Cualia.es

«Cable & Masacre: Si las miradas matasen» (2004), de Fabian Nicieza y Patrick Zircher

Pocos personajes de cómic que yo conozca son tan distintos como Cable y Masacre. El primero lleva la justicia enhebrada en su genética. Recordemos que es hijo de Cíclope y de la heroína/villana Madelyne Prior, clon de Jane Grey.

Cable procura imponer el orden pese a su temible apariencia, con un brazo robótico y ese ojo biónico que brilla como una promesa de muerte.

En cuanto al segundo… ¿Qué puedo decirles que no se haya dicho ya? Masacre tiene un rostro digno de un monstruo fatalista, goza de factor curativo, y por encima de todo, es un tipo divertidísimo, a quien le encanta romper la cuarta pared e interpelar al lector como si todo el Universo Marvel fuera una enorme broma.

Como fans sorprendidos ante un dúo musical formado por estrellas de estilos opuestos, asistimos en este tebeo (Cable & Deadpool, vol. 1, nº 1-6, mayo-agosto de 2004) a la reunión de estos dos personajes dejando que superen todas nuestras expectativas, aceptando que la suma de sus talentos hace que ambos crezcan ante nuestros ojos.

Al descaro de Masacre le sienta bien la gélida seriedad de Cable, y viceversa. De hecho, este último nunca lo ha tenido fácil en solitario, a pesar del empeño que puso en ello Jeph Loeb.

Sin duda, el hecho de que aquí nos encontremos con un guionista como Fabian Nicieza facilita las cosas. Nicieza sabe manejar la flamígera ironía de Masacre con la misma soltura con la que toma las riendas del destino letal de Cable, y eso es algo que compensa una historia que, en otras manos, podría salirse de sus raíles con suma facilidad.

Quien se ocupa del apartado gráfico es, fundamentalmente, Patrick Zircher, que entiende el ritmo impuesto por Nicieza y sabe adaptarse a los distintos tonos que exige una historieta de estas características, con momentos de frenesí o de violencia y con instantes de simple comicidad verbal, previos a una exhibición de slapstick.

Obviamente, el tebeo que nos ocupa requiere la complicidad del lector. Un lector que acepte la metanarrativa implícita en cualquier aventura de Masacre, y que además disfrute con el tipo de humor que surge cuando chocan dos personalidades tan opuestas como las de esta pareja de atípicos superhéroes.

Como ya dije, esta serie llegó al público en 2004, y su éxito contribuyó a enderezar la carrera editorial de Cable y a consolidar la fama de Masacre. ¿Un tebeo de culto? Algo de eso hay. En todo caso, la diversión queda asegurada. No digan luego que no les avisé.

Sinopsis

¡El reencuentro de dos de los más peligrosos personajes surgidos del Universo Mutante! Fabian Nicieza se pone de nuevo al frente del Mercenario Bocazas y del Hijo de Askani para devolver a ambos a sus salvajes orígenes, en una divertidísima colección.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Marvel Comics, Panini Cómics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.