Cualia.es

«Suspicious Minds» (1969), de Elvis Presley

Las grabaciones que Elvis realizó en el American Sound Studio fueron una consecuencia directa de su álbum ‘68 Comeback Special. Chips Moman, productor y propietario de esos estudios, quería realizar una serie de álbumes de Elvis con su nuevo estilo, consolidando su regreso al panorama musical de Memphis con una serie de canciones que incluyeran góspel, rock, country, rhythm and blues y soul. “Suspicious Minds” fue uno de aquellos temas.

Había sido escrito y grabado en 1968 por un cantante de Memphis, Mark James (quien también compuso “Always on My Mind”). «A principios de 1968 ‒le contó este último a Marc Myers‒, Chips Moman me pidió que fuera a Memphis para escribir canciones para su sello. En ese momento vivía en Houston y había escrito tres éxitos que alcanzaron el número uno en el Sur. El American Sound Studio de Chips empezaba a ponerse de moda. Así que me mudé. Una noche, tocando con mi guitarra Fender y usando los pedales del órgano Hammond para una línea de bajo, se me ocurrió una melodía pegadiza. Por aquel entonces, estaba casado con mi primera esposa, pero todavía sentía algo por mi novia de la infancia, que estaba casada en Houston. Mi mujer sospechaba que yo tenía esos sentimientos, así que fue un momento confuso para mí. Sentí como si los tres estuviéramos atrapados en esta trampa de la que no podíamos salir. En mi sesión de grabación, producida por Chips, la mía fue voz principal y la banda del estudio me apoyó. Las cuerdas, los vientos y el coro de las hermanas Holladay se añadieron más tarde. Después de mezclar la cinta, Chips y yo volamos al estudio Sceptre, en Nueva York, donde mi gerente tenía contactos. Les encantó la canción y la sacaron, pero el sello no tenía dólares para promover nuevos talentos, por lo que la canción no llegó a las listas».

Comoquiera que ese intento no tuvo éxito comercial, la canción fue cedida a Elvis Presley, quien la grabó en una sesión del 23 de enero de 1969, entre las cuatro y las siete de la mañana.

Años después, Chips Moman le explicó a Mar Myers las circunstancias de esa grabación: «Cuando Elvis llegó a mi estudio en enero de 1969, estaba buscando material nuevo. Le puse el disco de Mark James, y le volvió loco. Quería escuchar esta canción una y otra vez, y se la aprendió en el acto (…) Finalmente, pudimos grabar ‘Suspicious Minds’ después de la medianoche. (…) Usó el mismo arreglo que había en el sencillo de Mark y casi los mismos músicos de estudio del American Sound. Cuando terminamos, tenía alrededor a esa multitud de negociantes que acompañaban a Elvis. Querían la mitad de mis derechos de publicación. Les dije que estaban ladrando al árbol equivocado. Los acusé de robo. Se enfadaron y amenacé con detener toda la sesión. Afortunadamente, Harry Jenkins, de RCA dijo: ‘Este chico tiene razón y vamos a terminar la sesión como él quiere’. Jenkins entendió que ‘Suspicious Minds’ iba a ser algo grande y sabía que habría muchos beneficios para todos».

Elvis interpretó «Suspicious Minds» en directo por primera vez en el Las Vegas International Hotel (más tarde rebautizado Hilton) el 31 de julio, pero el single fue lanzado en otoño (Se le añadió un fade de quince segundos en el minuto 3.36, imitando la forma en que Elvis la interpretaba en directo).

Alcanzó el nº 1 de las listas en noviembre de 1969 y, además de ser su último número uno antes de su muerte (tuvo otros tras ella), se convirtió en una de las canciones más importantes de su repertorio. De hecho, se considera el single que marcó el retorno de Elvis al éxito musical tras su Comeback Special del 68.

La revista Rolling Stone la clasificó en el nº 91 en su lista de las 500 Mejores canciones de todos los tiempos.

Copyright del artículo © Manuel Rodríguez Yagüe. Reservados todos los derechos.

Manuel Rodríguez Yagüe

Manuel Rodríguez Yagüe

Como divulgador, Manuel Rodríguez Yagüe ha seguido una amplia trayectoria en distintas publicaciones digitales, relacionadas con temas tan diversos como los viajes ("De viajes, tesoros y aventuras"), el cómic ("Un universo de viñetas"), la ciencia-ficción ("Un universo de ciencia ficción") y las ciencias y humanidades ("Saber si ocupa lugar"). Colabora en el podcast "Los Retronautas".