Cualia.es

«Civil War: Spiderman» (2006-2007), de J. Michael Straczynski y Ron Garney

Hace unos años, el Universo Marvel se vio sacudido por uno de esos conflictos que se desarrollan en forma de crossovers. Se trató de Civil War, un momento en el que los héroes se enfrentaron entre sí formando dos bandos por cuestiones de la política estadounidense. ¿De qué lado se puso Spiderman?

Tras un espantoso acontecimiento en el que una escuela fue destruida en una lucha entre superhéroes y supervillanos, matando a 600 personas, los conmocionados Estados Unidos promulgan la Ley de Registro de Superhumanos, por la cual todos los que tenían superpoderes estaban obligados a de dejar de lado sus identidades secretas y entrar en un censo.

Algunos superhéroes, encabezados por el empresario y militarista Tony Stark (Iron Man), decidieron apoyar esta ley, mientras que otros, liderados por el Capitán América, creyeron que se trataba de una ley injusta y se negaron a obedecer al Gobierno.

Esta historia, creada por Mark Millar –con dibujos de Steve McNiven– se desarrolló entre 2006 y 2007 en siete álbumes, y fue complementada por cómics como este (Amazing Spiderman nº 532-538, mayo de 2006-febrero de 2007), dedicado a uno de los más –¿el más?– importantes personajes de la editorial, Spiderman.

La mayoría de los números de Spiderman relativos a Civil War fueron escritos por J. Michael Straczynski y dibujados por Ron Garney, pero se complementan con un capítulo de la serie principal de Millar y McNiven.

Tradicionalmente, Marvel ha destacado por tratar sobre los temas candentes de la actualidad social estadounidense, pero pasándolos por el filtro de la ciencia-ficción y el fantástico. Civil War hace clara referencia a la América post 11–S, en especial al Acta Patriótica del Gobierno Bush, a través de la cual se restringían ciertas libertades para facilitar la lucha antiterrorista.

Las facciones de Iron Man y del Capitán América representan dos formas de patriotismo enfrentadas, aunque ambas basadas en puntos de vista razonables. Iron Man, pese a no gustarle la Ley de Registro, no sólo la apoya, sino que actúa para que se cumpla, enviando a los superhumanos –tanto héroes como villanos–, a una suerte de Guantánamo en la Zona Negativa. Para él, ser fiel a tu país es ser fiel a sus leyes.

Por su parte, el Capitán América entiende el patriotismo como el defender los principios de libertad, justicia y rebeldía en los que se fundó el país, y por ello actúa en contra del Gobierno: «Este país se fundó sobre un principio por encima de todos: la exigencia de que nos levantemos por lo que creemos, sin importar el riesgo o las consecuencias», explica el superhéroe del escudo.

En este cómic vemos a un Spiderman lleno de dudas y responsabilidades, dudando si comprometer la seguridad de su esposa Mary Jane y su tía May o actuar como mandan las autoridades.

El Hombre Araña decide cumplir con la ley, enfundado en su nuevo traje diseñado por Stark, ayudando a atrapar a algunos de sus compañeros, pero una visita a la Zona Negativa y una charla con el Capitán América le harán replantearse su posición.

El dibujo es sólido, y los diálogos son bastante buenos, aunque a veces demasiado discursivos. Se agradecen las numerosas notas de humor marveliano, que rebajan los posibles excesos trascendentes y hacen de este cómic un entretenimiento más que digno, que además tiene en consideración el intelecto del lector.

Sinopsis

La decisiva participación del trepamuros en la Guerra Civil Superheroica. Después de la masacre de Stamford, Peter Parker tendrá que tomar una de las decisiones más importantes de su vida. ¿A quién apoyará, a Tony Stark, el hombre que le ha acogido como si fuera un padre, o a Steve Rogers, aquél justiciero que respeta por encima de todas las cosas? Sea cual sea la decisión que tome, la vida del Hombre Araña cambiará para siempre.

Ficha editorial

Civil War  Spiderman

Edición original: Amazing Spiderman #532–538, Civil War #2 USA

Guión: Joe Michael Stracyznski, Mark Millar

Dibujo: Ron Garney, Steve McNiven

Copyright del texto © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Marvel Comics. Cortesía de Panini Comics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.