Cualia.es

«Batman: Superpesado» (2015), de Scott Snyder y Greg Capullo

Tal vez un rasgo de Batman aparece en cada uno de sus amigos y colaboradores. Tal vez el héroe original se difuminó para siempre para que esas cualidades prosperasen en sus herederos. Tal vez Gotham puede sobrevivir sin su principal protector, gracias a quienes defienden su legado.

En este cómic, parece que el Caballero Oscuro ha muerto ‒lo cual es improbable‒, y esa desaparición ha convertido su ciudad en un territorio de asesinos y forajidos. Un territorio en el que la única emoción triunfante es la rivalidad entre criminales, donde se buscan y encuentran constantemente razones para la muerte.

Como dije al comienzo, la degeneración de Gotham genera anticuerpos. Con esa certeza, la Corporación Powers ha decidido que conviene sacar a las calles a un justiciero que ocupe el lugar del Murciélago. El elegido no es otro que James Gordon, a quien se le facilita una exoarmadura que le permitirá, por medios cibernéticos, demostrar una fuerza y una amplitud de recursos similares a los pudimos admirar en Batman.

En 2015 a nadie le asombró que el guionista Scott Snyder y el dibujante Greg Capullo volviesen a demostrar un sorprendente talento, y lo que aquí más importa, un claro conocimiento de todo lo que convierte a Batman en un personaje colosal.

En esta ocasión (Batman vol. 2, nº 41-45, junio-diciembre de 2015), tras media década renovando el aspecto y el significado de Gotham y de sus habitantes, Snyder y Capullo redefinieron a Bruce Wayne a través del vacío que deja tras su desaparición. La misteriosa aparición de cierto archivillano y otros enigmas que no adelantaré contribuyen a reforzar los claroscuros que dejó el enmascarado tras su dramática salida del escenario.

Sin duda, la idea de convertir a Jim Gordon en un superjusticiero con exoesqueleto, en la tradición del mecha japonés, podría haber dado un resultado decepcionante. No en vano, al concretar este giro argumental, el propio Capullo le dijo a Snyder: «Esto es algo así como saltar sobre diez tiburones» (El coloquialismo jumping the shark alude a un evento que cambia una trama de forma sorprendente). Y lo cierto es que, a primera vista, uno siente que el tren puede descarrilar. Pero no lo hace. Al contrario: la impresión final es inmejorable, tanto por la brillantez del texto como por la excelencia del dibujo.

La calidad del volumen que recopiló este arco se incrementa con un relato complementario, “Un caso sencillo” (Batman vol. 2, nº 44, noviembre de 2015), dibujado por Jock y escrito por Snyder junto al siempre admirable Brian Azzarrello (100 Balas).

Sinopsis

Batman ya no está, pero Gotham aún necesita un héroe. Dos meses después del Final del juego que marcó el último enfrentamiento entre el Caballero Oscuro y el Joker, los índices de criminalidad no dejan de crecer. Un nuevo Batman emerge y, con la ayuda de la corporación Powers International, se convierte en una nueva versión actualizada y oficial del Hombre Murciélago. Pero… ¿bastará eso para detener a un temible enemigo, Mr. Bloom, cuyos devastadores planes no han hecho más que empezar a florecer?

Scott Snyder y Greg Capullo prosiguen con su exitosa etapa presentando a un héroe y un villano nuevos para Gotham City. Este volumen recopila los números del 41 al 45 de Batman, además del especial DC Sneak Peek: Batman. Se trata historias situadas tras los sucesos de los tomos previos, Batman: El Tribunal de los BúhosBatman: La muerte de la familiaBatman: Ciudad secretaBatman: Ciudad oscuraBatman: Vigilancia nocturna y Batman: Final del juego.

EDICIÓN ORIGINAL: Batman núms. 41 a 45 USA, DC Sneak Peek: Batman núm. 1 USA (online) || FECHA PUBLICACIÓN EN ESPAÑA: Mayo de 2018 || GUIÓN: Scott Snyder || DIBUJO: Greg Capullo.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © DC Comics, ECC Cómics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.