Cualia.es

Crítica: «Si yo fuera rico» (Álvaro Fernández-Armero, 2019)

Si en las décadas de los 60 y 70 triunfaron las coproducciones europeas en las que cada actor hablaba en su propio idioma, lo que abunda ahora en el cine de nuestro continente son las mini-franquicias basadas en un film exitoso (casi siempre una comedia) que es rehecho inmediatamente en otros países, con todos los actores hablando la misma lengua y la historia adecuada a las características locales.

En esta ocasión, la comedieta francesa ¡Si yo fuera rico! (Ah!, si yo fuera rico), dirigida por Gérard Bitton y Michel Munz en 2002, es la base de un simpático film al más puro estilo Telecinco: actores graciosos y atractivos, puesta en escena correcta e insulsa y pura fórmula sin riesgos.

El nombre de Álvaro Fernández-Armero aparece en los créditos como director y coguionista. Para quien no lo recuerde, este cineasta formó parte importante del grupo de jóvenes talentos que vinieron a darle una vuelta al panorama del cine patrio en la última década del siglo XX. Algunos siguen triunfando, otros fueron olvidados y Fernández-Armero se quedó a medio camino, con una provechosa carrera televisiva (incluyendo la magnífica comedia Vergüenza) pero sin ningún éxito a la altura de su debut Todo es mentira (1994), una película de culto que pegó fuerte entre los veinteañeros de los 90.

Si yo fuera rico huele y sabe a encargo, lo cual no tiene absolutamente nada de malo. Fernández-Armero se las arregla para sacarle provecho cómico a un reparto en el que vuelven a brillar Alexandra Jiménez y Jordi Sánchez, habituales en este tipo de películas y con todo el potencial para llevar a buen puerto cualquier papel que les caiga.

Desde su planteamiento, cualquier espectador que haya visto dos comedias románticas sabrá lo que va a pasar en todo momento, ya que la película está creada con plantilla y tira de todos los clichés posibles de dicho subgénero, algunos ya tan desgastados como la clásica carrera hacia el aeropuerto.

Acompaña a la simpática historia una selección de conocidas canciones cuyo criterio de selección a ratos no queda muy claro, salvo que solían sonar a finales de los 90, cuando los protagonistas serían unos veinteañeros. ¿Apunte nostálgico?

A los atractivos de la cinta (un reparto y una reconfortante simpatía sin riesgo) se suman los parajes asturianos donde transcurre la acción. Se trata de una descarada promoción de aquella maravillosa tierra, haciendo hincapié en su oferta hostelera y en su cultura surfera, incluyendo un cameo del campeón Aritz Aranburu. Los localismos asturianos a ratos funcionan y en otros momentos se perciben forzados, pero a nadie le molesta un «¿Cómo ye, ho?»

Sinopsis

A Santi le toca la lotería… y no precisamente un pellizco, sino un pastón: ¡25 millones! Todo maravilloso si no fuera por un pequeño detalle: el régimen de gananciales en pleno proceso de divorcio de Maite. ¿Será Santi capaz de ocultar semejante millonada a su ex y a todo su entorno hasta que el divorcio sea efectivo?

Si yo fuera rico está protagonizada por Álex García, Alexandra Jiménez, Jordi Sánchez, Adrián Lastra, Diego Martín, Franky Martín, Bárbara Santa-Cruz y Gorka Lasaosa. Cuenta, además, con la colaboración especial de Paula Echevarría, Beatriz Rico, Isabel Ordaz, Aritz Aranburu y Antonio Resines.

Copyright del artículo © Vicente Díaz. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Telecinco Cinema, Think Studio, Ciudadano Ciskul, Si yo fuera A.I.E., Mediaset España, TF1 Studio, Movistar+, Gobierno de España – ICAA, Gobierno del Principado de Asturias, Mediterráneo Mediaset Group, Paramount Pictures. Reservados todos los derechos.

Vicente Díaz

Vicente Díaz

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid, ha desarrollado su carrera profesional como periodista y crítico de cine en distintos medios. Entre sus especialidades figuran la historia del cómic y la cultura pop. Es coautor de los libros "2001: Una Odisea del Espacio. El libro del 50 aniversario", "La diligencia. El libro del 80 aniversario" y "El universo de Howard Hawks".