Cualia.es

Lecturas y recuerdos

Tarde de Sábado Santo. Leyendo a Julián de San Pelayo, abogado vizcaíno cuyos orígenes se remontan a las grandes familias que, durante siglos, se disputaron unas tierras tan bellas como las Merindades burgalesas. ¿Las conocéis? Aquellas ya no son tierras castellanas. Aquellas son tierras cántabras. Cuando digo cántabras me refiero a todas las tierras situadas en la cornisa cantábrica, desde Lugo a San Sebastián. Tierras que comparten paisajes, costumbres y formas de vida.

San Pelayo tenía casa solariega en el Valle de Mena, en cuya biblioteca encontró un manuscrito anónimo titulado Noticia del Noble y Real Valle de Mena, provincia de Cantabria, que decidió publicar en 1892 en Sevilla. Una tirada corta, de apenas cien ejemplares, para distribuir entre amigos y conocidos eruditos. Una obra dedicada al excelentísimo señor Duque de T’Serclaes Tilly. Ay, pienso cuando leo ese nombre, Sevilla…

El T’Serclaes, Juan Francisco Pérez de Guzmán, y su hermano gemelo Manuel, Marqués de Jerez de los Caballeros, los dos bibliófilos más destacados de aquella España de finales del siglo XIX. Contaba otro sevillano, Francisco Rodríguez Marín, quien llegó a ser Director de la Real Academia Española, que ambas bibliotecas eran frecuentadas, todas las primaveras, por Marcelino Menéndez Pelayo. Dos bibliotecas en las que se encontraban algunos de los libros claves de nuestra cultura. La del Marqués fue vendida, en su integridad, al millonario norteamericano Archer M. Hungtinton, apasionado de España, que creó la Hispanic Society of America de Nueva York. Aquellos libros, procedentes de Sevilla, engrosaron las paredes de una biblioteca que pronto compartió espacio con la galería Visión de España, los monumentales cuadros encargados a otro grande de nuestro arte, el valenciano Joaquín Sorolla.

Y, entonces, pienso en mi recuerdo más cercano de Sorolla, esa exposición mágica que vimos aquella tarde dominical invernal no menos mágica en el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Los pequeños apuntes de un genio de la pintura, que siempre iba acompañado de sus pinceles para tomar nota de todo lo que veía. Entre otras, las playas de San Sebastián y Zarauz, en las vacaciones inmediatamente posteriores a sus exitosas exposiciones americanas. Pequeños y prodigiosos apuntes que acumulaba mientras disfrutaba de la compañía del médico donostiarra Juan Madinaveitia.

La memoria, que es prodigiosa a la par que traicionera, me lleva, ante la sola mención de aquel apellido, a una lejana tarde de hace muchos, muchos años, en el Ateneo madrileño, a un ciclo de conferencias sobre los trasterrados, a uno de los muchos trabajos que, por aquellos entonces, preparábamos «elCordobéh» y la que escribe. Y recuerdo a otro farmacéutico, Antonio Madinaveitia, hijo del médico donostiarra.

Y así, de Sevilla a San Sebastián, pasando por Bilbao, recordando los parajes solitarios de las Merindades burgalesas y los despachos decimonónicos del Ateneo madrileño, pasa una tarde más de sábado. Y pienso, una vez más, que la vida merece la pena ser vivida por ese cúmulo de pequeños acontecimientos, intrascendentes en apariencia, pero que el recuerdo se encarga de transformar en míticos, desencadenando todo un torrente de emociones ante su mera contemplación.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.
Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran "El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II" (1998), "Los amantes del arte sagrado" (2000), "Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias" (2002), "Alquimia, el gran secreto" (2002), "Las plantas mágicas" (2002), "Magos y Reyes" (2004), "Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado" (2005), "Los libros malditos" (2005), "Inferno. Historia de una biblioteca maldita" (2007), "Historia de las hierbas mágicas y medicinales" (2008) y "Evas alquímicas" (2017).