Cualia.es

«La muerte de Gwen Stacy» (1973), de Gerry Conway y Gil Kane

El happy end –un concepto descafeinado, previsible y a la vez muy necesario– es una de las fórmulas irremisiblemente ligadas a los superhéroes de la edad dorada. Con una valentía que aún nos asombra, Marvel decidió romper esa regla situando a Spiderman en el centro de una terrible tragedia.

Sólo en una cosa podemos poner de acuerdo a todos los seguidores del trepamuros. Me refiero al encanto de Gwendolyn «Gwen» Stacy, esa novia ideal soñada por Stan Lee y Steve Ditko, convertida en personaje decisivo desde su primera aparición en The Amazing Spider-Man nº 31 (diciembre de 1965).

Rubia, simpática y tan deslumbrante como lo es siempre el primer amor, Gwen fascinó a Peter Parker con naturalidad. Sin embargo, no fue un romance a primera vista. Ambos eran estudiantes de la Empire State University, y entre los flirteos de la joven podemos citar a Flash Thompson y a Harry Osborn.

Después de romper con Betty Brant, Peter inició esta relación amorosa que tuvo el abrupto final que todos conocen. Por supuesto, entre una cosa y otra sucedieron bastantes acontecimientos. Por ejemplo, el padre de Gwen, el veterano capitán George Stacy, pereció tras salvar a un chiquillo durante un aparatoso combate entre Spiderman y el Doctor Octopus (Amazing Spider-Man, vol. 1, nº 90, noviembre de 1970). Gwen culpó al Hombre Araña de esta tragedia, y los sentimientos de culpa fueron convirtiendo su relación con Peter en un genuino melodrama.

En un mundo perfecto, Gwendolyn Stacy se habría casado con su novio arácnido. Pero en el Universo Marvel no cabe la perfección, y así fue como el guionista Gerry Conway, el dibujante Gil Kane y el entintador John Romita dieron carpetazo a ese romanticismo en Amazing Spider-Man nº 121 (junio de 1973).

A decir verdad, la decisión editorial de matar a Gwen correspondió a Gerry Conway, John Romita Sr. y Roy Thomas. Pese al revuelo originado, no les quedaba otra opción: un noviazgo tan perfecto como ese sólo podía tener dos consecuencias, el matrimonio o un final trágico.

En el citado número 121, el Duende Verde, que ya conoce la identidad secreta del trepamuros, toma a la joven como rehén en lo alto del Puente George Washington. Cuando el villano la arroja sin miramientos al vacío, Spiderman consigue retenerla con su red. Por desgracia, es un logro inútil. Desesperado, el héroe comprueba que la chica de sus sueños le ha dejado para siempre. El impulso de la caída y el súbito tirón de las redes han tenido un efecto letal.

No resulta exagerado afirmar que la muerte de Gwen es uno de los acontecimientos más cruciales en la historia del cómic de superhéroes. En cierto modo, define el paso a la edad adulta del género, y abre camino a todo tipo de revisiones dramáticas y desmitificadoras.

Los seguidores de la serie saben que Gwen Stacy –o mejor dicho, su clon– reapareció en fecha posterior. Pero los románticos prefieren pensar que el mundo de Spiderman y el de sus lectores se detuvieron de forma funesta en las páginas que reunió Panini Comics bajo el título La muerte de los Stacy (2011). Créanme, ningún lector de tebeos debe prescindir de este volumen, en el que se atesora el arco argumental más legendario del personaje: The Night Gwen Stacy Died (junio–julio de 1973).

En 2015, un nuevo y más amplio recopilatorio, Marvel Gold. El Asombroso Spiderman 6, recuperaría esas páginas en un formato aún más atractivo.

Sinopsis (La muerte de los Stacy)

La carrera de Spiderman ha sido, en demasiadas ocasiones, golpeada por la tragedia. De todas ellas, las que marcaron para siempre al trepamuros tienen relación con el amor de su vida, Gwen Stacy, y con el padre de ésta, el Capitán George Stacy.

Este volumen recoge las dos legendarias aventuras en las que ambos fueron asesinados a manos de dos de los peores enemigos del trepamuros. Descubre los momentos que cambiaron para siempre la existencia de Spìderman.

Contiene Amazing Spider-Man 88-90, 121-123 y Death And Destiny 1-3 USA

Guión: Stan Lee, Gerry Conway, Lee Weeks

Dibujo: John Romita, Gil Kane, Lee Weeks

Sinopsis (Marvel Gold. El Asombroso Spiderman 6 ¡La muerte de Gwen Stacy!)

Contiene The Amazing Spider-Man 100-123 y What If? 24 USA

¡El más dramático suceso en la vida del Hombre Araña! En 1972, un joven de diecinueve años llamado Gerry Conway se convirtió en el sucesor de Stan Lee, el genio que había dado vida al trepamuros. Junto a John Romita, devolvió al trepamuros a sus esencias, pero hizo mucho más: convencido de que la novia del héroe suponía una rémora para éste, se deshizo de la adorable Gwen Stacy, en una saga que impactó y sigue impactando a generaciones de lectores y que cambió la historia del cómic para siempre. Este volumen recoge las últimas historias de Stan Lee, empezando por la dramática transformación de Spidey en un hombre con seis brazos, para a continuación pasar a la etapa de Roy Thomas y Gil Kane y culminar con el arranque de Conway, hasta alcanzar su aventura más recordada. Contempla con tus propios ojos la historia que nadie se hubiera atrevido a contar. Vive la noche en que murió Gwen Stacy.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de sinopsis e imágenes © Marvel Comics, Panini España. Cortesía de Panini Cómics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.