Cualia.es

«Green Lantern: Renacimiento» (2004-2005), de Geoff Johns y Ethan Van Sciver

La lectura de este cómic supondrá una conmoción para los seguidores de Green Lantern. No tanto por sus novedades, sino por el modo en que ajustó los perfiles de la franquicia y los acomodó al gusto actual. El artífice de esa hazaña no es otro que Geoff Johns, cuya habilidad narrativa conocemos de sobra, pero que aquí demuestra por enésima vez los puntos donde era especialmente necesaria.

Todo empieza con un tebeo formidable: las seis entregas de la serie limitada Green Lantern: Renacimiento, escrita por Johns e ilustrada por Ethan Van Sciver. Dicho arco argumental, que salió de imprenta entre octubre de 2004 y mayo de 2005, viene a ser una recapitulación de los personajes y las circunstancias que han configurado el universo de Linterna Verde a lo largo de sesenta años.

Corregir desde dentro los excesos que habían llevado al personaje de Hal Jordan hasta un desenlace cósmico y nada feliz ‒además de indeseado por muchos lectores‒ exigía un ajuste meticuloso. Johns recupera al propio Jordan de su infierno ‒recordemos su última identidad como Parallax‒ con la vista puesta en los paradigmas de la Edad de Plata, y de paso, da una vuelta de tuerca a otros integrantes de los Green Lantern Corps, como Kyle Rayner, John Stewart, Guy Gardner o Kilowog.

Con la misma filosofía, también reformula toda la mitología de los lanterns, deteniéndose en figuras esenciales ‒negativamente hablando‒ como Siniestro, e incorporando en papeles secundarios a buena parte del panteón DC, desde Green Arrow hasta la Liga de la Justicia.

El resultado es soberbio. De hecho, quien haya realizado una exploración arqueológica del personaje, a partir de octubre de 1959 ‒fecha en que el editor Julius Schwartz, el guionista John Broome y el dibujante Gil Kane presentaron al nuevo Linterna Verde‒, valorará en qué medida Johns conoce este repertorio, y sobre todo, cuánto lo respeta.

En esta etapa, que nos permite ver en perspectiva toda esa remodelación de la que estamos hablando, brilla otra virtud. A las excelencias del trabajo de Johns hay que sumar el talento de los dibujantes. Pasemos lista: Ethan Van Sciver es un magnífico artista, con un sobrado carisma, pero no es el único que aparece en estas páginas. Carlos Pacheco también acredita en estas planchas la calidad de su trazo, al igual que Ivan Reis, otro creador con licencia para hacer realidad este ensueño intergaláctico.

Este es uno de esos casos en los que un escritor reimagina un mundo, trabaja como si éste fuera real y pasa la prueba con un sonoro éxito de ventas y de crítica. Viejos personajes, dispuestos de nuevo a conmovernos y a divertirnos, y que además le ayudan a uno a comprender en qué medida estas viñetas, por fantásticas que parezcan, tienen mucho que ver con las emociones que nos asaltan en la vida real.

Nota editorial

En Renacimiento, escribe David Hernando, «Johns recupera Coast City; a la familia de Jordan, secundarios interesantes para las dudas que puedan corroer a nuestro protagonista; a enemigos clásicos con un nuevo enfoque, como el caso de Mano Negra o Hector Hammond; a los Green Lantern Corps, a quienes todo el mundo daba por perdidos, y por supuesto al resto de héroes de DC Comics. Todo ello tiene cabida en los primeros compases de una de las etapas que ha redefinido a Hal Jordan como uno de los personajes más importantes y relevantes del Universo DC».

«Johns –concluye Hernando– consigue hacer suyo un personaje y un universo que crecen exponencialmente tras su paso. El autor engrandece el concepto del Cuerpo de Green Lanterns, lo hace extensible al resto del espectro emocional, crea personajes nuevos sin olvidar los antiguos, a quienes les da nueva forma, y todo ello acompañado por historias épicas con algunos de los dibujantes de superhéroes más reconocidos de nuestro tiempo».

Ivan Reis (1976) nació en Brasil, país donde creció devorando cómics y donde también publicó sus primeras obras. Su debut profesional se produjo a los 14 años gracias a un relato breve sobre vampiros. Dos años después, empezó a colaborar con el estudio de Mauricio de Sousa, un dibujante local especializado en cómics infantiles.

