Cualia.es

«El Multiverso: Los Maestros» (2015), de Grant Morrison y Jim Lee

Unir en una misma fórmula convenciones ya conocidas por el lector y sorpresas emocionantes, que nos obligan a sopesar desenlaces impredecibles, es la clave de eso que llamamos universos alternativos. A escala superheroica, lo habitual en estos casos es suscitar paradojas temporales, que sitúan a los héroes en nuevos escenarios históricos o en un cosmos de signo inverso al habitual.

En la séptima entrega de El Multiverso (The Multiversity: Mastermen vol. 1, nº 1, abril de 2015) Grant Morrison establece un argumento que, en cierto modo, recuerda lo que Mark Millar propuso en Superman. Hijo rojo. En el caso de Millar, nos encontramos con un Superman estalinista. Esta vez, Morrison propone la escalofriante posibilidad de un Superman nazi, aquí bautizado como Overman. De hecho, esa nazificación afecta asimismo a una nueva Liga de la Justicia que se ajusta a los límites de esta sorprendente ucronía, en la que Morrison introduce varias reflexiones acerca de lo que implica tener superpoderes en un régimen totalitario y genocida.

En todo caso, más allá de la imaginería hitleriana y de ciertos detalles metanarrativos, lo que sucede en esa Tierra-10 del Multiverso se adivina desde las primeras páginas: los aliados perdieron la Segunda Guerra Mundial y los héroes más notables ‒salvo aquellos que acompañan al Tío Sam en la clandestinidad‒ encuentran que la esvástica nazi es un símbolo respetable.

En una primera impresión, lo más razonable es pensar que Morrison se inspira en una novela que ya es un clásico, El hombre en el castillo (1963), de Philip K. Dick, que ya presentaba a las potencias del Eje como vencedoras.

Sin duda, el libro de Dick, que ha servido para crear una tendencia ucrónica de la que forman parte exitosas narraciones como Patria (1992), de Robert Harris, guarda algún que otro punto de similitud con Los Maestros. Sin embargo, creo que la referencia literaria que se hace más presente en la obra de Morrison es El sueño de hierro (1972), de Norman Spinrad.

Quien protagoniza la ficción de Spinrad es el propio Hitler, emigrado a los Estados Unidos en 1919 y convertido en autor de fantasías pulp. Esas aventuras pulp hitlerianas que leemos en El sueño de hierro guardan un claro aire de familia con el cómic de Morrison: un delirio superheroico que, al igual que en la novela de Spinrad, apunta incómodas coincidencias ‒algunas imperceptibles a primera vista‒ entre el imaginario nazi, basado en las sagas nórdicas, y aquellos titanes de la novela popular que luego dieron el salto a los tebeos de superhéroes.

En el ámbito real, es interesante precisar que los nazis odiaban al Superman americano, y de hecho, se conserva un número del semanario de las SS, Das Schwarze Korps (25 de abril de 1940), donde el autor, un fanático racista, se ensaña con Jerry Siegel, hijo de judíos rusos y co-creador del famoso kryptoniano.

¿Qué podemos decir sobre el apartado gráfico de Los MaestrosJim Lee, con el apoyo de dos formidables coloristas, Alex Sinclair y Jeromy Cox, recrea eficazmente el mundo del superhéroe fascista y también el catastrófico derrumbe de América. Aunque es cierto que Lee tiene sus detractores, me parece que es un artista idóneo para un empeño de estas características, más allá de que, puntualmente, su estilo espectacular y preciosista no sea el que mejor case con algún detalle burlón o escatológico de Morrison.

Sinopsis

El popular guionista escocés Grant Morrison sigue explorando los confines del Multiverso, contando en esta entrega de la colección con la ayuda del mismísimo Jim Lee (Batman: SilencioSuperman: Por el mañana). Juntos, dan forma a Tierra 10, donde los nazis ganaron la II Guerra Mundial.

EDICIÓN ORIGINAL: The Multiversity: Mastermen núm. 1 USA || FECHA PUBLICACIÓN EN ESPAÑA: Octubre de 2015 || GUIÓN: Grant Morrison || DIBUJO: Jim Lee || FORMATO: Grapa, 48 págs. A color.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © DC Comics, ECC Ediciones. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.