Cualia.es

«Daredevil: Zona cero» (1986-1988), de Ann Nocenti

¿Saben una cosa? Hay pocos creadores tan singulares como Ann Nocenti en la Casa de las Ideas. No solo es una guionista y una editora que se ha ganado el respeto de la profesión y de un sinnúmero de lectores. También es una periodista, una documentalista y una escritora de larga y fructífera trayectoria, con una evidente influencia en su trabajo de intelectuales como Marshall McLuhan y Noam Chomsky.

Ahora que su etapa al frente de Daredevil llega a manos del lector –en una edición formidable, dicho sea de paso–, uno puede apreciar el modo en que, al tiempo que cultiva ese sentido de la maravilla que caracteriza a los tebeos Marvel, Nocenti también pone de manifiesto sus inquietudes sociopolíticas y ese toque feminista que tanta falta hacía en un medio aún condicionado por viejos clichés.

Cuenta la propia Nocenti que en su infancia no abundaron los cómics, más allá de algunos ejemplares de ArchiePogo o Dick Tracy. Cuando aterrizó en Marvel de la mano de Dennis O’Neil, su primer trabajo fue un relato de seis páginas que se incluyó en aquella cabecera memorable que fue Aventuras bizarras (agosto de 1982).

Poco después, se hizo cargo de los guiones de Spider-Woman (diciembre de 1982- junio de 1983), pero la serie fue cancelada en un reajuste editorial que ella resolvió matando al personaje en el último número. Al parecer, este desenlace fue recomendado por el editor Mark Gruenwald.

A continuación, entraron en su agenda varios encargos más o menos puntuales –Doctor ExtrañoStar Wars, la miniserie La Bella y la Bestia…–, antes de que se convirtiera en editora de La Patrulla X. Posteriormente, creó junto a Arthur Adams el personaje de Longshot, que debutó en septiembre de 1985.

Pero lo mejor aún estaba por llegar. Cuando Nocenti formó equipo con Barry Windsor-Smith en Daredevil #236 (noviembre de 1986), pocos imaginaban cuál iba a ser el alcance de aquella decisión editorial. Teóricamente, aquella historieta era un simple relleno antes de que Steve Englehart tomase el timón, pero este se enfrentó al editor con la consecuencia que ya se imaginan: Nocenti acabó sustituyéndole.

En contra de quienes auguraban un fracaso, su presencia como guionista regular al frente de la serie se prolongó –felizmente– desde enero de 1987 hasta abril de 1991, consolidando una fórmula narrativa en la que las fantasías propias del género se intercalaban con el comentario social y el detalle realista.

Al principio, el cambio de dibujantes fue llamativo, pero finalmente se consolidó un equipo estable. Acompañada de forma habitual por John Romita, Jr. y por Al Williamson como entintador, Nocenti recibió la difícil herencia de Frank Miller y supo acallar las suspicacias de quienes imaginaban que era imposible prolongar este asombroso legado.

Esta insolencia en la aproximación narrativa aún se advierte en la actualidad, cuando uno lee estas páginas en las que el Hombre Sin Miedo se enfrenta a situaciones inesperadas, deparando momentos de impagable psicodelia o de total desgarro social en un entorno urbano decididamente hostil.

Evidentemente, para apreciar los detalles más subversivos, hay que trasladarse con la imaginación a la América de Ronald Reagan, en las postrimerías de la Guerra Fría. No obstante, aún es fácil comprender por qué la firma de Nocenti aportó tanta frescura y madurez al superhéroe ciego. Murdock nunca volvió a ser el mismo.

Sinopsis

El arranque de la genial etapa de Ann Nocenti como escritora de Daredevil, en un volumen que incluye gran cantidad de episodios inéditos, entre cuyos dibujantes figuran los legendarios Barry SmithSal BuscemaRick Leonardi y John Romita Jr.

Tras la publicación de Born Again, el Hombre Sin Miedo encontraba una autora a la altura de la leyenda forjada por Frank Miller.

Nocenti, que había sido largo tiempo editora de La Patrulla-X y había escrito la miniserie de Longshot, desarrolló historias pegadas a la calle, con una importante sensibilidad social y en la que se abordan temas que, a finales de los años ochenta, en raras ocasiones figuraban en la agenda de los cómics de superhéroes. Una obra maestra a reivindicar, que se complementa con Daredevil: El diablo en el infierno y Daredevil: María Tifoidea.

Ficha editorial

Marvel Héroes 50. Daredevil: Zona cero

ISBN: 9788490245750

Libro en tapa dura. 480 páginas. Precio: € 34.95

Contiene Daredevil 236-253 y 264 USA

Autores: Ann Nocenti, Barry Smith, John Harkness, James C. Owsley, Sal Buscema, Louis Williams, Todd McFarlane, Keith Pollard, Chuck Patton, Keith Giffen y John Romita Jr.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Marvel Comics, Panini Comics. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.