Su salto al mercado estadounidense no se hizo de rogar, y pronto estaba ilustrando la serie Ghost para Dark Horse. Gracias a un estilo que recordaba al de autores consagrados como Alan Davis o Neal Adams, Reis no tardó en trabajar para las dos grandes editoriales americanas. Así pues, en 2000 se ocupó de un episodio de Los invisibles de Grant Morrison que supuso su primer trabajo para DC Comics. En aquella época, también colaboró con Marvel Comics en títulos como Quicksilver o Supernaturals.

En 2003, empezó a centrar sus esfuerzos en DC gracias a especiales como Superman/Batman Secret Files o Teen Titans ½ (véase Jóvenes Titanes de Geoff Johns núm. 1). Al año siguiente, recibió su primer encargo mensual para esta editorial. Se trataba de Action Comics, donde por fin pudo quitarse el sambenito de artista especializado en mujeres y demonios. De hecho, en una entrevista publicada años después, el propio Reis decía que había gente que lo consideraba incapaz de dibujar otra cosa y que tenía miedo de que su Superman tuviera pechos.

Su espléndido trabajo en las aventuras del Hombre de Acero terminó cuando se centró en su siguiente encargo, La guerra Rann/Thanagar, una miniserie de corte cósmico que le abrió las puertas de la serie que lo convirtió en una auténtica estrella: Green Lantern. A pesar de la presión de sustituir a autores como Carlos Pacheco o Ethan Van Sciver, Reis demostró estar a la altura de las circunstancias y, durante tres años, deslumbró a los lectores con una etapa en la que tuvo ocasión de dibujar acción cósmica y también escenarios más mundanos.

Su labor en La guerra de los Sinestro Corps confirmó su habilidad para la composición de escenas multitudinarias, de ahí que DC confiara en él para ilustrar la miniserie central de la noche más oscura, el evento editorial centrado en Green Lantern que recogía todo lo sembrado por Geoff Johns durante los años anteriores.

Inmediatamente después, Reis engrosó el elenco de dibujantes de El día más brillante, donde comparte cartel con compañeros como Patrick Gleason o Scott Clark.

Ethan Van Sciver nació en Utah, se crió en Nueva Jersey y recuerda haber empezado a dibujar a los cuatro años. Como lector de cómics, aspiraba a trabajar como dibujante e hizo todo tipo de ilustraciones para ganar dinero mientras estudiaba en la universidad. Su primer encargo profesional fue también su primera creación, Cyberfrog, publicado por Hall of Heroes cuando apenas tenía 19 años.

Entró en DC Comics para encargarse de Impulso y, desde entonces, ha ilustrado las aventuras de los mejores héroes de la casa, incluidos Superman, Batman, Green Lantern y Flash. Van Sciver y Johns volvieron a formar equipo en Flash: Renacimiento.

Sinopsis

Durante casi una década, el guionista Geoff Johns guió el destino de los Green Lanterns mediante un puñado de historias memorables. Su estancia en la serie convirtió el título en un éxito instantáneo, y transformó a Hal Jordan en un personaje esencial en el desarrollo del Universo DC.

Con este volumen (2015), ECC inicia la recopilación de una etapa decisiva en la trayectoria del gladiador esmeralda. Y lo hace con el clásico Green Lantern: Renacimiento, la serie limitada dibujada por Ethan Van Sciver que devolvió la vida a Jordan en 2004. Y también con los primeros episodios de la serie mensual Green Lantern, que se beneficiaron del trazo de dos grandes artistas: Ivan Reis (Aquaman) y Carlos Pacheco (Grandes autores de Superman: Superman, el Hombre de Acero – La caída de Camelot).

EDICIÓN ORIGINAL: Green Lantern Rebirth núms. 1 a 6 USA, Green Lantern núms. 1 a 13 USA, Green Lantern Secret Files USA || FECHA PUBLICACIÓN EN ESPAÑA: Noviembre de 2015 || GUIÓN: Geoff Johns || DIBUJO: Carlos Pacheco, Darwyn Cooke, Ethan Van Sciver, Ivan Reis

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de la nota editorial © Planeta DeAgostini Comics. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © DC Comics, ECC. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.