Cualia.es

«Green Lantern», de Alan Moore, Neil Gaiman y Larry Niven

Quizá ha llegado ya el momento –dada su edad y su longevidad– la hora de tomarnos en serio a Green Lantern. Casi tan en serio como a otros veteranos paladines del Universo DC: Batman y Superman. Y aunque es cierto que Linterna Verde no gana en fama y peso cultural a estos dos compañeros de fatigas, el brillo de guionistas como los que hoy nos ocupan le anima a uno a subrayar su importancia en el panteón de los superhéroes.

Lo mejor será dejarnos de peroratas y citar tres apellidos: Gaiman, Moore y Niven. Con eso está todo dicho. O casi.

Sin prescindir de los elementos propios del personaje, puede considerarse la historieta de Gaiman como un respetuoso tributo a la faceta sobrenatural de los cómics DC. De hecho, Green Lantern/Superman: Legend of the Green Flame iba a aparecer en las páginas de Action Comics Weekly allá por 1989, pero quiso la casualidad que no llegase a la imprenta. Bueno, la casualidad y una orden editorial según la cual no debían publicarse aventuras en las que –como es el caso– Hal Jordan conociera la identidad secreta del Hombre de Acero.

Tuvo que llegar 2000 para que, una vez olvidada esa directiva, dicho guión fuera convertido en historieta. De una forma atípica, eso sí, dado que se fueron turnando en sus páginas dibujantes tan diferentes en estilo y personalidad como Kevin Nowlan, Mark Buckingham, Jim Aparo y John Totleben.

A partir de un argumento escrito por el novelista Larry Niven, cuyo nombre pronuncian con gran respeto los aficionados a la ciencia-ficción, John Byrne desarrolló en 1992 el segundo relato que nos interesa: La historia de Ganthet. Como su título indica, está protagonizada por Jordan y por Ganthet, el más popular de los Guardianes del Universo.

Entre las virtudes de este cómic, y por no aburrirles con una enumeración de los talentos de Byrne, destacaré el modo sutil con el que despliega la mitología de los Lanterns y la relaciona con las leyendas de la antigua Irlanda.

Bajo la firma de Alan Moore, disponemos de tres relatos protagonizados por Linterna Verde. Aparecieron entre 1985 y 1987, y fueron dibujados por Dave Gibbons, Kevin O’Neill y Bill Willingham. Se me antoja difícil elegir una manera mejor de explorar el universo de Linterna Verde: con humor, exuberancia y un puntilloso conocimiento de la materia.

En suma, ya ven que la elección de estos tres autores revela en qué medida la épica y el misterio de las aventuras de Hal Jordan y los Green Lantern Corps pueden resultar fascinantes cuando en su trastienda trabaja un autor de talento.

Sinopsis

Planeta DeAgostini Cómics os ofrece en este volumen una antología de historias autoconclusivas realizadas por grandes autores del cómic estadounidense. Se trata de La leyenda de la llama verde (Legend of the Green Flame), coprotagonizada por Superman y escrita por Neil Gaiman (Sandman); La historia de Ganthet (Ganthet’s Tale), dibujada por John Byrne (Las aventuras de Superman) según argumento de Larry Niven; y una selección de relatos del Cuerpo de Green Lanterns escritos por el mismísimo Alan Moore (Watchmen) que incluyen el debut de Mogo y el episodio que inspiró La noche más oscura.

Los héroes de la editorial DC Comics, escribe David Hernando, «abordan sus historias desde diversos conceptos, como paz o justicia, pero arraigados a alguno de los miedos que nos han perseguido desde siempre. Sin embargo, si hay un personaje de DC Comics que esté relacionado con el miedo en su concepto más genérico y primario, ese es sin lugar a dudas Green Lantern. La primera encarnación de este héroe apareció en 1940 como Alan Scott, pero la versión que más ha arraigado es la de los años 60 con Hal Jordan. Este último fue una actualización del concepto original (básicamente, un superhéroe cuyo poder procedía de un anillo verde) para atraer nuevos lectores y, al mismo tiempo, dar rienda suelta a una nueva pléyade de personajes, lugares y circunstancias que crean una mitología propia en torno al anillo. Es a raíz de esta versión que el concepto de Green Lantern conocido hoy día se expande. A partir de ese momento nacen también personajes como los Guardianes de la Galaxia, los Green Lantern Corps, Sinestro, Carol Ferris, Kilowog, Hector Hammond y tantos otros hoy día imprescindibles del Universo DC».

