Cualia.es

Crítica: «IT: Capítulo 2» (Andy Muschietti, 2019)

En cierto momento de esta película, Stephen King (interpretando a un anticuario) vende a Bill Denbrough (James McAvoy) su vieja bicicleta Silver por una cantidad de dinero excesiva. Bill recorre las calles de Derry a toda velocidad, rememorando su infancia y gritando “¡Hi ho, Silver!”.

El fan de la novela nota un lagrimón brotando, pero la emoción se corta pronto, ya que Bill deja tirada su bicicleta (objeto esencial en el IT de Stephen King) y se olvida de ella el resto de la película. Uno deduce entonces que han pasado casi cinco minutos sin que aparecieran monstruos dando sustos, y que el público actual comenzaba a inquietarse y a mirar Instagram en sus móviles.

La secuencia de King y Silver es muy representativa de lo que sucede con esta película o, por extensión, lo que pasa cuando Hollywood adapta novelas o cómics. El autor se lleva un buen pico, los productores aprovechan la fama del original para promocionar su producto, se añaden detalles que enganchen a los fans y luego sustituyen las complejidades por golpes de efecto. Si en la novela de Stephen King lo más importante son los personajes y la ciudad donde transcurre la acción, el largometraje de Muschietti simplifica a dichos personajes al máximo, y la localidad de Derry ya no es más que un telón de fondo para lo que interesa a los responsables del film: un interminable (¡casi tres horas) tren de la bruja, en el que se suceden los sustos y unas magníficas monstruosidades, con abundancia de efectos especiales, toneladas de postproducción digital y mucho ruido.

Que nadie se lleve a engaño, IT puede que sea una de las novelas favoritas para algunos de nosotros (me declaro culpable), pero no es un libro perfecto. Tiene sus problemas, y de hecho, su clímax siempre ha resultado polémico (el chiste recurrente de esta película gira en torno a la dificultad de Stephen King para escribir desenlaces satisfactorios).

Esta versión hereda algunos altibajos del original literario, pero Muschietti se las apaña para tropezar con baches colocados por él mismo.

Sin duda, IT es un film de aspecto esplendoroso, con un reparto magnífico y un bestiario impresionante, que debe mucho al terror japonés de artistas como el dibujante Junji Ito. Sin embargo, la narración es atropellada, y sufre una arritmia agotadora. El film se construye a base de secuencias “de susto” alternadas con flashbacks (que huelen a escenas eliminadas del primer film) y con un efectismo que recuerda demasiado a los videojuegos de terror y a las películas de Pesadilla en Elm Street.

Freddy Krueger y Pennywise siempre han sido monstruos con parentesco evidente, y se puede aventurar que la saga cinematográfica y la novela de King se retroalimentaron. El film de Muschietti realiza un homenaje explícito a los films de Freddy con la presencia de carteles y marquesinas de aquellas producciones, pero no se limita a eso. De hecho, IT: Capítulo dos se va transformando poco a poco en una película de Freddy, con sus pesadillas grotescas (y personalizadas) y sus dosis de humor negro tontorrón (Bill Hader y James Ransone como unos modernos Abbott y Costello, enfrentándose a un pomerano infernal).

Esta decisión creativa genera un buen puñado de imágenes atractivas, pero por desgracia, los personajes protagonistas también se sintetizan hasta acabar siendo como los jovenzuelos de Elm Street: meros estereotipos con un trauma que el monstruo usa en su contra.

IT: Capítulo dos viene a ser lo que sucede cuando Hollywood se muda a Derry. Una película de presupuesto holgado, dirigida al público actual. A estas alturas, tampoco se puede esperar otra cosa y no tiene sentido darle más vueltas a un film que es lo que es. ¿Una oportunidad desaprovechada? Sin duda, pero basada en una novela que, si lo piensa uno bien, resulta prácticamente inadaptable a día de hoy.

Sinopsis

El mal vuelve a hacer su aparición en Derry. En esta ocasión el director Andy Muschietti reúne al Club de los Perdedores para regresar a donde todo empezó e IT: Capítulo 2 representa la conclusión de la película de terror más taquillera de todos los tiempos.

Veintisiete años después de que el Club de Perdedores lo derrotara, el espeluznante Pennywise ha vuelto para sembrar el terror en la ciudad de Derry. Los Perdedores son ahora adultos que tomaron distintos caminos hace mucho tiempo. Pero están volviendo a desparecer personas, así que Mike, el único del grupo que sigue viviendo en su ciudad natal, llama a los demás para que acudan a lo que fue su hogar. Están traumatizados por las experiencias que vivieron en el pasado y deberán vencer sus miedos más arraigados para destruir a Pennywise de una vez por todas… tendrán que hacer frente al payaso que se ha vuelto más letal que nunca.

Al final de IT de 2017, la adaptación cinematográfica de la novela de terror por excelencia de Stephen King, los jóvenes miembros del Club de los Perdedores están sentados al sol, días después de derrotar a Pennywise en las alcantarillas. Los únicos habitantes de Derry verdaderamente conscientes del destructivo mal que estuvo a punto de aniquilar la ciudad, hacen un juramento de sangre. Se comprometen a volver si sus esfuerzos por destruir la presencia malévola fracasaran. Si Pennywise volviera alguna vez…

Y lo cierto es que IT regresa veintisiete años después.

