Cualia.es

«Peregrina», de Mardía Herrero

Hace dos años que descubrí a Mardía Herrero. Licenciada en Historia y en Filología Hispánica, Máster en Ciencias de las Religiones, Doctora en Literatura. La descubrí a través de su libro Peregrina (2020), donde relata su primer Camino de Santiago, hecho con veintidós años, recién licenciada, después de una crisis personal muy fuerte.

El libro lo escribe varios años después, cinco Caminos más en la mochila, una conversión al sufismo, un matrimonio y cinco hijos. En la actualidad, Mardía ha encontrado su lugar en el mundo: es profesora de secundaria y participa en conferencias y encuentros donde habla sobre sufismo, mística cristiana, teorías del imaginario y maternidad sagrada.

«La peregrina que aparece en el relato soy y no soy yo ‒escribe en la apertura del libro‒. Mi vida ha cambiado mucho desde entonces. Al serle fiel a ella, sin embargo, he sido fiel también a mí misma. Sé que algunos lectores pensarán que he acomodado los hechos a las exigencias del género novelesco. Demasiados milagros. Demasiadas sincronías. Pero no. Salvo el cambio de ciertos nombres y la reconstrucción de alguna circunstancia anecdótica que no recuerdo bien, lo que encontrarás es lo que sucedió. Eso es lo alucinante. Que la vida real pueda asombrar. Que haya motivos para la esperanza; que de verdad nos esperen, al otro lado del tapiz, la luz y el amor sin sombras. Lo único que tenemos que hacer es atrevernos a ir más allá. No rendirnos. Convertir nuestra vida en peregrinación hacia la maravilla. Ultreia«.

Supongo que Mardía y yo no tenemos nada en común. Y, sin embargo, le leí un párrafo que, de otras muchas formas, llevo sintiendo y escribiendo años. Dice así:

“Me di cuenta de que, a pesar de haber escrito artículos, una tesina en Ciencias de las Religiones y una tesis en Filología, ya no podía escribir un texto académico. Mi corazón no me lo permitía. Teresa [de Jesús] me llamaba desde otro sitio, apelaba solo a mi sinceridad. Rendirle homenaje era volverla espejo de mi propia vida. Intenté contenerme, releí sus obras como lo hace el estudioso, pero fue imposible. Así que dejé de escribir y me puse a escuchar. (…) Escribir, así, es para mí una experiencia más honda incluso que rezar o que meditar. Escribir desde el contacto con el silencio es una labor sagrada”.

La escritura como labor sagrada.

Como experiencia mística.

Sinopsis

«De repente, me pongo a correr, como si la mochila no me pesara. Y le voy diciendo adiós a cada roble, adiós a cada hórreo y a cada flecha amarilla. Y canto, otra vez canto, aquel tema de Medina Azahara que tanto le gusta a mi padre: «Necesito respirar, descubrir el aire fresco y decir cada mañana que soy libre como el viento.» Porque ese verde, efectivamente, no es de supervivencia. Porque nada es de supervivencia aquí, todo nos trasciende. Y porque de repente me parece como si me estuvieran saliendo alas, la mochila se redujo, dejé de pesar, el cielo está lleno de nubes grises que me llaman. Y me pongo a llorar, libre de toda esperanza. Libre de planes, de añoranzas, de vergüenza y dudas; todos los muros caídos, el bosque adentrándose en mi ciudadela. Atravesada por el camino, dejo un instante de ser yo para ser él. Una curva que rodea una finca protegida por piedras, una cuesta abajo, una vaca, una cacera con agua, ese nogal generoso, una piedra. Me siento desaparecer, de pronto, porque no siento que corro. Y simplemente lloro. Me vuelvo ese llanto, tan purificador. Un llanto lleno de amor, igualito que el rocío, que lo entrelaza todo, hace líquidas las fronteras que separan a las cosas».

Mardía Herrero (Madrid, 1981) es escritora y profesora, es doctora en Literatura, máster en Ciencias de las Reli­giones y licenciada en Historia (Premio Extraordinario Fin de Carrera) y en Filología Hispánica. Ha publicado 39 semanas y media. Un embarazo sufí (Mandala, 2016) y El paraíso de los escritores ebrios (Amargord, 2007). Es articulista en la revista del Instituto Cervantes Rinconete. Participa en conferencias y encuentros para hablar de sufismo, mística cristiana, teorías del imaginario y maternidad sagrada. Ha dado clases de literatura en la Universidad Complutense de Madrid y actualmente es profesora de secundaria. Ha peregrinado varias veces a Santiago. Es cocreadora, junto a su marido Rafa Millán, del canal de Youtube «Psicología y espiritualidad».

En Fragmenta Editorial ha publicado Cómo santa Teresa me acompañó al sufismo (2018) y Peregrina (2020).

Copyright de imágenes y sinopsis © Fragmenta Editorial. Reservados todos los derechos.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.
Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran "El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II" (1998), "Los amantes del arte sagrado" (2000), "Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias" (2002), "Alquimia, el gran secreto" (2002), "Las plantas mágicas" (2002), "Magos y Reyes" (2004), "Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado" (2005), "Los libros malditos" (2005), "Inferno. Historia de una biblioteca maldita" (2007), "Historia de las hierbas mágicas y medicinales" (2008) y "Evas alquímicas" (2017).