«Geoff Johns e Ivan Reis –continúa Hernando– actualizan el origen de Hal Jordan como Green Lantern y lo hacen enfatizando no solo su carácter, muy distinto a lo que las identidades civiles de superhéroes nos tienen acostumbrados, sino también todo lo que el concepto de Green Lantern conlleva consigo mismo. Conscientes de lo que el personaje ha desarrollado desde los años 60 hasta ahora, los autores se permiten integrarlo todo desde el principio, creando así un punto de partida perfecto. Johns y Reis ofrecen su punto de vista del viaje de iniciación de Hal Jordan, quien se enfrenta a peligros en el lejano planeta Oa o incluso en su propio planeta natal. Es en estos primeros pasos que le convertirán en el mejor Green Lantern de todos que el personaje se encontrará frente a frente con algunos de sus miedos más profundos, uno de ellos desvelado en las primeras páginas con clara referencia a traumas paternos de todo héroe que se precie».

«Desde que el moribundo alienígena Abin Sur le cedió el anillo de poder que le convertía en Green Lantern –escribe Hernando–, Jordan se ha enfrentado a innumerables amenazas y ha formado parte de la Liga de la Justicia, el mayor equipo de superhéroes del planeta. Pero también ha vivido momentos para olvidar. (…) Hal Jordan dejó de ser el mejor Green Lantern de todos en una de las épocas más oscuras que se recuerdan. Con el tiempo, el personaje pudo redimirse y sacrificarse por la Tierra cuando el planeta se enfrentaba a lo que parecía su noche final. (…) Así fue como en 2005 el autor Geoff Johns recuperó al personaje en la saga denominada muy explícitamente Renacimiento«.

«Green Lantern –escribe Fran San Rafael– ha contado con grandes autores a lo largo de su dilatada trayectoria: Gil Kane, Neal Adams, Dennis O’Neil, Len Wein, Steve Englehart, Joe Staton o, en tiempos más recientes, Geoff Johns, Ivan Reis o Ethan Van Sciver. En este volumen, podemos leer historias de creadores de mucho peso específico en la industria estadounidense que solo han abordado al personaje en ocasiones puntuales que, como es habitual, encandilaron a sus muchos seguidores».

«El primero –añade– de ellos es Neil Gaiman, inspiradísimo creador de The Sandman que, en esta ocasión, nos ofrece Green Lantern/Superman: Legend of the Green Flame. (…) Por otro lado, a pesar de haber trabajado en uno u otro momento con la mayoría de los personajes más importantes de Estados Unidos, John Byrne no hincó el diente a Green Lantern hasta 1992, año en que se publicó Ganthet’s Tale, una novela gráfica basada en un argumento escrito por Larry Niven, reputado novelista de ciencia ficción y creador de la saga Mundo anillo. (…) Con perdón de los anteriores, si en el cómic contemporáneo existe un nombre que de inmediato es sinónimo de calidad y originalidad, es el de Alan Moore, el responsable de escribir los tres relatos breves que cierran este volumen y que vieron la luz entre 1985 y 1987″.

Ficha editorial

Green Lantern de Alan Moore, Neil Gaiman y Larry Niven

Edición original: Legends of the Green Flame, Ganthet‘s Tale, Green Lantern 188, Tales of the Green Lantern Corps Annual 2, 3 USA

Guión: Alan Moore, Larry Niven, Neil Gaiman

Dibujo: John Totleben, Eric Shanower, Jason Little, Jim Aparo, Kevin Nowlan, Kevin O’Neill, Mark Buckingham, Matt Wagner, Michael Allred

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y nota editorial © DC Comics. Cortesía de Planeta DeAgostini Comics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.