Cualia.es

«Inteligencia artificial. Una guía ilustrada», de Henry Brighton y Howard Selina

Aunque no lo sepamos, casi todos hemos adoptado ya los principios del singularitarianismo (singularitarianism), ese movimiento inspirado por Ray Kurzwell y puesto de moda por la prensa especulativa y la ciencia ficción. Su punto clave es un futuro en el cual habrá superinteligencias artificiales. Se podría hablar, por tanto, de entidades tecnológicas que, por simple necesidad y sin marcha atrás, nos harán trascender de nuestra condición biológica.

Hoy en día, prescindir de esta certeza es poco elegante, sobre todo en un tiempo tan tecnófilo como el nuestro. Casi nadie discute que la singularidad llegará a nuestras vidas, antes o después. Es una obviedad que cualquiera entiende: al fin y al cabo, resulta innegable la automatización va introduciéndose en todos los ámbitos de nuestra vida ‒el aprendizaje, el trabajo, la comunicación, incluso las compras cotidianas‒, condicionando nuestra capacidad de decisión. Sin embargo, junto a las noticias felices ‒que son muchas‒, también surgen procesos de lo más inquietante. Así, la recopilación, difusión y análisis de datos on line a gran escala, hasta ahora al servicio del ser humano, empieza a tomar dinámicas poco claras, y esa tensión lastra incluso las perspectivas más utópicas del porvenir.

Rebajando ese complejo proceso a unos niveles comprensibles, Henry Brighton y el ilustrador Howard Selina reúnen en este excelente manual un repertorio de hechos y reflexiones en torno a la inteligencia artificial y sus principales desafíos.

A diferencia del exaltado relato que nos proponen los novelistas cyberpunk, los periodistas con sobrecarga de información, y por qué negarlo, soñadores y tecnoutopistas como el propio Kurzwell, este libro ofrece un relato razonable y razonado, que solo requiere de nosotros que sigamos el hilo.

Los cambios tecnológicos descritos por el autor nos conducen hacia disciplinas como la robótica, y especialmente, la psicología, sobre todo en lo que concierne al análisis y replicación de los mecanismos de la conciencia. No obstante, ese cruce de saberes en el campo de la IA es matizado en estas páginas con una visión muy práctica: «Los argumentos provenientes de la evolución, la biología y la filosofía ‒escribe Brighton‒ se encuentran en oposición a gran parte de la investigación convencional de la IA. Pero para poner estos argumentos en práctica, hay que traducirlos en principios de ingeniería».

Clarificador, muy visual y extraordinariamente ameno, el libro de Brighton y Selina es una impecable guía para aquellos que quieran conocer las consecuencias y los retos de uno de los principales cambios tecnológicos de nuestro siglo.

Sinopsis

La inteligencia artificial ya no es una idea de ciencia de ficción.

Medio siglo de investigación ha dado como resultado máquinas capaces de vencer a los mejores jugadores de ajedrez y a robots humanoides que son capaces de caminar e interactuar con nosotros. Pero ¿cuánto se parece esta «inteligencia» a la nuestra? ¿Las máquinas pueden realmente pensar? ¿Es la mente simplemente un programa de ordenador?

Inteligencia Artificial, una guía ilustrada es una introducción con ilustraciones accesible y única a esta fascinante área de la ciencia, que aborda cuestiones fundamentales del diseño de máquinas inteligentes, como la conciencia y el entorno, y que cubre todos los aspectos desde los trabajos preliminares influyentes de Alan Turing hasta los robots punteros de la actualidad. Conocerás las diferentes escuelas y visiones de lo que es la inteligencia artificial (y de la inteligencia en general), así como sus retos actuales y futuros.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Tecnos. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.