Cualia.es

Crítica: «Grand Piano» (Eugenio Mira, 2013)

Cuando Eugenio Mira presentó su primera película, The Birthday (2004) en el Festival de Sitges, desconcertó a la mayoría con su extraña mezcla de PolanskiLovecraft y John Hughes. A los pocos a los que nos gusta que nos desconcierten, nos entusiasmó aquella extraña comedia romántica, de factura impecable y narrada «en tiempo real».

Sin darse uno cuenta, ya casi ha pasado una década de aquel debut, y después de «Agnosia (2010), el director catalán vuelve a presentar un nuevo trabajo en Sitges, esta vez con contundente presupuesto, reparto internacional (nada menos que Elijah Wood y John Cusack, entre otros) y una historia más apta para todos los paladares.

Grand Piano es una película de suspense clásico con toques hiperbólicos, donde la sombra de Hitchcock planea, pero la de Brian de Palma marca las normas.

En este film, escrito por Damien Chazelle y producido por Rodrigo Cortés, un pianista de renombre vuelve a enfrentarse a un concierto después de una mala racha. Si la presión fuera poca, un misterioso villano le obliga a tocar sin un sólo error. Si se equivoca, habrá sangre.

Con el protagonismo absoluto de un entregado Elijah WoodGrand Piano es una película diseñada para el gran público internacional, siguiendo la estela y el estilo de mini-éxitos como Buried, aunque más apta para los que quieren suspense pero no cosas demasiado desagradables.

Aunque los momentos enloquecidos al estilo De Palma atenúan en ocasiones la tensión inicial, el espectacular trabajo tras la cámara de Eugenio Mira brilla lo suficiente como para tapar casi del todo los altibajos del guión.

Sinopsis

Han pasado unos años desde que el gran pianista Tom Selznick se retiró tras un desastroso concierto. Cuando Tom vuelve por fin al escenario, encuentra un mensaje en la partitura: si fallas una sola nota, morirás. Sin apartar las manos de su piano, el protagonista deberá lidiar con esta situación en medio de un auditorio lleno.

Una pirueta narrativa y técnica, con ecos de La soga y de El hombre que sabía demasiado. Y con Elijah Wood convertido en el nuevo James Stewart.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de la sinopsis © Sitges 2013. 46 Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.