Cualia.es

Felipe II, rey de Inglaterra

El 25 de julio de 1554 contraía matrimonio María Tudor, reina de Inglaterra, con Felipe de España, hijo del emperador Carlos V, futuro heredero del mayor imperio de la modernidad.

Ambos estaban unidos por profundos vínculos familiares: María era prima hermana de Carlos, padre de Felipe. Es decir, los contrayentes eran ¿primos segundos? ¿tía y sobrino? Sea como fuere, la suya era una unión política.

Tras los turbulentos años de cisma anglicano, propios del reinado de Enrique VIII, padre de María, la llegada al trono de ésta suponía el retorno del catolicismo al trono inglés. Una oportunidad que, de ninguna forma, iba a desaprovechar Carlos V, férreo defensor de la fe frente a la herejía protestante que amenzaba toda Europa.

El matrimonio entre María y Felipe fue, a todas luces, un matrimonio de conveniencia, si bien María se enamoró de su futuro marido desde que llegó el primero de los retratos a Inglaterra. La diferencia de edad entre ambos (once años) y la loca juventud de amoríos propia de Felipe, ya viudo y padre de un hijo cuando desposó a María, no facilitaron una unión que parecía destinada al fracaso desde el principio.

Felipe debía acudir a los continuos requerimientos de su padre, como heredero que era de inmensos territorios en todo el orbe conocido, dejando a su esposa más sola de lo que ella querría. María, por su parte, se empeñó en sentirse embarazada una y otra vez, si bien nunca hubo constancia manifiesta de que el ansiado heredero hubiese llegado siquiera a ser concebido.

En resumen, cuatro años de historia común. Cuatro años que siempre me han fascinado, como historiadora, y aun antes de serlo, cuando quedé hechizada con la figura de Jean Grey, la reina de los nueve días, efímera antecesora de María en el trono de Inglaterra. Cuatro años en los que Felipe II, el denostado Felipe, la bestia negra de la historiografía anglosajona, fue REY DE INGLATERRA, mal que pese. A los ingleses, digo…

Copyright del artículo © Mar Rey Bueno. Reservados todos los derechos.

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno

Mar Rey Bueno es doctora en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó su tesis doctoral sobre terapéutica en la corte de los Austrias, trabajo que mereció el Premio Extraordinario de Doctorado.
Especializada en aspectos alquímicos, supersticiosos y terapéuticos en la España de la Edad Moderna, es autora de numerosos artículos, editados en publicaciones españolas e internacionales. Entre sus libros, figuran "El Hechizado. Medicina , alquimia y superstición en la corte de Carlos II" (1998), "Los amantes del arte sagrado" (2000), "Los señores del fuego. Destiladores y espagíricos en la corte de los Austrias" (2002), "Alquimia, el gran secreto" (2002), "Las plantas mágicas" (2002), "Magos y Reyes" (2004), "Quijote mágico. Los mundos encantados de un caballero hechizado" (2005), "Los libros malditos" (2005), "Inferno. Historia de una biblioteca maldita" (2007), "Historia de las hierbas mágicas y medicinales" (2008) y "Evas alquímicas" (2017).