Cualia.es

«Criminal» (2007-2019), de Ed Brubaker y Sean Phillips

Cuando los lectores descubrieron el primer número de Criminal, allá por octubre de 2006, muchos de ellos no dieron crédito a aquella sorpresa. ¿Un tebeo inteligente, profundo y apasionante, con toda la densidad de la mejor novela negra?

Sin duda, era un acontecimiento, y como tal fue celebrado con numerosos premios y elogios.

El trío responsable de esta magnífica obra está formado por el guionista Ed Brubaker –uno de los pesos pesados de la Casa de las Ideas–, el dibujante Sean Phillips y el colorista Val Staples.

A la manera de escritores como Michael ConnellyBrubaker toma los clichés del género negro, los recrea con pasión, y por último, aplica al conjunto un barniz realista.

De una forma sutil, las historias que van añadiéndose a la serie forman un tapiz narrativo, en el que los personajes se entrecruzan o se recuerdan unos a otros.

Como si se tratara de una saga, Criminal recrea la segunda mitad del siglo XX por medio de un puñado de antihéroes cuyo destino más probable es la comisaría, o si las cartas vienen mal dadas, la morgue.

El delito no es reflejado en estas viñetas como algo admirable o intrigante, sino como el resultado de un complicado juego del destino, que siempre se cobra su precio en forma de sangre, fracaso y decepción.

Cuando escribo estas líneas, Brubaker y Phillips ya han probado su habilidad en ese territorio noir en cómics como Sleeper (DC Comics, Wildstorm, 2003-2004), Incognito (Icon Comics, 2010) y Fatale (Image Comics, 2012). Sin embargo, creo que donde mejor delimitan esa frontera es en Criminal, una estructura narrativa con las paredes tan densas como las de una sala de interrogatorios.

Por otro lado, como en toda novela negra de cierta entidad, Criminal está protagonizado por personajes muy poderosos. Me quedo con tres de ellos: Leo Patterson, un ladrón inteligente y cobarde, que a pesar de ello tiene un fondo de moralidad; Tracy Lawless, un veterano de guerra que vuelve a las calles para investigar la muerte de su hermano; y Jake ‘Gnarly’ Brown, boxeador, hijo de un delincuente, y dueño de un bar donde acaban recalando todos los demás personajes, el Undertow, llamado así porque se desprendió la «n» de su letrero de neón.

Galardonada en dos ocasiones con el premio Eisner, Criminal capta magistralmente las texturas de una ciudad en la que el delito se mezcla con otras facetas de la vida cotidiana. Un espacio inmisericorde, en el que la capacidad para la supervivencia y la astucia se convierten en bienes indispensables.

Además de ese ejercicio de realismo, este cómic también nos regala un romanticismo al viejo estilo, que entre líneas nos recuerda a los clásicos, empezando por Chandler y Hammett.

Pero no quiero adelantarles más. Estoy seguro de que van a pasar un rato excelente participando en este fascinante juego de robos, seducciones y homicidios.

Titulos de la serie

Coward (2007): Criminal #1-5
Lawless (2007): Criminal #6-10
The Dead and The Dying (2008): Criminal v2 #1-3
Bad Night (2009): Criminal v2 #4-7
The Sinners (2010): Criminal – The Sinners #1-5
The Last of the Innocent (2011): Criminal – The Last of the Innocent #1-4
Wrong Time, Wrong Place (2016): Criminal Special Edition One Shots #1-2
My Heroes Have Always Been Junkies (2018)
 Bad Weekend (2019): Criminal #2-3, con material adicional.

Sinopsis

Un extraordinario volumen de lujo con la obra maestra de Ed Brubaker y Sean Phillips, ganadora de los premios Eisner y Harvey. Incluye las tres primeras sagas de Criminal: «Cobarde», «Sin ley» y «Los muertos y los moribundos». Conoce a un hombre capaz de planificar y ejecutar cualquier golpe, siempre que no entrañe peligro; a alguien que abandonó su carrera criminal en las calles de la ciudad para abrazar una nueva vida; a una afortunada femme fatale; a un boxeador sin suerte y a un asesino que vuelve a casa después de haber estado en Vietnam.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de las imágenes © Marvel Comics, Panini Comics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.