Cualia.es

Crítica: «Puñales por la espalda» (Rian Johnson, 2019)

Al igual que sucede con el cine de aventuras puro y duro (sin mezcla de ciencia-ficción o fantasía videojueguil), el género de misterio a lo Agatha Christie no pasa por un buen momento en cuanto a popularidad. Tras el batacazo de la última versión de Asesinato en el Orient Express (Kenneth Branagh, 2017), poca gente se atrevería a rodar otra historia de ese estilo, ni siquiera en formato paródico. Pero siempre hay valientes, como demuestra Puñales en la espalda (Knives Out)

En este subgénero, junto a la investigación detectivesca, siempre han despuntado el humor negro y la sorna británica, con personajes (generalmente de la alta sociedad) que descubren sus rencillas y mezquindades. Por lo demás, la línea que separa al detective del cotilla es delgadísima, y eso siempre gusta a determinado público.

En Puñales por la espalda parece que vamos a asistir de nuevo a algo similar, y así es, pero con una vuelta de tuerca. O más de una, pues queda clara la intención de aportar algo de frescura y sorpresa, y de paso, añadir una divertida dosis de crítica social, poco sutil pero muy a la orden del día.

El film está repleto de personajes pintorescos, interpretados por un reparto coral en el que destacan actores tan carismáticos como Jamie Lee Curtis o Don Johnson (quienes están viviendo un sanísimo resurgimiento en esta etapa madura de su carrera), por no hablar del inmortal Christopher Plummer. Asimismo, aparece como teórica estrella principal Daniel Craig, pero la verdadera protagonista del film, para sorpresa de todos, es la cubana Ana de Armas.

La actriz, que comenzó su meteórica carrera en España, demuestra aquí ser algo más que una cara bonita. De hecho, lleva a buen puerto el papel más completo de la película,  estableciendo una buena química con Christopher Plummer y luciéndose en momentos de alto suspense hitchcockiano.

Atención a los ingredientes del film: un célebre escritor millonario muerto, la posibilidad de un asesinato, unos parientes-buitre que se disputan la herencia, una mansión y un detective algo extravagante (Daniel Craig, con un acento sureño voluntariamente caricaturesco). En la propia película se comenta que el lugar parece un tablero de Cluedo. Era inevitable que los responsables del film ofrecieran una nueva perspectiva, si no abiertamente revisionista, al menos sí algo distinta a lo acostumbrado, haciendo que el detective sea un personaje prácticamente secundario y que sepamos, casi desde el principio, lo que sucedió la noche de la muerte del escritor.

Durante gran parte del metraje, el film se transforma en una comedia llena de suspense muy efectivo, si bien determinados giros de guión provocan que dicha intriga se evapore al comenzar el tercer acto.

Por otro lado, los excéntricos personajes que se nos presentan al comienzo (incluyendo un niño ultra y troll de internet, interpretado por Jaeden Martell) no están demasiado explotados, y resultan más ornamentales que esenciales para el desarrollo de la trama. Más que como individuos, funcionan como un grupo que representa la sociedad USA (o por extensión, la sociedad del primer mundo).

Da la sensación de que se ha quedado una gran parte de metraje interesante en la sala de montaje, dejando a medio gas lo que es, de todos modos, una estimable comedia negra.

Sinopsis

Cuando el renombrado novelista de misterio Harlan Thrombey (Christopher Plummer) es encontrado muerto en su mansión justo después de su 85 cumpleaños, el inquisitivo y cortés detective Benoit Blanc (Daniel Craig) es misteriosamente reclutado para investigar. Entre la familia disfuncional de Harlan y su devoto personal, Blanc se mueve entre una red de pistas falsas y mentiras interesadas para tratar de descubrir la verdad tras la prematura muerte de Harlan.

El aclamado guionista y director Rian Johnson (Star Wars: Los últimos Jedi, Looper, Brick) rinde tributo a la gran dama del misterio Agatha Christie en Puñales por la espalda (Knives Out), una divertida puesta al día de las historias de crimen y misterio donde todo el mundo es sospechoso. Con un reparto estelar que incluye a Daniel Craig (La suerte de los Logan, Spectre, Skyfall), Chris Evans (Vengadores: Endgame, Snowpiercer, Capitán América: El primer vengador), Ana de Armas (Blade Runner 2049, Juego de armas, Knock, knock), Jamie Lee Curtis (La noche de Halloween, New Girl [TV], Otra vez tú), Don Johnson (Django desencadenado, Machete, Corrupción en Miami [TV]), Michael Shannon (12 valientes, La forma del agua, Take Shelter), Toni Collette (Hereditary, Pequeña Miss Sunshine, La boda de Muriel), LaKeith Stanfield (Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte, Atlanta [TV], Death Note), Katherine Langford (Por trece razones [TV], Con amor, Simon), Jaeden Martell (It, Midnight Special, St. Vincent) y el veterano Christopher Plummer (Beginners (Principiantes), El dilema, Star Trek VI: Aquel país desconocido), Puñales por la espalda (Knives Out) es una ingeniosa y elegante historia de misterio que garantiza mantener al público conjeturando hasta el final.

