Cualia.es

El Zorro, un justiciero con muchos imitadores

La identidad de El Zorro tal vez sea uno de los secretos peor guardados de nuestra historia literaria. Desde hace casi un siglo, el justiciero enmascarado se presenta como la segunda personalidad de Don Diego de la Vega, un potentado al que jamás le colgarían una medalla al valor.

Quienes se acerquen a este personaje verán que, a pesar de haber nacido en un folletín predecible y de escasa calidad, tuvo la fortuna de ser inmortalizado por el cine y la historieta. Antecedente directo de héroes como Batman, El Zorro es hoy una figura nostálgica, que regresa de cuando en cuando a la literatura y a las pantallas.

Orígenes de un justiciero californiano

Nativo de Illinois, Johnston McCulley (1883-1958) fue un periodista de sucesos que empleó su tiempo libre en la escritura de novelas por entregas. Sus primeros relatos de misterio aparecieron en las páginas de la revista All Story Weekly Magazine. Harto de ser visto como un autor mediocre, decidió combinar los caracteres de Dick Turpin y de la Pimpinela Escarlata para construir un héroe literario de su propia cosecha. El resultado se dio a conocer en 1919, cuando llegaron al público las cinco entregas del novelón titulado The curse of Capistrano, cuyo protagonista es ese espadachín enmascarado que combate las injusticias en la California de principios del siglo XIX.

McCulley quiso que el Zorro se debatiera entre dos alternativas: con la máscara prospera como un paladín invencible, y sin ella, se comporta como el atildado aristócrata don Diego de la Vega. Ni que decir tiene que la fórmula gustó, y por ello sus editores quisieron que nuestro escritor la cultivase a lo largo de toda su vida.

La revista Argosy dio a conocer nuevas peripecias del Zorro, bajo rótulos como The further adventures of Zorro (1922), Zorro rides again (1931), Zorro saves a friend (1932), Zorro hunts a jackal (1933) y The sign of Zorro (1941).

Posteriormente, McCulley firmó un contrato con la revista West, que imprimió nuevos títulos de la serie. Longevo y lucrativo, el ciclo concluyó en otra cabecera, Short Stories for Men, editora de la última novela de la serie, The mask of Zorro (1959). Como bien saben los aficionados a la literatura popular, otros narradores se han servido del legado de McCulley. Tal es el caso de Isabel Allende, cuyo libro El Zorro: Comienza la leyenda (2005) está detrás de la teleserie colombiana El Zorro: la espada y la rosa, otro éxito vino a demostrar que el personaje nunca pierde del todo su vigencia.

El Zorro en el cine

No nos engañemos: las glorias del Zorro no proceden de las letras sino del celuloide. Gracias a la estrella Mary Pickford, McCulley llegó a un acuerdo con el actor y productor Douglas Fairbanks, protagonista de esa película tan divertida que es La marca del Zorro (1920). Dirigida por Fred Niblo, convirtió al personaje en un estereotipo hispánico. Recuerden: el héroe encarnado por Fairbanks era tan hábil con el látigo como con el sable, cuya punta usaba para escribir, a modo de golpe efectista, esa “Z” que venía a ser su firma.

Desde luego, creció el número de imitadores que, con distinto sobrenombre y vestimenta, repitieron la receta: un caballero de doble personalidad, oculto tras un antifaz en su faceta bienhechora.

Tras el estreno en Hollywood de la película El signo del Zorro (1940), dirigida por Rouben Mamoulian y protagonizada por Tyrone Power, el cine mexicano presentó El Zorro de Jalisco (1940), de José Benavides Jr.

A partir de 1957, la compañía Walt Disney produjo la teleserie Zorro, y ello impulsó la producción de nuevas cintas, como La venganza del Zorro (1961), del español Joaquín Luis Romero Marchent. El cine europeo aprovechó el filón estructural, y promovió lanzamientos al estilo de El Zorro al servicio de la reina (1962), de Luigi CapuanoEl Zorro contra Maciste (1962), de Umberto LenziEl Zorro y los tres mosqueteros (1962), de Luigi CapuanoLa espada del Zorro (1968), de Guido ZurliEl Zorro en la Corte de Inglaterra (1969), de Franco Montemurro, y El Zorro (1975) de Duccio Tessari, con Alain Delon en el papel principal.

En fechas más recientes, el personaje adquirió las facciones de Antonio Banderas, protagonista de La máscara del Zorro (1998), de Martin Campbell, y de una secuela posterior, menos afortunada.

