Cualia.es

Gary Gianni: clasicismo, aventura y pulp

En la obra de Gary Gianni alcanza su plenitud ese estilo clásico de ilustración que, tiempo atrás, llevaron a su apogeo maestros como Howard Pyle, N.C. Wyeth, Harold Foster, George Rozen y Alfred N. Simpkin.

El arte de la ilustración de libros, más que cualquier otro género, suele despojar a los artistas de pretensiones experimentales. En el caso de Gianni, su mayor interés consiste en seducir a los lectores con imágenes evocadoras, luminosas y de gran relieve, tan deslumbrantes como ese pasaje literario en el cual se inspiran.

Alejado de las vanguardias, Gary Gianni es un firme defensor de los clásicos realistas, y eso es algo que se evidencia en sus creaciones, cuya desbordante belleza incluye un ingrediente de nostalgia, como si Gianni fuese, en realidad, un artista de los años treinta.

En todo caso, su formación técnica es incontestable. Tras graduarse en la Chicago Academy Of Fine Art en 1976, se sometió a la agotadora disciplina de trabajar como ilustrador de prensa: en el periódico Chicago Tribune y asimismo en la cadena Network Television News, como dibujante en las sesiones judiciales donde estaba prohibida la entrada de cámaras.

Sus acuarelas, entintados y óleos, dotados de una poderosa frescura, no tuvieron ningún problema a la hora de ser admitidos en revistas, libros ilustrados y publicaciones para niños.

Entre los libros que ilustró por esa época, figuran Moby Dick (Herman Melville, Trolll Publishing, 1988), Secuestrado (Kidnapped, Robert Louis Stevenson, Calico Books, 1988), Classic American Folk Tales (Steve Zorn, Courage Press, 1992), Another Chance To Get It Right (Andrew Vachs, Dark Horse, 1995), Tarzan – The Lost Adventure (Edgar Rice Burroughs, Dark Horse, 1995) y The Last Pin (Howard Wandref, 1996).

Sin embargo, la fama de Gianni se debe, en mayor medida, a los cómics. Si nos fijamos en sus historietas más celebradas, veremos que entre ellas figuran dos adaptaciones literarias: Las historias de O. Henry y Veinte mil leguas de viaje submarino, editadas en la serie Classics Illustrated. Por encargo de Dark Horse Comics, realizó todas las planchas de Indiana Jones and The Shrine Of The Sea Devil.

Por esas fechas, ya era evidente que a Gianni le fascinaba la estética consolidada por los ilustradores del pulp (Me refiero a esas novelas y revistas populares, de tema policiaco o fantástico, impresas en papel de pulpa a comienzos del siglo XX).

Con guiones de autores como Harlan Ellison, revivió junto a Michael Kaluta a un personaje de la edad dorada del pulp: La Sombra (The Shadow). A partir de la misma inspiración, creó la serie The Monstermen Mysteries, editada como complemento de las aventuras de Hellboy, de Mike Mignola.

Entre los personajes predilectos del ilustrador, hay tres –Solomon Kane, Bran Mak Morn y Conan– que se deben a la pluma de Robert E. Howard. Pues bien, Gianni ilustró magistralmente las que, sin duda, son las mejores ediciones dedicadas a ese trío de valientes: The Savage Tales of Solomon Kane (Wandering Star, 1998), Bran Mak Morn: The Last King (Wandering Star, 2001) y The Bloody Crown of Conan. Conan of Cimmeria, Book 2 (Del Rey, 2004; editado en España por Timun Mas).

Como ya señalé, la nostalgia es uno de los sentimientos que despierta la obra de este artista. De hecho, esa es la emoción que predomina en el cómic Prince Valiant: Far From Camelot (Príncipe Valiente: Lejos de Camelot) ilustrado por Gianni y escrito por Mark Schultz para el sello Andrews McMeel Publishing (2008).

Pese a que su propósito en esta historieta consiste en emular el estilo de Harold Foster –el creador del Príncipe Valiente–, lo cierto es que Gianni se acomoda bien a esa fórmula, y consigue que cada lámina resulte inolvidable. Para comprobarlo, no es mala idea hojear su antología The Prince Valiant (Flesk Publications, 2008)

Ahí va otra recomendación: algunas de las más bellas ilustraciones de Gianni aparecen reunidas en el excelente volumen Major Thrill’s Adventure Book!, publicado asimismo por la editorial Flesk.

Y para terminar, sólo nos queda desear que se publique en español la novela Gentlemen of the Road: A Tale of Adventure (2007), un virtuoso homenaje a la gran literatura de aventuras, escrito por el novelista Michael Chabon e ilustrado magistralmente por Gianni.

Copyright del texto © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de las ilustraciones © Gary Gianni. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.