Cualia.es

«Wonder Woman: El espíritu de la verdad» (2001), de Alex Ross y Paul Dini

A los entusiastas de Wonder Woman, esto que nos proponen Dini y Ross les sonará familiar. Un volumen que homenajea a la superheroína subrayando su esencia, entre el mito griego y una introspección muy contemporánea.

Nos hallamos, en realidad, ante una figura poco teorizable, cuyo origen y evolución abarcan varias generaciones. De hecho, cuando la princesa Diana se impuso como la amazona ejemplar, los tebeos aún coexistían con los relatos pulp.

Creado por el psicólogo William Moulton Marston ‒un tipo de un intelecto tan complejo como singular‒, por su esposa Elizabeth Holloway Marston y por el artista H. G. Peter, el personaje poseía el empuje típico de los encapuchados de la época, enriquecido con una apariencia de pin-up, y para sorpresa de muchos, con un ingrediente tímidamente reivindicativo, feminista a su manera, acaso inspirado por el otro amor de Marston, la psicóloga Olive Byrne, a quien se cita como el modelo real que sirvió para elaborar la personalidad y el porte físico de Wonder Woman.

Desde su primera aparición en All Star Comics nº 8, en diciembre de 1941, Diana de Themyscira se ha consolidado como la mujer más importante y carismática de todo el panteón DC. Y eso es algo que trasluce en cada página de esta obra ejemplar, realizada por un dúo de lujo: el guionista Paul Dini y el ilustrador ‒¿o debería decir pintor?‒ Alex Ross.

En este volumen (noviembre de 2001), la creación de William Moulton Marsten ha crecido hasta transformarse en todo un estereotipo del heroísmo. Dentro de lo que cabe, y sin caer en la pedantería, Dini plantea una reflexión sobre esa imagen mítica, concentrando en ella las principales cualidades de la Mujer Maravilla: valentía, generosidad y sabiduría.

Narrada en primera persona por la propia protagonista, esta historia plantea otra cuestión interesante. Diana impone aquí su presencia como una semidiosa legendaria, pero ella siente la necesidad de ayudar a la humanidad actual sin quedar por encima de ésta. De ahí que siga el consejo de Superman, que le recomienda esa cercanía con las personas a quienes desea proteger, independientemente de la cultura a la que éstas pertenezcan. Y es ahí donde se descubre el genuino liderazgo de Diana: como un titán que defiende a los más débiles, a veces con su simple presencia.

La riqueza de matices del guión queda, de todos modos, sobrepasada por la soberanía artística de Ross. Sé que lo habrán leído más veces, pero lo cierto es que cada viñeta de las suyas viene a ser un cuadro. Y cada giro o finta del personaje, una estampa pictórica.

A un paso del romanticismo pero sin perder ese estilo hiperrealista que le caracteriza, Ross logra, una vez más, admirarnos con una fuerza expresiva que no conoce parangón en el mundo del cómic.

Sinopsis

Cuando Wonder Woman se dispone a ayudar a inocentes en el Tercer Mundo, se da cuenta de que el abismo cultural que la separa de estos se interpone entre ella y aquellos a los que pretende socorrer, pues la ven como un producto de la cultura occidental, a pesar de su origen amazónico. Tras buscar el consejo de su mejor amigo, Superman, decide integrarse en aquellos pueblos que la rechazan para comprenderles mejor y ser comprendida.

El magistral guionista Paul Dini (Batman: Guerra contra el crimenGrandes autores de Batman: Paul Dini y Bruce Timm – Amor loco y otras historias) y el incomparable dibujante Alex Ross (JusticiaKingdom Come) aúnan sus fuerzas para crear una bellísima novela gráfica donde Wonder Woman, una guerrera en busca de la paz, descubre cuál es su lugar en el mundo.

EDICIÓN ORIGINAL: Wonder Woman: Spirit of Truth || FECHA PUBLICACIÓN EN ESPAÑA: Septiembre de 2016 || GUIÓN: Alex Ross, Paul Dini || DIBUJO: Alex Ross

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © DC Comics, ECC. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.