Cualia.es

«Green Lantern: El día más brillante» (2008): Linterna Verde según Geoff Johns

Al profano le parecerá que la historia de los Green Lanterns está clara y puede resumirse en uno o dos párrafos. Sin embargo, los detalles de esta mitología plantean problemas delicados. Un inmejorable conocedor del tema, Geoff Johns, asume su doble condición de guionista y de aficionado para seleccionar esta estupenda colección de relatos, fundamental para entender el misterioso devenir de los Linternas Verdes.

Publicada en 2008, esta antología involucra a guionistas como Gil Kane, Curt Swan, Joe Staton, Kevin O’Neill, Dave Gibbons y Darryl Banks, y a guionistas como Joey Cavalieri, Todd Klein, Len Wein, Alan Moore, John Broome, Ron Marz, Elliot Maggin, Steve Englehart y Rubén Díaz.

Los superhéroes, casi sin excepción, se imponen códigos de conducta incómodos. Green Lantern no es un caso aparte, incluso cuando nos remitimos a su primer y ya olvidado avatar: aquel Alan Scott ideado por Bill Finger y Martin Nodell en las páginas de All-American Comics nº 16 (julio de 1940).

Tres rasgos definen al personaje: el anillo de poder, la linterna para recargarlo tras repetir su conocido juramento, y desde luego, ese uniforme verde que lo distingue, y que viene a ser otra de las melodramáticas condiciones que imponen los Guardianes del Universo a los candidatos a ingresar en el cuerpo intergaláctico de Green Lanterns.

Geoff Johns plantea una selección en la que los recién llegados a este universo pueden hacerse una idea cabal de su desarrollo y ramificaciones, empezando por una figura clave: el piloto de pruebas Hal Jordan, fundador de la Liga de la Justicia y Green Lantern titular desde 1959, creado por el editor Julius Schwartz, el guionista John Broome y el dibujante Gil Kane (Showcase nº 22, septiembre-octubre de 1959).

Como bien saben sus seguidores, Jordan vivió su edad de oro a partir de los setenta, cuando los guiones de Denny O’Neil y el arte de Neal Adams unieron a Green Lantern con el arquero Green Arrow en una serie de fabulosas aventuras.

Una de las sorpresas más agradables de esta antología es la selección de varias Tales of the Green Lantern Corps publicadas entre 1983 y 1993, en las que conocemos a varios agentes alienígenas del Cuerpo gracias al arte de Dave Gibbons, Gil Kane, Kevin O’Neill y Travis Charest.

Anticipándose a otros héroes que se despojaron de su máscara, John Stewart, el nuevo Green Lantern de los ochenta, desvela su identidad en el nº 188 de la serie (mayo de 1985), cuyo guión, obra de Steven Englehart, es otro de los grandes hallazgos de esta colección. Dicho relato se complementa con una ingeniosa humorada de Alan Moore y Dave GibbonsMogo no tiene vida social.

En Cambio de guardia (mayo de 1994), escrito por Ron Marz y dibujado por Darryl Banks, nos encontramos con Kyle Rayner, el Green Lantern de la nueva generación, rediseñado para ir en consonancia con otros enmascarados de los noventa.

Cierra esta entrega imprescindible Tigres (Green Lantern Corps nº 2, 1986), la historieta que reinventa a Abin Sur, el paladín alienígena, antecesor de Hal Jordan. Estas últimas páginas, escritas por Alan Moore y dibujadas por Kevin O’Neill, son un más que digno colofón a este repertorio.

Sinopsis

Hace miles de millones de años, los Guardianes del Universo crearon una fuerza policial para servir y proteger a los habitantes de todos los sectores del cosmos. Reclutados por su valentía e integridad, estos pacificadores intergalácticos cumplen con su honorable deber como los Green Lantern Corps. Su guerrero de voluntad más poderosa, Hal Jordan, es el protector del sector espacial 2.814, que incluye la Tierra.

El aclamado guionista Geoff Johns ha sido uno de los principales artífices de la actual popularidad de Hal Jordan y el Cuerpo de Green Lanterns. Con sagas tan decisivas como Renacimiento y La guerra de los Sinestro Corps, Johns ha encomendado a los Green Lanterns sus misiones más peligrosas y les ha dado tanto sus mayores victorias como sus más desgarradoras tragedias.

