Cualia.es

«Predicador» (1995-2000), de Garth Ennis y Steve Dillon

Cada reedición de la obra más celebrada –y vilipendiada– de Garth Ennis y Steve Dillon supone una buena noticia para el lector inquieto. También viene a ser una excusa perfecta para que los fans de esta monumental creación intentemos convencer al mundo de su grandeza.

Predicador no es el mejor cómic que se ha hecho. Ni siquiera el mejor cómic de Vertigo, el sello de la editorial DC creado para publicar obras destinadas a un público más adulto, y al que se deben clásicos como Sandman100 Balas Hellblazer. Posiblemente el puesto más alto en el podio de los creadores de historias revolucionarias lo ocuparía Alan Moore, pero el irlandés Garth Ennis se ganó el corazón de muchos gracias a las aventuras y desventuras de Jesse Custer, el ex-predicador que busca a Dios por las carreteras estadounidenses en esta épica colección llena de violencia, cinismo, humor, amor y un sentido de la moral cercano al de los viejos héroes del far west.

La serie se publicó entre 1995 y 2000, y constó de 66 entregas (publicadas mensualmente), a las que hay que sumar cinco especiales dedicados a personajes específicos, además de una miniserie de cuatro números en la que se narraban los orígenes del Santo de los Asesinos, y que contó con la participación del dibujante maño Carlos Ezquerra.

Desde el comienzo, se trató de una de esas obras que, o bien conectan directamente con el lector, o provocan su rechazo. Hay quien la tacha de demasiado ofensiva y violenta, e incluso de repetitiva y autocomplaciente. Y posiblemente tengan razón.

De hecho, cuando uno es joven se engancha a las páginas de Predicador –o de otros cómics gamberros del autor, como La Brigada de Fusileros (2000-2001) o gran parte de Hitman (2009)– por su ultraviolencia caricaturesca y sus espectaculares groserías, tanto verbales como visuales. Sin embargo, al cumplir años, empezamos a notar que mucho de ese sensacionalismo resulta un tanto forzado, y que en realidad el atractivo de la serie reside en los personajes y sus relaciones, a lo que hay que sumar una imposible combinación de cinismo y romanticismo totalmente cautivadora.

A pesar de las salidas de tono que encontramos en The Boys (2006), Ennis ha ido renunciando con los años al impacto facilón y adolescente, y desarrolla historias más serias, que no es lo mismo que decir aburridas o pretenciosas.

Resumir una serie tan plagada de personajes y tramas como Predicador es una tarea que sólo puede llevar a dar una imagen caótica y superficial de la obra. Baste con decir que el protagonista es Jesse Custer, un tipo de horripilante historia familiar. Por un accidente en el Cielo, se ve dotado del poder de La Palabra, igual que el mismísimo Dios, quien recientemente ha abandonado su trono en las alturas y anda en paradero desconocido.

Jesse, harto de tanta irresponsabilidad, busca al Altísimo para que de la cara y para obtener respuestas. En su periplo, es acompañado por su aguerrida novia Tulip y por un pendenciero vampiro irlandés, Cassidy.

La galería de villanos, aliados y personajes en general que se cruzan en el camino de Jesse es enorme y pintoresca. Destaca Herr Starr, el principal enemigo de los héroes a lo largo de la serie –junto a Dios, claro está–. Herr Starr ocupa un alto cargo en El Grial, una sociedad secreta similar a las que han hecho rico a Dan Brown. Su principal objetivo es preservar la línea sanguínea de Jesucristo para presentarle como salvador en una crisis mundial inminente. El problema es que, tras siglos de endogamia, el heredero de Cristo es un despojo humano, algo que no convence en absoluto a Starr, quien ve como perfecto candidato a Jesse Custer (JC).

El eterno enfado de Starr, su mala suerte y su franca grosería –en especial en lo referente a sus necesidades sexuales– son elementos que despiertan una extraña simpatía hacia este sufrido villano.

El Santo de los Asesinos llega a ser más que un simple enemigo. Se trata más bien de una amenaza terrorífica, ya que es el ser más peligroso de la Creación, capaz de matar a cualquiera (a CUALQUIERA) con sus revólveres del 45. Sucesor del Ángel Exterminador, este pistolero del lejano Oeste es despertado de su descanso en Boot Hill por los ángeles, quienes le encargan acabar con Custer.

Por supuesto, lo primero que El Santo de los Asesinos hace es volarle la cabeza al ángel que le despierta, y eso es sólo el comienzo. No hace falta añadir que este personaje es uno de los más populares de la serie.

Otro secundario muy querido es Caraculo, un pobre chaval con pocas luces que intentó suicidarse con una escopeta cuando su héroe Kurt Cobain cambió la cara por un agujero. El chico no logra matarse, pero su rostro se transforma en algo muy parecido a un esfínter. Caraculo habla con un lenguaje prácticamente incomprensible, pero a lo largo de la serie logra convertirse en una estrella del rock, con todo lo bueno y malo que eso conlleva.

Las docenas de historias y personajes de Predicador están en su mayor parte ilustradas por Steve Dillon, cuya capacidad para dibujar acción puede ser discutible, pero que ofrece un trabajo brillante en las páginas de diálogo o en los momentos poéticos, aportando la viñeta precisa con el encuadre necesario en toda ocasión, y dotando a los personajes de una expresividad sobresaliente, sobre todo gracias a unas miradas que parecen vivas.

Además, Monument Valley pocas veces se ha visto tan impresionante en un cómic.

Esta Odisea americana, llena de bares de carretera y descensos a toda suerte de infiernos, tanto demoníacos como humanos, funciona como crítica hacia todo tipo de personas, países y entidades, ya sean el Altísimo, los franceses, el KKK o los fans de Charlot.

Predicador es un viaje cargado de mala leche por los Estados Unidos. Sin embargo, pese a soltar un sinnúmero de puñaladas verbales, lo cierto es que esta obra ensalza a ese país como concepto romántico, como tierra en la que empezar de nuevo y perseguir un sueño que no llegará, pero que es bonito y necesario tener.

Y además aparece John Wayne. Si un cómic en el que El Duque tiene un papel importante carece de interés para algún lector, apaga y vámonos.

Sinopsis

Entre los años 1995 y 2000, Ennis y Dillon, formando equipo con el espectacular portadista Glenn Fabry, desarrollaron una de las series más aclamadas del cómic americano, ganadora de varios premios Eisner. En Predicador descubrimos al reverendo Jesse Custer, de Texas, que acaba poseido por una entidad sobrenatural. Con su vida cambiada para siempre, convertido, probablemente, a su pesar, en uno de los seres más poderosos del universo, Jesse se embarca en un viaje para descubrir el por qué de su nueva situación y el paradero del mismísimo Dios. Y todo ello junto a su exnovia de gatillo fácil, Tulip, y un vampiro irlandés bebedor llamado Cassidy. Una auténtica road movie plagada de vida, muerte, amor y redención, pero también de sexo, alcohol, sangre, balas, ángeles y demonios.

Predicador ha influenciado a varias generaciones de lectores y de creadores. Su popularidad despertó desde su origen la curiosidad de los grandes estudios de Hollywood, que durante años presentaron diferentes proyectos de adaptación a imagen real. Finalmente, en 2013 se confirmó que la cadena estadounidense AMC había dado luz verde a una serie de TV, desarrollada por Sam Catlin, Seth Rogen y Evan Goldberg. En 2015 se emitió su primer capítulo, con Dominic Cooper como Jesse Custer, Joseph Gilgun como Cassidy, y Ruth Negga como Tulip.

Copyright de sinopsis e imágenes © DC Comics, ECC. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019) y "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019).