Cualia.es

«Superman: ¿Qué fue del hombre del mañana?» (1986), de Alan Moore

Alan Moore es un tipo audaz. Siempre lo ha sido. De hecho, al aproximarse a un territorio narrativo que empezaba a ser un espacio tranquilizador y domesticado –me refiero al cómic de superhéroes de los primeros ochenta–, Moore decidió que era la hora de –metafóricamente– sacar el cuchillo y ser implacable. A esa valentía del guionista debemos alguna que otra obra maestra. Por ejemplo, ésta que hoy les traemos.

Acercarse a esta antología de aventuras de Superman escritas por Moore significa romper con la rutina y descubrir facetas inusitadas e inquietantes del kryptoniano. Obviamente, el relato de mayor envergadura es ¿Qué fue del hombre del mañana? («Superman: Whatever Happened to the Man of Tomorrow?», Superman vol. 1, 423, septiembre de 1986).

Dibujado por Curt Swan con el apoyo de dos entintadores de primera, George Pérez y Kurt Schaffenberger, este sensacional tebeo vino a ser el colofón de la carrera de Julius Schwartz, a punto de retirarse como editor de Superman.

Moore plantea su relato como un punto final de la línea marcada en la Edad de Plata del personaje, antes de que todo el escenario fuera removido tras la Crisis en Tierras Infinitas y la llegada de John Byrne a la misma cabecera.

Como saben los seguidores del kryptoniano, Moore hace aquí una apuesta segura. Estamos en 1997, han pasado diez años desde la extraña desaparición de Superman, y Lois Lane relata sus últimos recuerdos a Tim Crane, un reportero del Daily Planet.

El periodista va conociendo algunas claves de ese misterio, pero sólo el lector las descubre en su totalidad.

La trama culmina en una revelación que se plantea en la última viñeta.

El guionista británico da lo mejor de sí mismo, y con un grado de dramatismo insólito, consigue cuadrar el círculo, respetando el canon DC con todos sus detalles esenciales, y al mismo tiempo, entregándonos una elegía sumamente personal, aplaudida de forma unánime por crítica y público.

El talento de Moore se revela en otros dos relatos, Para el hombre que lo tiene todo… («For the Man Who Has Everything», Superman Annual nº 11, 1985), donde coincide con su compañero en WatchmenDave Gibbons, y Los confines de la jungla («The Jungle Line», DC Comics Presents nº 85, septiembre de 1985), un provocador crossover con la Cosa del Pantano, ilustrado por su amigo Rick Veitch y entintado –ahí es nada– por el maestro Al Williamson.

Para los fans de Moore, cabe añadir que algunos asuntos abordados en estas aventuras de Superman –bajo un prisma moral y político– reaparecen en el pastiche Supreme, que creó en los noventa junto a Rob Liefeld. Dicen los malpensados que el escritor inglés se sentía muy decepcionado con el trabajo de John Byrne al frente de la serie, y que por ello decidió tomarse esta venganza poética.

Continúa en el siguiente artículo

Sinopsis

A mediados de los ochenta, el joven Alan Moore recibió el encargo de escribir la última historia del Hombre de Acero, pero lo aceptó a su manera: amenazando al venerable editor Julius Schwartz con matarle si no se lo asignaba. Era el epílogo a la versión clásica del personaje, ¿Qué fue del Hombre del Mañana?, y se publicó en los núms. 423 de Superman y 583 de Action Comics. No es lo único que recopila este volumen: también contiene el Annual 11 de Superman (Para el hombre que lo tiene todo…) y la aventura con la Cosa del Pantano del núm. 85 de DC Comics Presents (Los confines de la jungla). Una trilogía imprescindible para todo seguidor de Superman, de Moore o de ambos iconos del cómic.

Artículos relacionados

Capitán Britania (1981), de Alan Moore, Jamie Delano y Alan Davis

V de Vendetta (1982-1989), de Alan Moore y David Lloyd

V de Vendetta (2005), de James McTeigue

D.R. & Quinch (1983-1987), de Alan Moore y Alan Davis

La Cosa del Pantano (1984-1987), de Alan Moore

El monstruo (1984), de Alan Moore y John Wagner

Superman: ¿Qué fue del Hombre del Mañana? (1986), de Alan Moore

Capitán Marvel (1939-1953), Marvelman (1954-1963) y Miracleman (1982-1984)

Miracleman, de Alan Moore y Alan Davis (Eclipse, 1985-1986)

Miracleman, de Alan Moore, Rick Veitch y John Totleben (Eclipse, 1986-1989)

Miracleman, de Neil Gaiman y Mark Buckingham (Eclipse, 1989-1993)

Watchmen (1986-1987), de Alan Moore y Dave Gibbons

La broma asesina (1988), de Alan Moore y Brian Bolland

From Hell (1991-1998), de Alan Moore y Eddie Campbell

La Liga de los Caballeros Extraordinarios (1999-2007), de Alan Moore y Kevin O’Neill

The League of Extraordinary Gentlemen: Dossier Negro (2007), de Alan Moore y Kevin O’Neill

Nemo: Heart of Ice (2013), de Alan Moore y Kevin O’Neill

Neonomicon (2010-2011), de Alan Moore y Jacen Burrows

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © DC Comics, ECC Ediciones. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.