Aquí presentamos los relatos de Green Lantern que Geoff considera más importantes e influyentes… con las primeras apariciones de personajes y conceptos que cambiaron la mitología de los Lanterns para siempre. Muchas de estas historias contienen elementos que jugarán un papel crucial en la esperada saga de La noche más oscura.

Nota de Geoff Johns

«Bajo la dirección editorial de Julius Schwartz, John Broome y Gil Kane reinventaron el concepto de Green Lantern en los albores de la Edad de Plata de DC. Presentaron al piloto de pruebas Hal Jordan y a la fuerza policial intergaláctica conocida como el Cuerpo de Green Lanterns. Yo aún no estaba cuando Hal Jordan apareció por vez primera. De hecho, no descubrí a Green Lantern hasta que habían pasado casi tres décadas desde su debut. Pero aquellos cómics de Green Lantern de John Broome y Gil Kane fueron de los primeros que leí. Mi hermano y yo los descubrimos en el desván de mi abuela, 26 años después de su publicación. Luego encontramos otros números en la tienda más cercana y nos sorprendió averiguar que Hal Jordan, con su actitud temeraria e irreductible, ya no era el Green Lantern de la Tierra. En su lugar había un tipo duro muy temperamental llamado John Stewart. Eso es lo más hermoso de tener un universo repleto de polis con anillos. Hay un montón.»

«Hal Jordan –escribe Fran San Rafael– creció obsesionado con el mundo de la aviación porque admiraba profundamente a su padre, un piloto de pruebas que había muerto en un trágico accidente aéreo. Desoyendo los deseos de su madre, se enroló en las Fuerzas Aéreas en cuanto cumplió los 18 años, pero lo expulsaron por su excesiva temeridad. Frustrado por no poder volar, encontró trabajo como mecánico en Aviones Ferris, la empresa privada que había empleado a su padre hasta su muerte. Un buen día, la suerte llamó a su puerta y le permitió emprender de nuevo el vuelo. Sucedió esto cuando se estrelló en California la nave de Abin Sur, miembro de la organización policial intergaláctica conocida como Cuerpo de Green Lanterns. En plena agonía, el alienígena le cedió el anillo que lo acreditaba como tal y que le permitía realizar todo tipo de proezas. Poco después, Carol Ferris, su jefa y futura novia, le dio la oportunidad de seguir los pasos de su padre. Durante uno de aquellos vuelos de prueba, se topó con Sinestro, un compañero del cuerpo que se convirtió en su mentor. Juntos detuvieron a un extraterrestre llamado Atrocitus que había llegado a la Tierra en busca de la fuente de una agorera profecía que Abin Sur se había creído a pies juntillas. Poco sospechaba Hal que aquel encuentro marcaría su futuro muchos años después. El flamante Green Lantern de la Tierra pronto se labró una reputación como superhéroe local y como miembro del Cuerpo. Obviamente, para ello hizo muchos enemigos, el peor de los cuales fue el propio Sinestro. Afectado por las palabras de Atrocitus, el antiguo Linterna Verde dominó con puño de hierro su planeta natal, Korugar, hasta el punto de convertirse en un dictador al que Hal denunció ante sus superiores, los Guardianes del Universo. Desde entonces, antiguo maestro y antiguo alumno se convirtieron en enemigos acérrimos.»

Ficha editorial

Clásicos DC: Green Lantern: En el día más brillante

Edición original: Green Lantern: In Brightest Day TPB

Green Lantern nº 7, 40, 59, 162, 173, 177, 182, 183 y 188, Green Lantern (Segunda serie) nº 51, Green Lantern Corps Quarterly nº 6 y Green Lantern Corps Annual nº 2.

Guión: Alan Moore, John Broome, Ron Marz, etc.

Dibujo: Dave Gibbons, Gil Kane, etc.

Copyright del texto © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de sinopsis e imágenes © DC Comics. Cortesía de Planeta DeAgostini Cómics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.