Cualia.es

«Wonder Woman: Agallas» (2012), de Brian Azzarello y Cliff Chiang

La mayoría de testimonios nos lo confirma: esta de Chiang y Azzarello (Wonder Woman vol. 4, nº 7-12, marzo-agosto de 2012) es una de las visiones más imaginativas, modernas y también profundas que los seguidores de Wonder Woman han recibido de la legendaria superheroína.

Al equipo titular de creadores habría que añadir al colorista Matthew Wilson, responsable de la potente textura de este cómic, cuyo principal mérito, entre otros, viene a ser que balancea de forma excelente el pasado y el porvenir del personaje. En este caso, el bagaje clásico, que viene a ser el panteón de los mitos griegos, se adorna con elementos pop que apartan el culto a los antepasados y se anclan en el bastión posmoderno, con referencias cruzadas, guiños meta-narrativos y otros recursos propios de nuestra época.

Si tenemos en cuenta que el personaje ya sopló hace tiempo sus 80 velas, nos resultará más relevante el mérito de Azzarello, que reinterpreta a la Mujer Maravilla con todas las contradicciones y la madurez ‒pero ojo: sin la oscuridad‒ que los modernos héroes han ido adquiriendo en los últimos años.

Wonder Woman es propaganda psicológica para el nuevo tipo de mujer que, en mi opinión, debería dominar el mundo». La frase se debe, precisamente, a un psicólogo profesional, William Moulton Marston, el creador de esta poderosa amazona que emprendió su andadura en las páginas de All Star Comics, en diciembre de 1941, cuando nadie discutía el dominio patriarcal en los tebeos de superhéroes.

El mundo ha cambiado mucho desde que Marston inventó a la Princesa Diana, y aunque sus superpoderes no han perdido interés, el toque kitsch del personaje hubiera tenido fecha de caducidad de no haber sido por guionistas empeñados en renovar su universo.

En este sentido, creo que Azzarello fue fiel a los propósitos de Marston ‒véanse las dotes de liderazgo que posee Wonder Woman‒, pero sobre todo, pienso que entendió cuál es el punto más atractivo de Diana para el lector actual: la ambigüedad implícita que conlleva su existencia entre dos mundos, el del mito y el de la realidad.

La renovada Diana de Azzarello es hija de Zeus y de la reina Hipólita, y a pesar de su condición extraterrestre o sobrenatural, ha aprendido a manejarse con soltura entre mortales y semidioses. De hecho, ¿hay algo más profundamente humano que ese panteón olímpico que aquí traza el guionista?

De hecho, aunque se trata de dos productos alejados en muchos conceptos, uno puede leer esta Wonder Woman recordando ciertas premisas que en su momento defendió la teleserie Xena, la princesa guerrera, pero también asumiendo que Azzarello ha hecho sus deberes leyendo los ensayos de Robert Graves.

Editado desde septiembre de 2011, como parte de la línea editorial de Los Nuevos 52, este relanzamiento  de la Mujer Maravilla fue un éxito narrativo en toda regla, y aún consigue que los lectores queden seducidos por una amazona irreductible y desafiante, que lucha en todo momento por asumir su poderosa identidad.

Sinopsis

Desde las entrañas del Inframundo a las alturas del mismísimo Olimpo,Wonder Woman: Agallas es un relato épico, truculento y glorioso realizado por Brian Azzarello Cliff Chiang, el aplaudido equipo creativo de Wonder Woman: Sangre. ¡El éxito de ventas del New York Times regresa para llevar a Wonder Woman a un viaje de ida y vuelta al Infierno!

EDICIÓN ORIGINAL: Wonder Woman núms. 7 a 12 USA || FECHA PUBLICACIÓN EN ESPAÑA: Noviembre de 2015 || GUIÓN: Brian Azzarello || DIBUJO: Cliff Chiang, Kano, Tony Akins.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © DC Comics, ECC. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.