Entre los superhéroes que, en mayor o menor grado, imitaron la fetichista caracterización de El Zorro cabe citar al Llanero Solitario y también a Batman. Se emplaza en el mismo repertorio El Coyote, un personaje novelesco ideado en 1943 por el escritor español José Mallorquí Figuerola. El Coyote nos brinda las mismas emociones que su antecesor; de ahí que también fuera adaptado a la historieta y al cine.

No es casual que, al reconstruir los avatares de la cultura de masas, hallemos periódicas adaptaciones de la misma fórmula. Por ejemplo, para la audiencia mexicana, uno de los avatares del Zorro fue el Charro Negro, paladín de los desposeídos, popularizado por el guionista y productor Raúl de Anda en películas como El Charro Negro (1940), La vuelta del Charro Negro (1941) y La venganza del Charro Negro (1941). Luce un parecido aspecto Mauricio Rosales, el Rayo, protagonista de El Rayo justiciero (1954), La barranca de la muerte (1954), El Gavilán Vengador (1954), La sierra del terror (1955) y otros largometrajes de Jaime Salvador.

En todo caso, nuestro paladín preferido se debe al cineasta Ramón Peón y lleva el sobrenombre de Águila Negra. Entre sus aventuras, sobresalen El tesoro de la muerte (1953), El vengador solitario (1953), El Águila Negra en La ley de los fuertes (1956) y El Águila Negra contra los diablos de la pradera (1956).

El Zorro en los cómics

El Zorro es un personaje de larga tradición en el mundo de la historieta. En él se han fijado multitud de guionistas para diseñar héroes enmascarados, con o sin superpoderes, pero siempre condicionados por el hecho de conciliar su identidad secreta de justicieros con su vida cotidiana. No sería exagerado señalar que, como referencia, el Zorro es una figura esencial en el tebeo contemporáneo.

La compañía norteamericana Dell Publishing distribuyó el tebeo Zorro desde 1949 hasta 1961, y contó para su realización con un equipo de dibujantes en el cual destacan Alex Toth y Warren Tufts. Marvel Comics publicó El Zorro desde 1990, y Topps Comics lo hizo entre 1993 y 1994.

Otra compañía importante, Image Comics, fue la última en dedicar una colección al héroe hispano, y lo hizo inspirándose en el guión de la película estrenada en 1998, La máscara del Zorro.

Pero es fuera de Estados Unidos donde puede hallarse un mayor número de historietas dedicadas al personaje creado por Johnston McCulley. En Italia, el ilustrador Guido Zamperoni publicó desde 1940 un cómic sobre el Zorro en la revista L’Audace. Su compatriota Guido Buzzelli también dibujó su versión del personaje. Y otro italiano, Benito Jacovitti, hizo una parodia de gran éxito, Zorry Kid , que apareció en las páginas de Il Corriere dei Piccoli desde 1968.

El dibujante español Tori publicó en la revista francesa Jumbo una serie de historietas que, bajo el título Zorro, l’homme au fouet (1939), adaptó al lenguaje del cómic el serial cinematográfico de 1937, Zorro rides again.

Otros dibujantes franceses que realizaron tebeos sobre el héroe fueron: André Oulié, que lo hizo desde 1947, Bob Dan, entre 1948 y 1949, y Eugène Gire, en 1949. A partir de 1968, Oulié, principal responsable del Zorro en el cómic francés, cedió el personaje a Jean Pape y Maxime Roubinet. A lo largo de varias etapas, estos tres artistas dibujaron al aventurero de la máscara en revistas como Zorro-Jeudi Magazine (1947-1952) y Zorro l’Invincible (1953).

Al igual que ocurrió en Francia, los aficionados españoles mostraron su admiración por el Zorro y también por sus imitaciones. Hay dos colecciones tituladas El Zorro en los años cincuenta. La primera de ellas fue una serie de la editorial Alas, realizada en 1950 por S. Mestres. La otra corresponde a la editorial Ferma, y su fecha es 1956, siendo los autores J. Rafart y J. Llarch.

La pasión por los enmascarados en el cómic español fue sorprendente. Esa tendencia de los lectores acabó consolidando un subgénero del tebeo en España, compuesto en su integridad por personajes inspirados con mayor o menor fidelidad en la creación de Johnston McCulley. Hay en esta categoría una historieta de gran repercusión, El Coyote (1947), de Francisco Batet, inspirada en las extraordinarias novelas de José Mallorquí.

Novelas escritas por Johnston McCulley

The Curse of Capistrano (Partes I-V, All-Story Weekly, vol. 100, nº 2, 9 de agosto de 1919, vol. 101, nº 2, 6 de agosto de 1919).

The Further Adventures of Zorro (Partes I-VI , Argosy, vol. 143, nº 3, 6 de mayo de 1922, vol. 144, 10 de junio de 1922).

