Cualia.es

«Ilión» (2003) y «Olympo» (2005), de Dan Simmons

El golpe maestro de Dan Simmons consiste en trasladar dos claves de la ciencia-ficción ‒el reflejo narrativo de los nuevos descubrimientos científicos y el anticipo de un futuro posible‒ a un entorno literario que obedece a precedentes muy cultos: Homero, Shakespeare, Proust, Nabokov, Joyce, William Blake y Virgilio.

Por otro lado, como podrán comprobar, la mitología le sirve aquí como el primer impulso de una montaña rusa que nos conducirá a tramos más filosóficos e inspiradores.

Con una prosa elegante, Simmons distribuye esta saga en cuatro intervalos: Ilión I (El asedio), Ilión II (La rebelión), Olympo I (La guerra) y Olympo II (La caída). La originalidad de esta obra, sin embargo, reside en su mirada sobre un alucinante porvenir en el que la genética, la física cuántica y la biotecnología han modificado el panorama social desde sus cimientos. Para ello, Simmons describe toda una variedad de post-humanos que reproducen, como avatares de nuestro propio pasado, todas esas ficciones que antaño protagonizaban brujos o dioses.

La riqueza de personajes es abrumadora, y lo mismo cabe decir sobre los grupos y sociedades que conforman. En este sentido, las referencias a La tempestad, de Shakespeare, y a las obras de Homero son el inicio de una trayectoria ascendente, muy ambiciosa, que nos brinda imágenes inolvidables.

La confianza de Simmons en sus habilidades narrativas queda clara en la magnitud de la entrega ‒cerca de 1.700 páginas‒ y en el virtuosismo que despliega a lo largo de todo el relato.

Gracias a la traducción de Rafael Marín, el público español puede hacerse una buena idea de esa personalidad con la que Simmons maneja el idioma.

Esta riqueza literaria no desnaturaliza la esencia de Ilión y de Olympo. Ambas constituyen una larga epopeya que no esconde su deseo de entretener. Por supuesto, el lector ha de poner de su parte, dado que la trama fluye a lo largo de tres líneas paralelas, con tres escenarios principales: la Tierra, poblada por humanos del futuro ‒hedonistas, jóvenes, entregados a una dinámica que recuerda La fuga de Logan (1967), de William F. Nolan y George Clayton Johnson‒; las lunas de Jupiter, habitadas por unos androides semiorgánicos, los moravecs ‒llamados así en homenaje a Hans Moravec, un famoso experto en robótica e inteligencia artificial‒; y por supuesto, la Guerra de Troya, vista en este caso desde una interesante perspectiva, la de Thomas Hockenberry, un observador que estudia la contienda en las llanuras de Ilión, ayudado por la tecnología que le proporcionan los dioses. En particular, Afrodita, quien le ordenará una misión inesperada.

Seres omnipontentes y máquinas, vinculados en una realidad cuyo tejido se despliega de forma cuántica, gobiernan este relato, a medio camino entre los mitos grecolatinos y la ciencia más vanguardista.

En fin, no cabe pedir más.

Si algo conmueve y fascina a la vez de esta saga, es que a uno le hace pensar una y otra vez en aquella potente reflexión de J.G. Ballard: «El futuro es una clave mejor para el presente que el pasado»

Sinopsis

En un lejano futuro, la guerra de Troya estalla a la sombra del monte Olimpo de Marte, bajo la atenta mirada de Zeus y los suyos. Empiezan las sucias batallas entre los dioses más vengativos. En la Tierra, los pocos humanos que quedan persiguen un pasado perdido y una verdad devastadora. Mientras tanto, cuatro máquinas sensibles parten del espacio jupiterino para investigar e intentar acabar con las emisiones potencialmente catastróficas que emanan de la cima de una alta montaña en la superficie habitada del planeta rojo.

Ilión es la inolvidable novela en que Dan Simmons, autor clave de la ciencia ficción moderna, recrea uno de los grandes mitos literarios de la humanidad. Bienvenidos a una obra única e irrepetible que ya ha maravillado a millones de lectores en todo el mundo.

En Olympo, continúa la guerra de Troya protagonizada por inmortales posthumanos en lo más alto del monte Olimpo de Marte. La vengativa batalla de Aquiles y la alianza de los dioses griegos y troyanos con unos robots del espacio jupiterino -decididos a prevenir una catástrofe que destruiría el universo- han provocado una guerra civil entre dioses que podría mandar todo lo existente entre la Tierra y el cielo directo al infierno. Paralelamente, los últimos humanos de la Tierra, entre ellos Ada y Daeman, se preparan para una batalla perdida contra los brutales ataques de los Voynix, determinados a aniquilarlos.

Olympo combina el asedio de Troya con nanotecnología, física cuántica, política y religión, pero también referencias a Shakespeare y Proust. El resultado es un nuevo clásico imprescindible en la trayectoria de Dan Simmons, uno de los autores más originales que la ciencia ficción ha dado en las últimas décadas.

Dan Simmons nació en 1948 en Peoria (Illinois, Estados Unidos). Tras dieciocho años dedicados a la enseñanza de la literatura, en 1987 decidió dedicarse a tiempo completo a la escritura. Desde entonces, ha cultivado toda clase de géneros (de la fantasía, al terror y la novela histórica), aunque es conocido sobre todo por su aportación en el campo de la ciencia ficción.

Es autor de Hyperion (ganadora de los premios Hugo y Locus de 1990), primera novela de la aclamada serie «Los cantos de Hyperion», integrada por HyperionLa caída de Hyperion, Endymion y El ascenso de Endymion. Simmons se ha convertido en un referente indiscutible de la ciencia ficción contemporánea.

Copyrigth del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Nova. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.