Cualia.es

«Eso no estaba en mi libro de Historia de España», de Francisco García del Junco

Es muy oportuno que el libro de Francisco García del Junco vaya en el sentido de una mejor defensa de nuestra historia. O por decirlo con otras palabras, de un mejor tratamiento de nuestro pasado, insistiendo en sus aciertos y en sus hazañas reales, y no en el repertorio de exageraciones y fantasías que conforman la leyenda negra.

Esta última, como seguramente saben, suele debilitar o empequeñecer el retrato de nuestro país, y sus cultivadores, con escasa independencia de juicio, asumen como si fuera auténtico todo aquello que, hace siglos, difundió la propaganda protestante.

No es este, en cualquier caso, el lugar para estudiar esa patología española ‒me refiero a este autoflagelo perpetuo‒, porque la obra de García del Junco no necesita discutirla, más allá de un par de capítulos que refutan los principales tópicos negrolegendarios. Al autor le basta con relatarnos una serie bien escogida de hechos para que cualquier lector de mente abierta ‒sin sobrecarga de prejuicios‒ recupere el optimismo, el amor a la verdad y la moderación, tres virtudes que no van nada mal a la hora de revisar nuestra historia, con sus luces y sus sombras.

El paseo que nos propone García del Junco oscila entre la épica, el asombro y la curiosidad. Figuras como Blas de LezoAlejandro MalaspinaManuel IradierPedro Páez o Álvaro de Mendaña ‒dignísimos protagonistas de películas que nunca rodará nadie en nuestro país‒ se alternan, en estas paginas, con hazañas humanitarias y científicas tan ignoradas como la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna.

Lo que plantea Francisco García del Junco es un necesario reenfoque. En términos históricos, nunca se insistirá lo suficiente en lo peculiar que es la constancia con la que ignoramos nuestras virtudes y subrayamos nuestras culpas, asumiendo incluso las que inventaron otros países. En ese sentido, su libro es un ejercicio de normalidad. Obras como esta son la norma en países como Francia, Reino Unido o Estados Unidos, y por eso mismo, lo más grato sería no tener que hablar sobre su originalidad.

El acierto del catálogo histórico que reúne el autor tiene también otra feliz consecuencia: el entretenimiento del lector. Nos encontramos ante uno de esos ensayos cuya amenidad se sustenta en cada capítulo, convirtiendo la lectura en una inolvidable experiencia.

Sinopsis

El descubrimiento de las Fuentes del Nilo, la expedición Malaspina, las visitas de tribus vikingas a tierras del Guadalquivir, Blas de Lezo, el «Lago Español»… y otros acontecimientos singulares que permanecen olvidados en la Historia de España.

Muchos conocemos que Felipe II dispuso la Armada Invencible para castigar a Inglaterra por sus acciones de piratería y ataques a las colonias españolas… y que fracasó; pero ¿quiénes saben que Inglaterra sufrió su mayor derrota naval a manos de Blas de Lezo, que contaba con un soldado español por cada diez ingleses? O que Malaspina llevó a cabo una de las expediciones científicas más osadas del siglo XVIII. ¿Quién sabe que España envió alrededor del mundo una expedición para vacunar contra la viruela a miles y miles de personas condenadas a morir por la enfermedad? Que la Inquisición española, pese a su fama, fue el tribunal inquisitorial más condescendiente de todas las inquisiciones europeas. ¿Y que Inglaterra y Estados Unidos fueron, en su tiempo, los países más interesados en falsear parte de la historia de España para ocultar la suya propia? Si hablamos de la Paz de las Tres Vacas, ¿quién advierte que es el tratado de paz vigente más antiguo de Europa, por el que Francia sigue pagando en la actualidad tres vacas a España cada año? ¿Quién sabe que las terribles tribus vikingas llegaron hasta Córdoba o Sevilla? O que las legendarias Fuentes del Nilo fueron descubiertas por un español en el siglo XVII. ¿Cuántos conocen que el océano Pacífico —que cubre un tercio de toda la superficie de la tierra— fue llamado el «Lago Español» por los enemigos de España?… Estos, y muchos otros, son algunos de los capítulos que nunca debieron olvidarse, disfruta descubriéndolos con esta sorprendente y rigurosa obra: Eso no estaba en mi libro de Historia de España.

Francisco García del Junco, nació en Sevilla. Se licenció en Geografía e Historia por la Universidad Hispalense y se doctoró en Arqueología con una investigación sobre el castillo de Almodóvar, que duró 14 años (muchos, según él). Es profesor de la Universidad de Córdoba y Miembro Oficial de ICOMOS: International Scientific Committee on Fortification and Military Heritage (ICOFORT), organismo de la UNESCO para las fortificaciones mundiales. Ha participado en numerosas excavaciones y procesos de restauración. Es autor de Eso no estaba en mi libro de Historia de España, (2016), y de La torre de la Malmuerta de Córdoba, (2013), ambos en Almuzara. Algunas de sus publicaciones que más le gustó investigar fueron La destrucción de los castillos de España, en 2002, y Los subterráneos del castillo de Almodóvar del Río (Córdoba), en 2012.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Almuzara. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.