Cualia.es

«Punisher: Niñas vestidas de blanco» (2008-2009), de Gregg Hurwitz y Laurence Campbell

Tras la conclusión de Valley Forge, Valley Forge, el novelista Gregg Hurwitz tomó el relevo de Garth Ennis en la línea Max de Punisher, narrando una seca y violenta aventura de Frank Castle contra los narcos en un pueblo fronterizo de México («Girls in White Dresses», Punisher vol. 7, nº 61-65, octubre de 2008-febrero de 2009).

Ennis, como sucede con los autores de marcada personalidad, despierta odios exacerbados y amores incondicionales. Tras realizar una serie de cómics casi paródicos acerca de El Castigador (ya sabemos el poco respeto que profesa el escritor norirlandés al cómic superheroico), decidió tomarse al personaje del vigilante Frank Castle muy en serio, y nos sirvió una serie de historias extremadamente rudas y sin chistes en las que Punisher se las veía con problemas tan reales como la guerra de Afganistán, el espionaje post-Guerra Fría, la trata de blancas de las mafias de Europa del Este, y de paso, señalaba los puntos en común que comparten la Guerra de Vietnam (génesis del personaje) y la de Irak.

Las historias de Ennis fueron las mejores que ha protagonizado El Castigador, y resultan algo duras de leer. Son despiadadas, tristes y extrañamente poéticas. Con estas obras, Ennis volvió a evidenciar sus mayores influencias: Peckinpah, John Ford y las hazañas bélicas más clásicas, dejando casi de lado esa vena macarra que le hizo popular tiempo atrás.

Al concluir esa brillante etapa, no parecía una tarea fácil elegir el nuevo autor de Punisher para la línea Max (los cómics de Marvel orientados a público adulto, en los que la violencia, el sexo y el lenguaje soez hacen presencia sin tapujos), pero sin duda resultó un acierto contar con Hurwitz, aclamado escritor de novela negra y guionista todoterreno.

En Niñas vestidas de blanco, el autor sigue el modelo de Ennis al colocar al antihéroe Frank Castle en una situación de actualidad: la desaparición y asesinato de mujeres en México, espantoso problema del que Ciudad Juárez es el más triste ejemplo.

Hurwitz, aun manteniendo el tono de las anteriores entregas, hace alarde de un estilo propio y desarrolla una historia menos politizada que las de Ennis, además de retratar a un Punisher igual de desequilibrado, pero de modos menos militares, y ligeramente (muy ligeramente), más humano.

Para ilustrar esta historia de acción directa y brutal, los pinceles de Laurence Campbell crean imágenes con abundancia de claroscuros, rostros marcados y terrosos colores apagados, salvo por un intenso rojo en cuanto borbotea la hemoglobina.

Leer un cómic de El Castigador y considerarle uno de los personajes más catárticos jamás creados produce cierta incomodidad moral para el lector, ya que este asesino de asesinos es la personificación de ese instinto vengador que surge dentro de todos nosotros al toparnos con algún acto atroz e injusto.

El sentido común y la civilización nos limitan, pero leyendo estos cómics aplacamos esa bestia hambrienta de justicia primaria que llevamos dentro.

Niñas vestidas de blanco es un perfecto ejemplo de lo maravilloso que es un imparable vengador ficticio, en contraposición con el patetismo de los justicieros urbanos del mundo real, de los que Martin Scorsese trazó un magistral retrato en Taxi Driver.

Por otra parte, este nuevo cómic supuso un respiro para los que dudaban sobre la continuidad de la calidad en Punisher Max, una línea que dotó de dignidad a un personaje tradicionalmente ridículo.

Sinopsis

Alguien está descendiendo hasta un pequeño pueblo de México para secuestrar mujeres y devolverlas luego como si fueran muñecas rotas. Nadie ha sido capaz de detenerles… Hasta que llega Frank Castle, con el corazón en una mano y una bolsa llena de dinero en otra.

Guión: Gregg Hurwitz

Dibujo: Laurence Campbell

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de sinopsis e imágenes © Panini Cómics. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019) y "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019).