Rian Johnson admite que no cabía en sí de alegría cuando supo que contaba con el actor Christopher Plummer, de 89 años, cuya carrera única en su especie empezó en la década de 1950 e incluye clásicos como Sonrisas y lágrimas y El hombre que pudo reinar. «Una de mis películas favoritas de todos los tiempos es El hombre que pudo reinar, así que para mí fue algo increíble poder trabajar con Christopher Plummer«, aporta Johnson sobre la experiencia de trabajar con la leyenda viva. «Necesitábamos a alguien de su enorme talla para interpretar a ese patriarca, pero Christopher aporta más aún».

Daniel Craig, especialmente conocido por su trabajo en las películas de James Bond (Casino Royale, Quantum of Solace, Spectre, Skyfall), interpreta aquí a un tipo de agente del orden muy diferente, Benoit Blanc, el detective privado de fama mundial y decididamente extravagante. Aquí, la estrella británica, admirada desde hace tiempo por su cruda intensidad, se revela como un refinado investigador sureño que logra desconcertar lo suficiente a cada uno de los miembros de la familia Thrombey (Plummer) como para que las piezas del complejo puzle que rodea la muerte de Harlan Thrombey vayan encajando.

Una vez se encontraba en el set de rodaje y ya caracterizado, Craig recuerda que el personaje de Benoit Blanc no tardaría en cobrar vida; con la ventaja añadida de contar con tantos actores de gran talento con los que trabajar en cada escena. «Todos y cada uno de los actores de este proyecto estuvieron geniales», afirma Craig. «Fue todo un gustazo. Todos dieron lo mejor de sí mismos, y cuando eso sucede hay cierto espíritu competitivo sano, como debería ser en cualquier rodaje. Todos estaban disfrutando de lo lindo con sus respectivos papeles, pero también nos lo tomamos completamente en serio».

El mérito de esa mezcla es de Johnson, en opinión de Craig. «A Rian se le da muy bien administrar la energía del rodaje. Está increíblemente bien preparado y, como guionista, sabe exactamente lo que quiere de cada persona. Pero además no es un director entrometido. Entendió que tenía que haber cierta picardía en el aire. Y creo que los espectadores podrán percibir cómo animó a los actores a disfrutar con sus interpretaciones».

Craig suavizó y profundizó su acento de Tennessee, y también se documentó en profundidad sobre la historia de los detectives del cine como preparación para el papel. Pero, fundamentalmente, el actor se dejó llevar por lo que Johnson había escrito en el guion. «Me crie viendo películas de Agatha Christie. También me encanta La trampa de la muerte, con Michael Caine y Christopher Reeve, esa clase de obras de cámara en las que todo se desarrolla en una única ubicación», explica Craig. «Pero Rian le da además un aire nuevo y rompedor que me resulta muy moderno y sumamente divertido».

Linda Drysdale, de soltera Thrombey, hija mayor de Harlan, es digna hija de su padre. Es una decidida mujer de negocios hecha a sí misma, que tiene mucho en común con su difunto padre. Y desde el primer momento (¿y tal vez sospechosamente?), se resiste a la repentina intromisión de Blanc en los asuntos de su familia.

Se encarga de interpretar a Linda Jamie Lee Curtis, la emblemática estrella de la longeva franquicia de Halloween, y de éxitos tan alabados como Entre pillos anda el juego, Mentiras arriesgadas (por el que recibió un Globo de Oro), Ponte en mi lugar, y la atrevida comedia coral de finales de los 80 Un pez llamado Wanda. «Lo que me atrajo de Puñales por la espalda (Knives Out) es sencillamente que parecía inteligente, aguda y divertida», recuerda Curtis sobre su reacción inicial al guion. «Es una comedia familiar perfectamente disfuncional porque hay personajes de todas las generaciones. Creo que es una de esas películas que serán muy divertidas de ver con tu propia familia disfuncional».

«Jamie es un verdadero torbellino», opina Johnson sobre su decisión de ofrecerle el papel a Curtis. «Puesto que Linda es la hija mayor, fue una verdadera suerte contar con Jamie para dotarla de esa clase de cualidad de liderazgo. Al mismo tiempo, es graciosa, cariñosa y sumamente inteligente… todos ellos ingredientes necesarios para este personaje, y creo que todo eso puede percibirse en la pantalla».

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Media Rights Capital, T-Street, Lionsgate, eOne Spain. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario", "La diligencia. El libro del 80 aniversario" y "El universo de Howard Hawks".