Zorro Rides Again (Partes I-IV, Argosy, vol. 224, nº 3, 3 de octubre de 1931, vol. 224, nº nº 6, 24 de octubre de 1931).

Zorro Saves A Friend (Argosy, vol. 234, nº 1, 12 de noviembre de 1932).

Zorro Hunts A Jackal (Argosy, vol. 237, nº 6, 22 de abril de 1933).

Zorro Deals With Treason (Argosy, vol. 249, nº 2, 18 de agosto de 1934).

Zorro Hunts By Night (Cavalier Classics, vol. I, nº 2, septiembre de 1940).

The Sign of Zorro (Partes I-V, Argosy, vol. 305, nº 2, 25 de enero de 1941, vol. 305, nº 6, 22 de febrero de 1941).

Zorro Draws A Blade (West, vol. 56, nº 2, julio de 1944).

Zorro Upsets A Plot (West, vol. 56, nº 3, septiembre de 1944).

Zorro Strikes Again (West, vol. 57, nº 1, noviembre de 1944).

Zorro Saves A Herd (West, vol. 57, nº 2, enero de 1945).

Zorro Runs The Gauntlet (West, vol. 57, nº 3, marzo de1945).

Zorro Fights A Duel (West, vol. 58, nº 1, mayo de 1945).

Zorro Opens A Cage (West, vol. 58, nº 2, julio de 1945).

Zorro Prevents A War (West, vol. 58, nº 3, septiembre de 1945).

Zorro Fights A Friend (West, vol. 59, nº 1, octubre de 1945).

Zorro’s Hour Of Peril (West, vol. 59, nº 2, noviembre de 1945).

Zorro Lays A Ghost (West, vol. 59, nº 3, diciembre de 1945).

Zorro Frees Some Slaves (West, vol. 60, nº 1, enero de 1946).

Zorro’s Double Danger (West, vol. 60, nº 2, febrero de 1946).

Zorro’s Masquerade (West, vol. 60, nº 3, marzo de 1946).

Zorro Stops A Panic (West, vol. 61, nº 1, abril de 1946).

Zorro’s Twin Perils (West, vol. 61, nº 2, mayo de 1946).

Zorro Plucks A Pigeon (West, vol. 61, nº 3, junio de 1946).

Zorro Rides At Dawn (West, vol. 62, nº 1, julio de 1946).

Zorro Takes The Bait (West, vol. 62, nº 2, agosto de 1946).

Zorro Raids A Caravan (West, vol. 62, nº 3, octrubre de 1946).

Zorro’s Moment Of Fear (West, vol. 63, nº 3, enero de 1947).

Zorro Saves His Honor (West, vol. 64, nº 1, febrero de 1947).

Zorro And The Pirate (West, vol. 64, nº 2, marzo de 1947).

Zorro Beats the Drum (West, vol. 64, nº 3, abril de 1947).

Zorro’s Strange Duel (West, vol. 65, nº 1, mayo de 1947).

A Task for Zorro (West, vol. 65, nº 2, junio de 1947).

Zorro’s Masked Menace (West, vol. 65, nº 3, julio de 1947).

Zorro Aids An Invalid (West, vol. 66, nº 1, agosto de 1947).

Zorro Saves An American (West, vol. 66, nº 2, septiembre de 1947).

Zorro Meets A Rogue (West, vol. 66, nº 3, octubre de 1947).

Zorro Races With Death (West, vol. 67, nº 1, noviembre de 1947).

Zorro Fights For Peace (West, vol. 67, nº 2, diciembre de 1947).

Zorro Starts The New Year (West, vol. 67, nº 3, enero de 1948).

Zorro Serenades A Siren (West, vol. 68, nº 1, febrero de 1948).

Zorro Meets A Wizard (West, vol. 68, nº 2, marzo de 1948).

Zorro Fights With Fire (West, vol. 68, nº 3, abril de 1948).

Gold For A Tyrant (West, vol. 69, nº 1, mayo de 1948).

The Hide Hunter (West, vol. 69, nº 2, julio de 1948).

Zorro Shears Some Wolves (West, vol. 69, nº 3, septiembre de 1948).

The Face Behind The Mask (West, vol. 70, nº 1, noviembre de 1948).

Hangnoose Reward (West, vol. 70, nº 3, marzo de 1949).

Zorro’s Hostile Friends (West, vol. 71, nº 1, mayo de 1949).

Zorro’s Hot Tortillas (West, vol. 71, nº 2, julio de 1949).

An Ambush For Zorro (West, vol. 71, nº 3, septiembre de 1949).

