Cualia.es

Crítica: «Lightyear» (Angus MacLane, 2022)

El personaje de Buzz Lightyear que aparecía en Toy Story (1995) era un juguete inspirado en el héroe de una película de ciencia ficción que había visto el niño protagonista, Andy. Lo que ahora nos ofrece Angus MacLane es precisamente esa película. Una aventura radiante, ligera, muy agradable y repleta de guiños al subgénero de la space opera.

Cuidado con las expectativas, porque en este caso Pixar no busca sorprender o robarnos el corazón, sino recrear ese tipo de peripecia clásica en la que solían unirse la épica, los escenarios deslumbrantes y el sentido del humor.

¿Por dónde empezamos? Además de un entrañable puñado de personajes, Lightyear reúne todo ese repertorio que nos fascina desde los tiempos de Flash Gordon: insectos alienígenas, persecuciones estelares, un planeta hostil, plantas carnívoras, robots implacables y viajes en el tiempo.

El protagonista es un astronauta terco como él solo, que sigue adelante, siempre adelante, hasta que un error le obliga a cambiar de perspectiva.

Si se tiene en cuenta en qué marco narrativo quiere moverse, lo cierto es que Lightyear da muchas alegrías. No es un secreto que Pixar cuenta con estupendos guionistas, y en este caso, sin necesidad de inventar la pólvora, queda claro que saben como dar un buen acabado a la historia.

En lo visual, la película tiene una estética retro, con ecos de Star Trek, Perdidos en el espacio y Planeta prohibido. Esto añade al film una capa de nostalgia, coherente con esa frase que repite Buzz cada vez que se enfrenta al peligro: «¡Hasta el infinito y más allá!».

Entre los secundarios, creo que el público recordará especialmente al gato robot Sox (con la voz de Peter Sohn) y a la valiente Izzy Hawthorne (Keke Palmer). En cuanto al propio Lightyear (Chris Evans), exhibe aquí tanta valentía y arrogancia como amabilidad y gentileza.

El matiz que aporta la película puede parecer sencillo, pero es relevante: en un panorama cinematográfico dominado por las franquicias (y esta lo es), aún es posible volver la vista atrás y obtener lecciones de los clásicos. En este caso, Lightyear se presenta como un espectáculo familiar al viejo estilo, muy digno y con una realización impecable.

Sinopsis

La película cuenta la historia de origen de Buzz Lightyear, el héroe que inspiró el juguete, y que nos da a conocer al legendario Guardián Espacial que acabaría contando con generaciones de fans.

“El mundo de Buzz siempre me ha fascinado”, ha declarado el director Angus MacLane. “En Toy Story apenas se vislumbraba la historia de este Guardián Espacial y siempre quise explorar ese mundo más a fondo.»‘¿Qué película vio Andy para desear tener un juguete de Buzz Lightyear?’ Esta es la pregunta que formulé al presentar el proyecto de Lightyear y yo quería ver esa película. Y he tenido la suerte de hacerlo realidad”.

Chris Evans presta su voz a Buzz en la versión original de la película junto con Keke Palmer, Dale Soules y Taika Waititi  que conforman un grupo de excelentes reclutas. Peter Sohn es la voz de Sox, el compañero robot de Buzz y el reparto también cuenta con las voces de Uzo Aduba, James Brolin, Mary McDonald-Lewis, Efren Ramirez y Isiah Whitlock Jr.

Angus MacLane, director ganador del premio Annie y veterano animador de Pixar, que codirigió Buscando a Dory en 2016, es el director de Lightyear. Galyn Susman (Corto Toy Story: El tiempo perdido) es el productor.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Pixar Animation Studios, Walt Disney Pictures. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Colaborador de "La Lectura", revista cultural de "El Mundo". Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Álbum Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.