Cualia.es

«Jodorowsky’s Dune»: la historia de un gran sueño

En el soberbio documental Corazones en tinieblas (1991), de Fax BahrGeorge Hickenlooper y Eleanor Coppola, se nos mostraban los entresijos del pesadillesco rodaje de Apocalypse Now, considerado sin discusión como uno de los clásicos del cine bélico y una de las obras cumbre del cine de los 70.

De aquel documental se podían extraer muchas conclusiones, entre otras, que lanzarse a hacer una película complicada, muy cara y llena de gente problemática es una mala idea.

Jodorowsky’s Dune nos cuenta cómo se abortó la que pretendía ser una de las más grandes películas de ciencia-ficción de todos los tiempos, la adaptación de la famosa novela de Frank Herbet, a manos del omni-artista Alejandro Jodorowsky.

Ver este documental de Frank Pavich significa babear ante un proyecto en el que se reunían talentos tan locos, inmensos y visionarios como MoebiusH.R. GigerDan O’BannonPink FloydOrson Welles, Dalí o Mick Jagger, unidos para crear una experiencia visual y religiosa, llena de imposibles efectos especiales y delirios épicos, y todo esto a comienzos de los 70, antes de que George Lucas diera la campanada con La Guerra de las Galaxias.

Jodorowsky, con su carismático estilo, nos cuenta anécdotas sobre cómo fue reclutando a este equipo («guerreros espirituales», o algo así los llama). Son historias fascinantes, posiblemente falsas o apócrifas en su mayoría, pero es igual, ya que despiertan el entusiasmo y la sonrisa del espectador.

El documental cuenta con los testimonios algunos de los enormes artistas involucrados en el proyecto. Entre los entrevistados, figuran Michel SeydouxH.R. GigerChris FossRichard StanleyDevin FaraciDrew McWeenyBrontis JodorowskyGary KurtzNicolas Winding RefnDiane O’Bannon (la viuda de Dan O’Bannon), Christian Vander y Jean-Pierre Vignau.

En la cinta se nos muestra asimismo el sagrado libro en el que Jodorowsky condensó el guión visual y los diseños de la película, en estrecha colaboración con MoebiusChris Foss y Giger.

Obviamente, Dune –cuya duración podría haber tenido 12 o 20 horas–, nunca llegó a producirse, pero el documental de Pavich no resulta deprimente, ya que narra cómo los fragmentos de ese proyecto desintegrado fueron formando obras tan estupendas como los cómics El Incal o La Casta de los Metabarones, o influyeron en un montón de películas, desde Alien a la reciente Prometheus.

Este es un film en el que Jodorowsky demuestra ser un charlatán de primera, pero un charlatán que nos vende mercancía no siempre defectuosa, como su valioso mensaje a favor de la creatividad sin límites, ambiciosa y sin miedo al fracaso.

«Bueno, yo quisiera no morirme nunca ‒le dice Jodorowsky a Rosa Belmonte en ABC‒. Ojalá pudiera morir a los 120, pero se vivirá lo más que se pueda. (…) Era esa época antes de La guerra de las galaxias e inventé una película que yo quería que durara doce horas. Dijeron que estaba loco, porque en esa época las películas duraban una hora y media, dos horas, para que se pudiera dar varias veces en el día. Pero actualmente se hacen películas largas en trilogía. Son normales doce horas. Pero en Estados Unidos consideraron que era una locura. Y, además, era una gran película de ciencia-ficción. No se lo imaginaban. Entonces es verdad, estaba loco. (…) Sí, sí, claro [que en el reparto estaban Mick Jagger, Orson Welles y Dalí]. Que me muera si no es cierto. Y hay testigos. No invento nada, habría sido desmentido inmediatamente. (…) Sí, sí, lo vi [el Dune de Lynch y De Laurentiis]. Más que de Lynch era de Dino de Laurentiis. La película no es buena, pero Lynch es muy bueno. Cuando me dijeron que él la iba a hacer me enfermé. Y mis hijos me obligaron a ir al cine a verla. Poco a poco me fui alegrando porque la película era malísima. Fui feliz».

Sinopsis

La historia de la película de culto del director Alejandro Jodorowsky, un proyecto descomunal pero finalmente condenado, cuyo propósito era llevar al cine la seminal novela de ciencia ficción Dune.

En 1974, el director chileno Alejandro Jodorowsky, autor de cintas como El Topo y La montaña sagrada, consagradas en los cines de medianoche, comenzó a trabajar en el que iba a ser su film más importante.

Protagonizada por su propio hijo Brontis junto a Orson WellesMick JaggerDavid Carradine y Salvador Dalí, con música de Pink Floyd y el arte de algunos de los talentos más singulares del monento, como HR Giger Jean «Moebius» GiraudDune pretendía ser la adaptación definitiva del clásico de Frank Herbert.

«Para mí, Dune iba a ser como la llegada de un dios. Quería hacer algo sagrado, libre, con una nueva perspectiva. Algo que expandiera la mente», dice Jodorowsky.

Durante dos años, Jodo y su equipo de «guerreros espirituales» trabajaron noche y día en la enorme tarea de crear el fabuloso mundo de Dune: más de 3000 storyboards, numerosas pinturas, trajes increíbles y un guión provocativo, conmovedor y poderoso.

«En aquellos días, me decía: si tengo que cortarme los brazos para hacer esta película, voy a cortármelos. Estaba incluso dispuesto a entregar mi vida por el proyecto», confiesa Jodorowsky.

En palabras del productor Michel Seydoux: «Lo que se hizo debería haber sido suficiente. Pero no pudo ser».

A través de entrevistas con leyendas y luminarias como H.R. GigerGary Kurtz (el productor de Star Wars ) y Nicolas Winding Refn (director de Drive), y una conversación íntima y sincera con Jodorowsky, el realizador de este documental, Frank Pavich, saca a la luz la historia completa de aquella epopeya que nunca pudo realizarse.

La cinta incluye, además, fragmentos de aquel psicodélico space opera, animados por el nominado al premio Emmy Syd Garon.

«La historia del viaje de Alejandro Jodorowsky para hacer su versión de Dune –dice Pavich– me intrigó para muchas razones. Cada día, un sinnúmero de proyectos cinematográficos se marchita y muere antes de tiempo. Por lo general, todo lo que queda son algunos borradores de guión y tal vez una lista de deseos de los actores. Rara vez se encuentra un proyecto que estaba muy cerca de ser realizado. La historia de Jodorowsky y su Dune es un viaje fascinante a través de la creatividad y la imaginación, un relato sobre la búsqueda incesante de un sueño, y la necesidad del arte. No es la historia de un fracaso. De hecho, es justo lo contrario: es la historia de un artista que convierte ese potencial negativo en un gran éxito, y se mueve hacia adelante con una evolución constante de ideas, hasta bien entrados los años 80. Esta es una película sobre una única ambición: la de cambiar el mundo a través del arte.»

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de la sinopsis e imágenes © City Film LLC. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario", "La diligencia. El libro del 80 aniversario" y "El universo de Howard Hawks".