Cualia.es

Crítica: «Gnomeo y Julieta» («Gnomeo & Juliet», 2011)

Simpatía en estado puro. Seguramente la mejor decisión de las muchas que se han tomado en Gnomeo y Julieta es la de conjugar el dinamismo y el humor típicos de Disney con un encanto cálido y genuino a partes iguales.

Gnomeo y Julieta es una película buena, condenadamente buena, de una ironía y una sofisticación que uno echa a faltar en otras producciones animadas que se lanzan con mayor revuelo. No solo te transporta a un entorno tan surrealista como convincente –¿se imaginan un romance shakespeareano interpretado por gnomos de jardín?–, sino que tambien puede alardear de un ingenio excepcional.

Con un ritmo sostenido, que convierte su metraje en un motor fuera borda, la película de Kelly Asbury lleva en su núcleo el idealismo, las ambiciones y la rivalidad familiar que animan el drama de Shakespeare, pero tamizados por una fogosa inspiración que convierte la tragedia en comedia romántica, y ofrece de propina un puñado de éxitos de Elton John, que se acomodan a Gnomeo y Julieta como si hubieran sido originalmente escritos para el film.

Además de las canciones, la banda sonora cuenta con un fabuloso fondo orquestal, compuesto por James Newton Howard, toda una leyenda de la música de cine. Tiene su gracia recordar que Howard colabora con Elton John desde 1975 (Los fans lo recordarán como el director de la Orquesta Sinfónica de Melbourne en uno de los álbumes más peculiares del cantante, Live in Australia, de 1986).

Desde el punto de vista técnico, la cinta exhibe la misma categoría. En realidad, es todo un espectáculo ver como estos gnomos de escayola cobran vida y adquieren una singularidad gloriosa.

Claro que para hacernos creer en las vicisitudes de ese ejército de esculturas de jardín hace falta un reparto en plena forma artística. Y este es el caso. James McAvoy y Emily Blunt encarnan a la pareja protagonista arropados por un sensacional elenco. Michael Caine, Jason Statham, Maggie Smith, Patrick Stewart, Julie Walters y otras celebridades británicas se lucen aquí en compañía de cantantes como el rockero Ozzy Osbourne –la voz de un cervatillo– y la estrella del country Dolly Parton.

Por estas y otras razones, se hace difícil imaginar una película más recomendable para toda la familia.

Sinopsis

La historia de amor más grande jamás contada, protagonizada por… ¿gnomos de jardín?

En la comedia/aventura de Animación “Gnomeo & Juliet” (Gnomeo y Julieta), la maravillosa obra de Shakespeare experimenta una transformación disparatada y tremendamente divertida. Dirigida por Kelly Asbury y con canciones clásicas y originales de Elton John, la película incluye las voces de James McAvoy y Emily Blunt, en los papeles de Gnomeo y Julieta.

Gnomeo y Julieta, al igual que sus cuasi homónimos, tienen que superar un sinfín de obstáculos al verse envueltos en una disputa entre vecinos. ¿Podrá esta pareja vivir feliz para siempre entre flamencos de plástico rosa y demenciales carreras entre cortadoras de césped? Los actores que han prestado sus voces son Michael Caine, como Lord Redbrick, el padre de Julieta, Jason Statham como Tybalt, némesis de Gnomeo, Maggie Smith como Lady Bluebury, Patrick Stewart como William Shakespeare, Ashley Jensen como Nanette, la amiga y confidente de Julieta, Stephen Merchant como Paris, el pretendiente de Julieta, Matt Lucas como Benny, el mejor amigo de Gnomeo, y Jim Cummings como Featherstone, el flamenco de plástico rosa.

Julie Walters y Richard Wilson ponen voz a los vecinos humanos que están peleados, Miss Montague y Mr. Capulet; Ozzy Osbourne es Fawn, el ciervo compinche de Tybalt; Dolly Parton interpreta a la gnomo Dolly que empieza la carrera de máquinas cortacésped; y Hulk Hogan presta su voz a la irredenta bestia de una máquina cortacésped, el Terrafirminator.

Los realizadores dijeron: “¿Y por qué no lo hacemos con gnomos?” William Shakespeare escribió Romeo y Julieta a finales del siglo XVI. La fábula trágica de dos adolescentes enamorados ha tenido un sinfín de interpretaciones. Desde la adaptación operística de Georg Benda en los años 1700 hasta el popularísimo musical de los años 50 West Side Story seguido de Romeo + Juliet de MTV en 1996. En 2010, Twitter estrenó “Such Tweet Sorrow”—una versión tweeteada de la obra realizada por la Royal Shakespeare Company and y Mudlark Production Company. Y ahora los protagonistas son gnomos de jardín.

A los realizadores les sedujo la ironía que entrañaba el concepto de la película. El productor David Furnish afirma: “El concepto de la película nos dio la oportunidad de coger una historia clásica muy conocida y darle un giro total—reinventarla para el público actual de forma tremendamente divertida. El hecho de que contemos con una obra literaria de Shakespeare, el dramaturgo más conocido de todos los tiempos, y unos gnomos de jardín totalmente kitsch nos ofrece un número casi infinito de situaciones cómicas”.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de nota de prensa e imágenes (Gnomeo y Julieta / Gnomeo and Juliet) © 2010 Touchstone Pictures. Cortesía de Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.