Cualia.es

Crítica: «El ritmo de la venganza» (Reed Morano, 2020)

Cuando se estrenó en 1990, nadie esperaba que Nikita contase con tantas versiones (oficiales y no) a lo largo de los años. Aparte de las dos series de televisión y del remake americano, la película de Luc Besson ha generado innumerables copias, en especial en el cine asiático, pero también en Occidente. El propio Besson se autoplagió en Anna (2019), y es que la historia de la bella yonqui convertida en sicaria o espía siempre funciona. Vuelve a ocurrir en El ritmo de la venganza (The Rhythm Section), drama de acción y vehículo de lucimiento para la protagonista, Blake Lively, una de las estrellas menos aprovechadas del cine actual.

En este film, la actriz vuelve a demostrar su notable talento interpretativo, al que hay que sumar una fotogenia y un atractivo físico que deberían haberla elevado más alto en el estrellato, más allá de su papel público de «esposa de Ryan Reynolds«.

Por desgracia, El ritmo de la venganza no está a la altura del trabajo de Lively. No es una mala película, pero falla a la hora de conseguir un equilibrio entre el drama psicológico, casi intimista, el cine de espías y la venganza violenta.

En esta ocasión, el personaje principal no es reclutado a la fuerza por ninguna organización, como suele suceder en el cine nikitesco, sino que la mujer emprende su propia misión, con la ayuda inicial de un reportero (Raza Jaffrey) y el entrenamiento de un Yoda ex-MI6 (Jude Law) en un lejano páramo escocés.

Las escenas de Blake Lively penando por su familia muerta y por el mal camino que lleva su vida se alargan en exceso, mientras que la trama de thriller se hace algo confusa, como si los responsables de la película (el director Reed Morano y el guionista Mark Burnell, adaptando su novela homónima) no estuvieran especialmente interesados en lo que hace la protagonista, sino en cómo se siente al respecto.

Un enfoque peculiar que no carece de valor, pero que hace que El ritmo de la venganza acabe aburriendo más de lo que debería. Parece que asistamos a dos películas que se intercalan. La historia de caza al terrorista se hace extraña entre tanto sollozo y escenas contemplativas. Cuando los párpados del espectador comienzan a pesar, de pronto vemos a la protagonista disfrazada de Betty Page, a punto de cargarse a un tipo en un lujoso edificio de Central Park West. La acción luego nos sitúa en la librería de San Ginés en Madrid, y también hemos pasado por Tánger, Londres y un buen montón de localizaciones que intentan animar el cotarro sin conseguirlo del todo.

Dentro de este experimento fallido (aunque los experimentos siempre tienen valor en el panorama cinematográfico), nos quedamos con una protagonista que pone toda la carne en el asador, y con una secuencia de persecución realmente intensa y espectacular, que sugiere cómo podría haber sido esta película con una narración más ligera y con menos dramatismo deprimente.

Sinopsis

Blake Lively interpreta el papel principal de Stephanie Patrick, una mujer normal que avanza con paso firme hacia su autodestrucción, después de que su familia falleciese trágicamente en un accidente de aviación. Cuando Stephanie descubre que el accidente no fue tal, se adentra en un mundo oscuro y complejo con el objetivo de vengarse de los responsables y hallar su propia redención.

Basada en la novela de Mark Burnell y con guion del mismo autor, la película está rodada en escenarios de Madrid, Almería y Cádiz y protagonizada por Blake Lively, Jude Law, Sterling K. Brown y Raza Jaffrey.

El libro de Mark Burnell llamó la atención de los productores de las películas de James Bond, Michael G. Wilson y Barbara Broccoli de EON Productions. “La historia lo aborda todo desde la perspectiva de una mujer, cosa que me parece novedosa e interesante”, dice Broccoli. “Es fascinante ver cómo una mujer reacciona de manera diferente a un hombre ante situaciones tensas y peligrosas. El personaje tiene una gran humanidad, porque al principio cree que su vida no vale nada y que no tiene ningún derecho de seguir viviendo. Pero descubre que puede dedicar su vida a una misión trascendente.”

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © EON Productions, IM Global, Babieka, Ingenious Media, Paramount Pictures. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019), "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019), "Psicosis. El libro del 60 aniversario" (2020), "Pasión de los fuertes. El libro del 75 aniversario" (2021), "El doctor Frankenstein. El libro del 90 aniversario" (2021), "El Halcón Maltés. El libro del 80 aniversario" (2021) y "El hombre lobo. El libro del 80 aniversario" (2022). En solitario, ha escrito "El cine de ciencia ficción" (2022).