Cualia.es

La dinastía Bamberg

La dinastía Bamberg de magos la inició el alquimista y nigromante Jasper Bamberg, a principios del siglo XVIII. Empleaba la linterna mágica y buscaba con ahínco la piedra filosofal. Transmitió sus secretos a su hijo mayor: Eliaser Bamberg (1760 – 1833 ). Este perdió en la guerra una pierna. A partir de entonces se convirtió en mago profesional y utilizó una pierna de madera hueca para ocultar los objetos que aparecían y desaparecían.

Construyó varios autómatas maravillosos. Transmitió sus secretos a su hijo mayor David Leendart Bamberg (1786-1869) que se inició en escena con nueve años y en la masonería pocos años después. Hábil manipulador, perfeccionó el juego de la bolsa y el huevo logrando extraer hasta quince huevos e incluso una gallina viva.

Trasmitió sus secretos a su hijo mayor Tobias Bamberg (1812-1870). Hombre refinado, políglota, de asombrosa cultura y aguzado sentido del humor. De él se recuerda el juego de las Monedas Boomerang: Contaba veinte, las depositaba en las manos del espectador y una parte de ellas regresaban, mediante un invisible efecto Boomerang, a sus manos para desaparecer. Trasmitió sus secretos a su único hijo

David Tobías Bamberg (1843-1914). Influido por Carl Hermann, realizó una magia directa, depurando la charla, los gestos, la vestimenta y el atrezo. Era conocido como Papa Bamberg. Tuvo seis hijos. Tres de ellos fueron magos. Pero David transmitió sus secretos a su hijo mayor Tobias (Theo) Bamberg (1875-1963). La visión de la levitación de Maskelyne en el Egyptian Hall cambió su visión de la magia. Al trabajar como ayudante de Thurston, descubrió el secreto. Tomó el nombre de Okito, tras adoptar la personalidad escénica de un mago japonés. Pero cuando descubrió que las túnicas chinas eran más propicias que los kimonos japoneses para la realización de sus juegos, cambió de nacionalidad mágica aunque no de nombre.

Okito era sordo. En su número no empleaba palabras. Fue el creador de juegos y efectos inolvidables: como la bola flotante y la caja de monedas. Aquí le vemos trasmitiendo sus secretos al mayor de sus hijos David Tobias Bamberg (1904-1974) conocido como Fu-Manchú. Esta imagen me sugiere muchas cosas que algún día os contaré.

Copyright del artículo © Ramón Mayrata. Reservados todos los derechos.

Ramón Mayrata

Ramón Mayrata

Poeta y novelista, ha ejercido también el periodismo escrito y ha trabajado como guionista de radio y de televisión. A los diecinueve años publicó su primer libro de poemas: "Estética de la serpiente" (1972). Un año antes aparecieron sus poemas iniciales en la antología "Espejo del amor y de la muerte", prologada por Vicente Aleixandre (1971). Trabajó como antropólogo en el antiguo Sahara español en pleno proceso de descolonización. Estas experiencias fueron la materia de su primera novela: "El imperio desierto" (Mondadori, 1992). Su amplia bibliografía incluye títulos como "Valle-Inclán y el insólito caso del hombre que tenía rayos x en los ojos", "El mago manco" y Fantasmagoría. Magia, terror. mito y ciencia".
Junto a Juan Tamariz fundó y dirigió la editorial Frackson especializada en libros técnicos de magia. Autor de innumerables artículos en periódicos y revistas, en la actualidad colabora en "El Norte de Castilla".