Cualia.es

Crítica: «Creed» (Ryan Coogler, 2015)

El tiempo pasa volando, y descubro con alarma que ya hace diez años del inesperado regreso del boxeador ficticio más famoso en la película Rocky Balboa.

Escrito, dirigido e interpretado por Sylvester Stallone, aquel film ni siquiera era crepuscular, sino post-crepuscular. Se trataba de una producción modesta, una pequeña celebración del personaje de Rocky dirigida principalmente a los fans, sin alardes ni excesos. La idea no era poner al ya más que maduro Stallone a combatir contra gigantes, sino verle sudando en el cuadrilátero por el propio placer de hacerlo. Algo tranquilo, totalmente alejado de los delirios de Rocky IV, por poner un ejemplo.

Con similar espíritu llega ahora este Creed, donde “el Potro Italiano” ya no se coloca los guantes, sino que ejerce de entrenador del hijo bastardo de su antiguo amigo-rival Apollo Creed.

Rodado con mayor talento y mimo que Rocky Balboa ‒atentos al intenso combate filmado en plano secuencia‒, Creed es un film donde no cabe la sorpresa ni la transgresión. Es una película repleta de clichés, pero funciona por la honestidad y sencillez que dominan su metraje, y por la calidad de unos personajes e interpretaciones que no buscan la extravagancia ni el lucimiento, sino una credibilidad efectiva. Unas gotas de humor socarrón bien administradas también ayudan a crear una buena sensación de calidez que se agradece desde la butaca.

Aunque se habla de la película como un spin-off donde el verdadero protagonista es Adonis Creed, con Rocky como secundario, lo cierto es que no deja de ser una visita para ver qué tal le va al veterano héroe. Ahí le tenemos, viviendo una vida tranquila, a cargo de su restaurante y en las calles de Filadelfia de toda vida, pero bastante solitario. Adrian y Paulie han muerto, su hijo está viviendo en Canadá y, en fin, es lo que hay, sin más dramas.

Adonis es un chaval nada tonto, con los genes luchadores de su padre, pero que quiere mantener su apellido en secreto. Entrenarle es una tarea que a Rocky le da cierta pereza.

Similar desgana puede afectar a los espectadores que no sean fans del personaje. Un servidor, sin tener nada en contra de Rocky, nunca lo ha tenido en un pedestal, pero sería un acto de ceguera negar que este personaje de ficción ha servido de inspiración para muchas personas reales (de una manera mucho más positiva que el psicótico Rambo) con su poco sutil pero efectivo mensaje de superación personal, trabajo y lucha contra las adversidades.

Creed ofrece más de lo mismo. No hay verdaderos villanos, sino gente trabajando para conseguir su sueño o, simplemente, para seguir adelante.

También hay momentos de vibrante boxeo, claro. De hecho, los combates son especialmente contundentes y dolorosos, muy rápidos y muy bien coreografiados.

Y también está el homenaje continuo a la fotogénica ciudad de Filadelfia, urbe que se siente tan orgullosa de Rocky Balboa que le ha levantado una estatua en el mundo real. Estatua que aparece en la película… y es que, al final, Stallone y Rocky se han convertido en la misma persona.

Sinopsis

La película explora un nuevo capítulo de la historia de Rocky y está protagonizada por el nominado a los Óscar Sylvester Stallone en su papel estrella. La cinta también reúne de nuevo al director Ryan Coogler con el protagonista de su film Fruitvale StationMichael B. Jordan, que se mete en la piel del hijo de Apollo Creed.

Adonis Johnson (Jordan) no llegó a conocer a su famoso padre, el campeón del mundo de los pesos pesados Apollo Creed, que falleció antes de que él naciera. Sin embargo, nadie puede negar que lleva el boxeo en la sangre, por lo que pone rumbo a Filadelfia, el lugar en el que se celebró el legendario combate de Apollo Creed con un prometedor y duro rival llamado Rocky Balboa.

Una vez en la ciudad del amor fraternal, Adonis busca a Rocky (Stallone) y le pide que sea su entrenador. A pesar de que este insiste en que ya ha dejado ese mundo para siempre, Rocky ve en Adonis la fuerza y determinación que tenía Apollo, su enconado rival que terminó por convertirse en su mejor amigo. Finalmente, acepta entrenarle a pesar de estar librando su propio combate contra un rival más letal que cualquiera a los que se enfrentó en el cuadrilátero.

Con Rocky a su lado, Adonis no tarda mucho en competir por el título… pero ¿será capaz desarrollar no solo la fuerza sino también el corazón de un verdadero boxeador a tiempo para subirse al ring?

Creed” cuenta también con Tessa Thompson (SelmaDear White People) como Bianca, una compositora local que mantiene una relación con Adonis; Phylicia Rashad (Magnolias de acero, de Lifetime), que da vida a Mary Anne Creed, la viuda de Apollo; y el boxeador profesional inglés y tres veces campeón de los pesos pesados de la ABA Anthony Bellew, quien encarna al campeón del boxeo “Pretty” Ricky Conlan.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Metro-Goldwyn-Mayer Pictures, Warner Bros. Pictures. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario" (2018), "El universo de Howard Hawks" (2018), "La diligencia. El libro del 80 aniversario" (2019), "Con la muerte en los talones. El libro del 60 aniversario" (2019) y "Alien. El 8º pasajero. El libro del 40 aniversario" (2019).