Cualia.es

Recordando a María Moliner

Me encanta esta foto de la Moliner. Me encantan las apariencias que engañan. Me fascinan las imágenes que no son evidentes a simple vista. Nada hace pensar la tremenda riqueza interior de esta mujer. Una de las nuestras. Una de las grandes.

Bibliotecaria. Filóloga. Lexicógrafa. Licenciada en la especialidad de Historia por la Universidad de Zaragoza. Premio extraordinario de Licenciatura. Opositora al Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y Arqueólogos. Archivera en el Archivo General de Simancas. Primera mujer que impartió docencia en la Universidad de Valencia. Miembro activo de las Misiones Pedagógicas. Depurada y silenciada por el régimen franquista, que acabó con su ascensión fulgurante, haciéndola descender 18 puestos en el escalafón administrativo, encerrándola en lo que ella llamó su «exilio interior».

María aprendió a vivir hacia adentro. Perdedora y silenciada. «Había un punto, el de la tarde, en que realmente me sentía vacía, sentía que algo me faltaba y entonces me puse a trabajar en el diccionario con todo entusiasmo», contó a Daniel Sueiro, en la entrevista publicada por el Heraldo de Aragón el 7 de noviembre de 1972. Fue así como, ella solita, se hizo un diccionario. Todo un señor diccionario. Un Diccionario de uso del español, en el que invirtió quince años de metódico e incesante trabajo. Una empresa que, sin embargo, no fue reconocida por quién debía, esto es, por la Real Academia de la Lengua, cuyos petimetres académicos no accedieron a que la Moliner se transformase, por derecho propio, en la primera académica mujer de la lengua.

«Mi biografía es muy escueta ‒le contó a Sueiro‒, en cuanto a que mi único mérito es mi diccionario. Es decir, yo no tengo ninguna obra que se pueda añadir a esa para hacer una larga lista que contribuya a acreditar mi entrada en la Academia. Me han preguntado qué otras cosas tengo. No tengo ninguna, y no rebusco; podría buscar en mi historia, haber publicado algún artículo ocasional en un periódico, alguna cosa así, pero es que no lo considero como un mérito que añadir al diccionario. Mi obra es limpiamente el diccionario».

Algo sé de exilios interiores. Algo sé de depuraciones y silenciamientos. No hace falta vivir en una dictadura para ser callada, boicoteada, alejada de lo que es tu vida, de lo que te has ganado por derecho propio, de lo que te corresponde porque has peleado con uñas y dientes por ello. Y sé, mucho, de ese vacío. Esa terrible sensación que no te deja vivir. Esa necesidad perentoria de expresar lo que sabes, lo que llevas dentro…

Honor y gloria a María Moliner. Grande entre las grandes. Mujer sabia con mayúsculas. Que se fastidien, María, que se fastidien con sus academicismos varios. Tú, por derecho propio, has pasado a la Historia. Te has hecho inmortal. Perdurarás para siempre en la memoria de todo hispanohablante. Eso sí, el sufrimiento vivido es impagable. Nada ni nadie te podrán recompensar…

(El 22 de enero de 1981 moría María Moliner, la gran señora que inventaba palabras).

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.
Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran "El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II" (1998), "Los amantes del arte sagrado" (2000), "Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias" (2002), "Alquimia, el gran secreto" (2002), "Las plantas mágicas" (2002), "Magos y Reyes" (2004), "Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado" (2005), "Los libros malditos" (2005), "Inferno. Historia de una biblioteca maldita" (2007), "Historia de las hierbas mágicas y medicinales" (2008) y "Evas alquímicas" (2017).