Cualia.es

A saltos con Lanner

Joseph Lanner (1801-1843) cubre de un salto el espacio que va desde los valses y Ländler de Schubert hasta los bailes animados por la familia Strauss (la de Viena, no nos confundamos).

Y si digo lo del salto es porque estoy pensando en una pista de baile, popular, burgués o cortesano, donde las parejas pegan saltos al compás de los valses, los galopes, las polcas, las tarantelas estirianas y las españoladas del maestro Lanner.

Pocas veces una música nos hace evocar el baile como estas piezas lannerianas. No sólo por la estructura y los marcados ritmos, sino por las velocidades corporales que las animan. Por decirlo de modo paradójico: por el cuerpo que es su alma.

Son, además, muestras de esa cultura vienesa, devota de graciosos pastiches y mezcolanzas graciosas, donde lo plebeyo y lo nobiliario juntan sus pies en el mismo tablado, se utilizan con alegría y libertad las citas folclóricas, cualquier compás es bueno si se puede bailar en pareja o en la fila del galope.

La selección que hoy les recomiendo es elocuente y las adaptaciones de Heinrich Peck para el conjunto del caso (dos violines, viola y contrabajo) resultan muy oportunas, porque se trata de una sumaria orquestina de esas que animaban los cafés vieneses, los casinos y verbenas que conocemos por los cuentos de Schnitzler y las comedias de Nestroy, pero que ahora podemos escuchar como si estuviéramos a punto de sacar a valsear a una camarera que ¿por qué no? puede resultar una marquesa disfrazada.

Disco recomendado: Joseph Lanner (1801-1843): Danzas Vienesas / Ensemble Wien / VMS / Ref.: VMS 134 (1 CD)

Imagen superior: Wilhelm Gause, «Baile de corte en Viena» (1900).

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo se publica en Cualia por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista. Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de "La Opinión" y "La Razón" (Buenos Aires), "Cuadernos Noventa" (Barcelona) y "Vuelta" (México, bajo la dirección de Octavio Paz). Dirigió la revista "Cuadernos Hispanoamericanos" entre 1996 y 2007, y entre otros muchos libros, es autor de "La ciudad del tango; tango histórico y sociedad" (1969), "Genio y figura de Victoria Ocampo" (1986), "Por el camino de Proust" (1988), "Puesto fronterizo" (2003), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)
En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por "Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina". (Fotografía publicada por cortesía de "Scherzo")