En realidad, Andy Muschietti, director del fenómeno mundial, IT y ahora de la conclusión épica, IT: Capítulo 2, ha seguido sumergido en ese mundo. Mientras la primera película recibía excelentes críticas y enamoraba a los fans, además de batir récords de taquilla, Muschietti se metía de lleno en la preproducción temprana del capítulo final ya que el director siempre quiso hace dos películas de la novela seminal de King.

Sobre el sorprendente éxito de la primera película, el director afirma: «Llevo muchísimo tiempo con este proyecto, dándole forma, superando todo tipo de obstáculos y divirtiéndome a tope. Tenía una conexión tan fuerte con el proceso de hacer la película, que me resultaba difícil verla desde el otro lado. Pero fue increíble, y me sentí muy halagado y satisfecho con el éxito que obtuvo».

Además de adoptar la estructura narrativa de la novela, Muschietti fue aún más fiel a King al contar directamente con el novelista. Afirma: «Stephen es muy respetuoso con las adaptaciones, y nuestros contactos con él empezaron cuando estábamos a punto de acabar el primer capítulo. Le proyectamos la película y reaccionó de manera muy positiva. No quería perder la oportunidad de conocer su opinión de cara a una segunda película».

King comenta: «Tenía muchas esperanzas puestas en la película, pero IT superó todas mis expectativas. Creo que el voto de confianza más valioso de cara a una segunda entrega fue que el público aplaudió cuando al final de la primera apareció una frase que decía IT: Capítulo uno. Está claro que querían más. Y ahora se lo vamos a dar. No es una secuela; Es la segunda mitad de una historia unificada.

El autor continúa diciendo: «Recuerdo cuando estaba trabajando en la novela me fui a dar un paseo y vi a una niña sentada al borde del camino, dibujando en el polvo del suelo y hablando sola sobre las personas imaginarias de sus garabatos. Pensé: ‘¿Y si fuera un adulto haciendo eso? Sabemos que los niños tienen una perspectiva más amplia. La imaginación que tienen es ilimitada y a medida que nos hacemos mayores vamos perdiendo esa capacidad de imaginar. Así que con IT quise que esos adultos recuperaran era capacidad. Vivieron esa experiencia de niños así que son los únicos que pueden recuperar esa capacidad para imaginar que tenían cuando eran pequeños y utilizarla contra IT«.

La única mujer entre los Perdedores es interpretada por Jessica Chastain, que trabajó por primera vez con los Muschietti en 2012, protagonizando su película de terror Mamá. Desde entonces, los tres han seguido siendo buenos amigos.

La actriz confiesa: «Me encantó la primera película y me impactó el personaje de Beverly Marsh, que interpretaba Sophia Lillis. Es una presencia tan dinámica y, en muchos casos, es la más valiente. Ha vivido muchos momentos de oscuridad y eso le ha dado mucho coraje para afrontar cualquier cosa».

Al compañero de reparto de Chastain, James McAvoy, también le gustó la primera película y la novela. A McAvoy, que se hace llamar un fan «descomunal» de King, no sólo le gustan los libros del escritor, también los temas tan atractivos que se abordan en sus historias. El actor afirma: «Algunos de sus libros se pueden leer dos o más veces sin problema. Se pueden extraer muchas cosas de ellos. Yo leí IT a los 12 años. Es una batalla entre un mal antiguo y un grupo de niños, que regresan para luchar contra él cuando ya son adultos. Estos siete niños forman un ejército mágico, y están imbuidos de una creencia que los une. Si creer es lo que asegura el éxito, un niño tiene el poder de creer mucho más que un adulto. Así que los Perdedores se sienten impotentes cuando se ven obligados a enfrentarse a Pennywise 27 años después. Son adultos y ya no creen en la magia, creen en lo que se ve y se toca. La única forma que tienen para derrotar a IT es volver a sentirse como niños que creen en los monstruos y haciéndole frente en su propio terreno».

Bill Hader, que se refiere a sí mismo como «un friki de Stephen King«, recuerda: «‘IT me dejó noqueado. Ya desde la primera escena con Georgie, me pareció espléndida e increíblemente aterradora. También me emocionó, me divirtió y me sobrecogió enormemente. Los actores jóvenes estaban geniales y eran increíblemente sutiles. Andy consiguió que actuaran maravillosamente bien. Y al final, cuando prometen regresar si IT vuelve algún día, pensé: ‘¡Será genial! ¡Habrá otra película!» Y termina diciendo entre risas: «¡Lo deseaba con todas mis fuerzas!»

Junto a McAvoy, Chastain y Hader como Perdedores adultos, la película también cuenta con Isaiah Mustafa, Jay Ryan, James Ransone y Andy Bean. Además de Lillis otros actores que retoman sus papeles de jóvenes Perdedores son Jaeden Martel, Wyatt Oleff, Jack Dylan Grazer, Finn Wolfhard, Chosen Jacobs y Jeremy Ray Taylor. Bill Skarsgård vuelve a encarnar a Pennywise.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © New Line Cinema, Double Dream, Vertigo Entertainment, Warner Bros. Pictures. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario", "La diligencia. El libro del 80 aniversario" y "El universo de Howard Hawks".