Zorro Gives Evidence (West, vol. 72, nº 1, noviembre de 1949).

Rancho Marauders (West, vol. 72, nº 2, enero de 1950).

Zorro’s Stolen Steed (West, vol. 73, nº 3, marzo de 1950).

Zorro Curbs A Riot (West, vol. 73, nº 3, septiembre de 1950).

The Three Strange Peons (West, vol. 74, nº 1, noviembre de 1950).

Zorro Nabs A Cutthroat (West, vol. 74, nº 2, enero de 1951).

Zorro Gathers Taxes (West, vol. 74, nº 3, marzo de 1951).

Zorro’s Fight For Life (West, vol. 74, nº 2, julio de 1951).

The Mask of Zorro (Short Stories for Men, vol. 221, nº 2, abril de 1959.)

Selección de películas:

1920: La marca del Zorro, de Fred Niblo.

1925: Don Q, hijo del Zorro, de Donald Crisp.

1936: The bold caballero, de Wells Root.

1937: Zorro rides again, de William Witney y John English.

1939: Zorro’s fighting legion, de William Witney y John English.

1940: El signo del Zorro, de Rouben Mamoulian; El Zorro de Jalisco, de José Benavides Jr.

1946: Son of Zorro, de Spencer G. Bennet y Fred C.Brannon.

1947: El nieto del Zorro, de Jaime Salvador.

1949: Ghost of Zorro, de Fred C. Brannon.

1950: La marca del Zorrillo, de Gilberto Martínez Solares.

1951: El último Zorro, de Mario Soldati.

1957: The sign of Zorro, de Norman Foster y Lewis R. Foster; Zorro the avenger, de Charles Barton, Robert Stevenson y John Meredyth Lucas.

1961: La venganza del Zorro, de Joaquín Luis Romero Marchent.

1962: El Zorro al servicio de la reina, de Luigi Capuano; Cabalgando hacia la muerte, de Joaquín Luis Romero Marchent; El Zorro contra Maciste, de Umberto Lenzi; El Zorro y los tres mosqueteros, de Luigi Capuano.

1963: El caballero enmascarado, de Umberto Lenzi; Las tres espadas del Zorro, de Ricardo Blasco; Las hijas del Zorro, de Federico Curiel; Las invencibles, de Federico Curiel.

1965: El Zorro cabalga otra vez, de Ricardo Blasco.

1966: Zorro el rebelde, de Piero Pierotti.

1968: La espada del Zorro, de Guido Zurli; I nipoti di Zorro, de Marcello Ciorciolini; La última aventura del Zorro, de José Luis Meri 

1969: El Zorro en la Corte de Inglaterra, de Franco Montemurro; Zorro contra el imperio de Napoleón, de Jean Monty.

1971: El Zorro de Monterrey, de José Luis Merino; El Zorro justiciero, de Rafael Romero Marchent; El Zorro, caballero de la justicia, de José Luis Merino.

1972: Las galantes aventuras del Zorro, de William Russell; Las eróticas aventuras del Zorro, de Robert Freeman.

1973: El hijo del Zorro, de Frank G. Carroll.

1974: La gran aventura del Zorro, de Raúl de Anda Jr.

1975: El Zorro, de Duccio Tessari; Il sogno di Zorro, de Mariano Laurenti.

1976: Nuevas aventuras del Zorro, de Franco Lo Cascio.

1981: Estos Zorros… locos, locos, locos, de Peter Medak.

1998: La máscara del Zorro, de Martin Campbell.

2005: La leyenda del Zorro, de Martin Campbell.

Selección de teleseries y películas televisivas:

1957-1958 (Primera temporada): Zorro, de Noman Foster, Robert Stevenson y otros.

1958-1959 (Segunda temporada): Zorro, de William Witney, Charles Lamont y otros.

1960: El bandido, de William Witney; Adiós El Cuchillo, de William Witney; The postponed wedding, de James Neilson.

1961: Auld acquaintance, de James Neilson.

1974: The mark of Zorro, de Don McDougall.

1981: El Zorro, de Arthur H. Nadel.

1983: Zorro and son, de Peter Baldwin y otros.

1989-1992 (Cuatro temporadas): El Zorro, de Peter Diamond y otros.

2007: El Zorro: La espada y la rosa.

Zorro is a registered trademark of Zorro Productions, Inc.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Texto elaborado a partir e artículos previos del autor, publicados en la revista «Todo Pantallas», en la «Enciclopedia Universal Multimedia» (Micronet) y en los libros «Historia General de la Imagen» (Universidad Europea-CEES, 2000) y «La cultura de la imagen» (Fragua, 2006). Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.