Cualia.es

«Walk Away Renée» (1966), de The Left Banke

The Left Banke fue una banda neoyorquina que, pese a su larga trayectoria y diversas refundaciones, es recordada sobre todo por dos canciones, «Pretty Ballerina» y «Walk Away Renée». Esta última simboliza a la perfección el tipo de sonido que practicaba el grupo: barrocos arreglos de cuerda y armonías vocales inspiradas en grupos británicos como los Beatles o los Zombies.

En este caso, además, integra un solo de flauta que el teclista y vocalista Michael Brown tomó del “California Dreamin´” de The Mamas & the Papas.

¿Y quién era la Renée del título? Según Brown, se trataba de Renée Fladen-Kamm, la entonces novia del bajista Tom Finn y de la que también estaba enamorado aquél. Alta, rubia y descrita como un espíritu libre, permaneció con la banda unas cuantas semanas, en el curso de las cuales inspiró a Brown varias canciones de amor. Entre ellas, «Pretty Ballerina» y «She May Call You Up Tonight».

Firmada por Michael Brown, Bob Calilli y Tony Sansone, «Walk Away Renée» fue publicada como disco sencillo en julio de 1966. Hoy figura entre los principales ejemplos de un estilo muy influyente durante aquellos años: el pop barroco.

Bob Stanley escribió en The Guardian sobre este subgénero musical, caracterizado por el uso de arpas, clavicémbalos, flautas, órganos, trompetas, violines o violonchelos. «Su apogeo ‒dice Stanley‒ se extendió desde el final de la psicodelia hasta el nacimiento del punk, e hizo un gran uso de los cuartetos de cuerda, los instrumentos de viento y la melancolía otoñal. Si bien nunca se apoderó del mundo del pop en las listas de éxitos, su toque aterciopelado era algo habitual. Fue un estilo enriquecido por las contribuciones de Paul McCartney a The White Album, por el sonido de los Zombies en Odessey and Oracle, el denso pop de cámara de Scott Walker y una pizca de armonía de Crosby, Stills y Nash. Agreguemos un clavicémbalo, una taza de té y un gato en el alféizar de la ventana, y tendremos una visión de conjunto. En el Reino Unido, el punto de partida del pop barroco fue ‘She’s Not There’ de los Zombies, que incluía oboes. Destacó de manera bastante dramática en 1964, el año de ‘You Really Got Me’ y ‘Little Red Rooster’. (…) En Nueva York, un teclista de formación clásica, Michael Brown, estaba prestando mucha atención a este sonido. ‘She’s Not There’ tuvo un éxito mucho mayor en Estados Unidos, donde, a raíz de la Beatlemanía, estaba de moda beber té, cuanto más lácteo, mejor. Los Zombies no podían fallar, y Brown se inspiró en ellos. Formó una banda llamada The Left Banke y contrató a su padre, un arreglista llamado Harry Lookofsky, para que supervisara su primer sencillo. Los otros músicos eran rudimentarios, por lo que Lookofsky se centró en el clavecín de Brown y el cuarteto de cuerdas. ‘Walk Away Renée’ fue el primer éxito del pop barroco a finales de 1965. La versión que se puede escuchar con mayor facilidad ahora es la de los Four Tops, que eliminó todos esos adornos barrocos. Lamentablemente, los discos de The Left Banke están agotados».

Copyright del artículo © Manuel Rodríguez Yagüe. Reservados todos los derechos.

Manuel Rodríguez Yagüe

Manuel Rodríguez Yagüe

Como divulgador, Manuel Rodríguez Yagüe ha seguido una amplia trayectoria en distintas publicaciones digitales, relacionadas con temas tan diversos como los viajes ("De viajes, tesoros y aventuras"), el cómic ("Un universo de viñetas"), la ciencia-ficción ("Un universo de ciencia ficción") y las ciencias y humanidades ("Saber si ocupa lugar"). Colabora en el podcast "Los Retronautas".