Cualia.es

Crítica: «El insoportable peso de un talento descomunal» (2022)

Nicolas Cage se interpreta a sí mismo y su mundo no volverá a ser igual. Esta película de Tom Gormican puede entenderse como un homenaje al actor y a lo mejor de su trayectoria. En buena medida, lo es. Pero si nos dejamos llevar por el metacine, el Cage que aparece en pantalla es una idealización de la estrella arruinada, ávida de nuevos papeles, dispuesta a aceptar cualquier trabajo cuando le sobreviene otra catástrofe financiera.

Lo más cautivador de la película es su propia premisa: la aventura de un astro caído en desgracia que libra una batalla con su propia leyenda. En este caso, Cage planea retirarse de la actuación. Además, las cosas no le van nada bien con su ex esposa Olivia (Sharon Horgan) y su hija Addy (Lily Sheen). Muy a su pesar, se ve obligado a a aceptar la oferta que le propone su agente Richard Fink (Neil Patrick Harris): viajar hasta Mallorca ‒reproducida en escenarios de Croacia‒ como invitado de lujo del multimillonario Javi Gutiérrez (Pedro Pascal). En paralelo, sabemos que la hija del candidato a la presidencia de Cataluña ha sido secuestrada por encargo de uno de los cárteles del narcotráfico que operan en la isla.

¿Mi consejo al público español? Olviden este último detalle. Se trata de una comedia de acción, y está claro que Gormican ha optado por igualar Mallorca con una de esas islas inventadas que el cine de los ochenta y los noventa ubicaba en algún punto del mundo hispano. Es decir: un escenario neutro y levemente exótico, idóneo para evocar a Cage en sus buenos tiempos.

En la película hay momentos perturbadores que, a la vez, resultan muy divertidos. Por ejemplo, cuando el protagonista dialoga con una versión más joven de sí mismo, que podemos identificar con aquel Cage enloquecido, fuera de sí, que apareció en el programa de Terry Wogan en 1990. O cuando charla con su agente, dejando claro que Hollywood es un campo de minas cuando deja de ser un nido de víboras.

Como sátira, El insoportable peso de un talento descomunal se beneficia de la buena química entre Cage y un entrañable Pedro Pascal. Aunque a veces uno siente que las escenas entre ambos habrían requerido un montaje menos indulgente, esos momentos destilan ternura y simpatía.

Por otra parte, Cage no tiene reparo a la hora de imitarse a sí mismo con cada uno de los clichés que le atribuimos: desde las miradas de extrañeza y los titubeos neuróticos a esos gritos destemplados con los ojos en llamas.

A medio camino entre la comedia indie, el psicodrama, el festival de guiños y la acción de serie B, el film de Gormican es un producto extraño, autorreferencial, amable y desigual, pero sin duda interesante, que recuerda otras películas falsamente realistas, como aquella que protagonizó Jean-Claude Van Damme, JCVD (2008), de Mabrouk el Mechri.

Sinopsis

Nicolas Cage interpreta a… Nick Cage en esta comedia autoparódica ambientada en Mallorca, con muchas referencias a su carrera cinematográfica. Cage es un actor hasta arriba de deudas y con una mala relación con su familia, que se ve obligado a aceptar una suma millonaria para acudir al cumpleaños de un excéntrico multimillonario, Javi Gutiérrez, interpretado por Pedro Pascal (The Mandalorian, Juego de Tronos), gran fan de su trabajo. Además, podremos ver a Paco León (Arde Madrid, Kiki, El amor se hace), en su debut en Hollywood, interpretando a Lucas Gutiérrez, primo de Pascal.

Esta divertida y salvaje comedia de acción está dirigida por Tom Gormican (Las novias de mis amigos), quien está también detrás del guion junto con Kevin Etten (Ghosted).

Completan el reparto estrellas de la talla de Tiffany Haddish (Plan de chicas, Socias y enemigas), Sharon Horgan (Noche de juegos, Catastrophe), Neil Patrick Harris (Perdida, Cómo conocí a vuestra madre), Alessandra Mastronardi (A Roma con amor), Ike Barinholtz (Escuadrón suicida), Lily Sheen (Todos están bien) y Demi Moore (Inmune, Los ángeles de Charlie: Al límite).

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Lionsgate, Saturn Films, Diamond Films España. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Colaborador de "La Lectura", revista cultural de "El Mundo". Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Álbum Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.