Cualia.es

Leonora y Remedios, las hechiceras hechizadas

25 de noviembre de 2014. La neoyorkina casa de subastas Sotheby’s saca a la venta las obras maestras coleccionadas por Lorenzo Zambrano, destacado empresario mexicano, recientemente fallecido.

Entre ellas, entre esa impresionante colección de arte latinoamericano, se encuentran sendos cuadros de Remedios Varo y Leonora Carrington. «Hacia la torre», una de las pinturas icónicas de la Varo, alcanza la astronómica cifra de 4.309.000 dólares. «La tentación de San Antonio», de la Carrington, se vende por 2.629.000 dólares, transformándose en la obra más cotizada de la pintora británica. Una mujer que nunca pintó para vender sus obras. Una mujer que mostraba el mayor de los desprecios hacia el dinero.

Ambas, Remedios y Leonora, fueron las reinas indiscutibles de la velada. Ambas pulverizaron los récords de ventas en lo que a arte latinoamericano femenino se refiere, siendo sólo superadas por otra grande, Frida Kahlo. Una española, una inglesa y una mexicana. Parece un chiste, pero no lo es.

Leonora y RemediosRemedios y Leonora. Las hechiceras hechizadas, que decía Octavio Paz. Amigas íntimas. Confidentes. Artistas supremas. Genias. Veinte años de relación diaria, de creatividad compartida. Cuánto sabían la una de la otra. Cuánto vivieron juntas. Qué extraordinaria relación. Qué vínculo vital y creativo. Leonora y Remedios, destinadas a encontrarse, pues sólo la una en la otra, la otra en la una, pudieron hallar esa intensidad que no poseía nadie más.

Las imagino, juntas, observando esa «Tentación de San Antonio», que Leonora debió pintar entre embarazo y embarazo. Ese San Antonio, fechado en 1947, que tanto significado tiene para Leonora. Un San Antonio que tanto debe a El Bosco, pintor fetiche de ambas. Un San Antonio pintado a modo de talismán, un conjuro poderoso cuyo verdadero significado fue patrimonio exclusivo de ambas durante años.

Sólo Remedios era capaz de leer más allá de los trazos pintados por Leonora. Sólo ella sabía la historia que escondía aquella pintura. Sólo Remedios conocía, a ciencia cierta, cuánto de exorcismo había allí… «La presencia de Remedios en México cambió mi vida», confesó Leonora, veinte años después de haber perdido, para siempre, a su amiga, a su hermana, a su confidente.

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.
Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran "El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II" (1998), "Los amantes del arte sagrado" (2000), "Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias" (2002), "Alquimia, el gran secreto" (2002), "Las plantas mágicas" (2002), "Magos y Reyes" (2004), "Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado" (2005), "Los libros malditos" (2005), "Inferno. Historia de una biblioteca maldita" (2007), "Historia de las hierbas mágicas y medicinales" (2008) y "Evas alquímicas" (2017).