Cualia.es

«Marvel Team-Up» (1972)

A partir de marzo de 1972, la Casa de las Ideas emprendió el lanzamiento regular de la serie Marvel Team-Up, y lo hizo bajo una premisa tan sencilla como atractiva: en cada línea argumental participarían dos o más personajes Marvel.

En cierto modo, la riqueza y consistencia de este proyecto sería imposible de explicar sin una lectura total de aquella primera serie –150 números, editados entre marzo de 1972 y febrero de 1985– y de las dos que prolongaron el proyecto original –once números, impresos entre septiembre de 1997 y julio de 1998, y otro ciclo posterior, distribuido a partir de enero de 2005–. Sería imposible, decía, porque en Marvel Team-Up se cotiza buena parte del panteón Marvel, destilando en cada entrega el peligro, la magia, la aventura y el humor que resumen el encanto de esta imprescindible editorial.

Afortunadamente, gracias a la reedición de la serie inaugural, pudimos redescubrir que en las viñetas de Marvel Team-Up todavía flota esa inocencia que, con el paso de los años, ha ido desapareciendo del mundo del cómic.

Nos cuesta admitir, ay, que Alan Moore y otros forofos de la desmitificación lograron que esa frescura juvenil se desprendiera de los tebeos como si fuera una gota de mercurio. Por eso mismo, es un verdadero placer reencontrarse con héroes que no están vencidos por el peso abrumador de las circunstancias. Héroes que protagonizan aventuras breves pero asombrosas, y que además no han sufrido el zarpazo del tiempo.

Para que se hagan una idea, en estos tebeos podía uno encontrarse con Spiderman y la Antorcha Humana aliándose contra el vampiro Morbius, al trepamuros y Daredevil luchando contra Electro, o incluso a Spidey Mary Jane Watson (convertida en Red Sonja) enfrentados al mago Kulan Gath.

Dicho de otro modo, la idea consistía en crear alianzas inesperadas y llevarlas al extremo. Hay varios episodios que me sirven de ejemplo perfecto (aún pueden encontrarlos recopilados en ediciones de Panini). El primero, Un niño espera (Marvel Team-Up nº 88, diciembre de 1979) cuenta con guión de Chris Claremont y dibujo de Sal Buscema, y nos presenta a Spiderman y a la Chica Invisible enfrentados a los gángsters de Nueva York.

Otra aventura firmada por el maestro Claremont es ¡Tiroteo en la pista central! (Marvel Team-Up nº 89, enero de 1980), con dibujo de Michael Nasser y Rich Buckler. En este caso, el trepamuros cuenta con un aliado tan dinámico como el Rondador Nocturno.

En adelante, cambia el tercio, y nos acercamos al género del terror. Con guión de Steven Grant y dibujo de Pat Broderick¡Feria de almas! (Marvel Team-Up nº 91, marzo de 1980) sitúa al Motorista Fantasma en el camino del lanzarredes. Juntos protagonizan una de las peripecias más vigorosas de esta entrega.

Otro malvado que vaga por la oscuridad, Mr. Miedo, sirve de eje a otro relato de Grant, dibujado esta vez por el gran Carmine Infantino¡Miedo! (Marvel Team-Up nº 92, abril de 1980). ¿Y quién ayuda esta vez a Spidey? Pues nada menos que Ojo de Halcón, un personaje cuyo carisma no siempre ha sido reconocido por los editores de Marvel.

Terminamos con toda una delicia, ¡Pobres y ricos! (Marvel Team-Up nº 93, mayo de 1980), escrita por Grant e ilustrada por Tom Sutton y Gene Colan. En este caso, da colorido a la historia todo un icono del género: el Hombre Lobo.

Como ven, cualquier entrega de esta cabecera aseguraba un buen número de sorpresas. Sin duda, Marvel Team-Up sella con su marca toda una etapa del cómic de superhéroes. Al fin y al cabo, lo que fundamentalmente agradecemos en la serie es la presencia de ese sinfín de personajes que, número a número, fueron probando la densidad mitológica del universo Marvel.

Continuidad de la serie

Marvel Team-Up: marzo de 1972-febrero de 1985

Spider-Man Team-Up: diciembre de 1995-junio de 1997

Marvel Team-Up (vol. 2): septiembre de 1997-julio de 1998

Marvel Team-Up (vol. 3): enero de 2005-diciembre de 2006

Marvel Team-Up (vol. 4): junio de 2019-actualidad

Copyright del artículo © Guzmán Urrero Peña. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Marvel Comics, Panini Cómics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.