Rafael Albuquerque. Hace años que este brasileño de Porto Alegre se abrió camino en el cómic estadounidense gracias a su acercamiento a personajes como Batman, Animal Man o Batgirl. Responsable de Mondo Urbano (2010), Eight (2015) y Huck (2015), entre otras obras, Albuquerque alcanzó una merecida notoriedad a partir de su colaboración con Stephen King en American Vampire (2010).

El trazo fluido y expresivo de este dibujante le va de perlas al delirio victoriano que nos ocupa: una inteligente combinación entre el mundo detectivesco de Sherlok Holmes y las pesadillas arcaicas y malsanas de H. P. Lovecraft.

Tal y como está plasmado en viñetas, Estudio en esmeralda deja muy clara la premisa de Gaiman: aunque son Sherlock y Watson quienes dominan esta historia, la sociedad alternativa en la que viven no es el Londres reimaginado por Conan Doyle, sino una capital donde también habitan esas criaturas y deidades que nos resultan familiares gracias a los mitos de Cthulhu.

Que quede claro: Albuquerque, ayudado por el guionista Rafael Scavone y el colorista Dave Stewart, sigue punto por punto el relato original en el cual se basa. El propio Gaiman narró el origen de ese cuento en el libro donde éste se incluye, Objetos frágiles (Fragile Things, 2006).

En un principio, lo escribió para incluirlo en la antología Sombras sobre Baker Steet (Shadows Over Baker Street, 2003), editada por su amigo Michael Reaves ‒coguionista de Gárgolas (Gargoyles, 1994-1997) y de Batman: La serie animada (Batman: The Animated Series, 1992-1995)‒ en colaboración con John Pelan.

Aunque en la citada antología también encontramos relatos de Brian Stableford y Poppy Z. Brite, el cuento de Gaiman es el que ha merecido una mayor popularidad, y asimismo, los elogios más encendidos por parte de la crítica (No olvidemos que ganó el premio Hugo en 2004).

Encajar a Holmes en el mundo de Lovecraft fue un reto interesante para el escritor. «De niño ‒nos dice en Objetos frágiles‒ me encantaban los cuentos de Philip José Farmer sobre la familia Wold Newton. Docenas de ilustres personajes ficticios cobraban vida en aquellas historias para integrarse en un mundo perfectamente coherente. Además, había disfrutado como un enano viendo cómo Kim Newman y Alan Moore creaban sus propios mundos Wold Newton en El año de Drácula y La liga de los hombres extraordinarios, respectivamente. Parecía divertido, y me preguntaba si no podría intentar algo parecido».

La respuesta a esa duda ya la conocemos. Gaiman escribió un magnífico cuento, que años después, gracias al empeño de Albuquerque, se convirtió en este cómic destinado a los incondicionales del autor de Sandman y también a la legión de admiradores del detective de Baker Street.

Sinopsis

Esta historia de misterio sobrenatural ambientada en el mundo de Sherlock Holmes y de los lovecraftianos mitos de Cthulhu está protagonizada por un brillante detective y su ayudante mientras intentan resolver un espantoso asesinato. La compleja investigación lleva a los investigadores de Baker Street desde las barriadas de Whitechapel hasta el palacio de la Reina en busca de respuestas a este extraño asesinato de terror cósmico.

Rafael Albuquerque, dibujante ganador de un Premio Eisner, adapta en esta novela gráfica la obra de Neil Gaiman, el escritor superventas ganador de los premios Hugo, Bram Stoker, Locus, World Fantasy y Nebula.

Neil Gaiman ha alcanzado la fama como autor de libros, novelas gráficas, relatos cortos y películas para públicos de todas las edades.

Entre sus títulos más notables se hallan The Sandman, el innovador cómic que alcanzó el primer puesto en la lista de los libros más vendidos de The New York Times, y que fue merecedor de nueve Premios Eisner y del World Fantasy Award en la categoría de Mejor historia corta; El libro del cementerio, primera obra en ganar a un tiempo la medalla Newberry y la medalla Carnegie; American Gods, adaptada a la pequeña pantalla en Estados Unidos; y El océano al final del camino, que en 2013 ganó el National Book Award al Libro del Año en Gran Bretaña.

Nacido en Gran Bretaña, Neil reside actualmente en EE. UU. con su esposa, la escritora y vocalista Amanda Palmer, y junto al hijo que tienen en común, Anthony.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Planet Cómic. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.