Cualia.es

«Arthur Conan Doyle. La biografía del creador de Sherlock Holmes», de Eduardo Caamaño

Harto de que su personaje fuera más popular que él, Arthur Conan Doyle (1859-1930) le dijo un día a su madre que había decidido matar a Sherlock Holmes de una vez por todas. «Me quita tiempo para dedicarme a cosas mejores», añadió. Quién sabe si en algún momento pensó lo mismo a propósito de otra de sus criaturas literarias, el inolvidable profesor Challenger.

Entre matarlo y no matarlo, el escritor tuvo que optar por una tercera vía: acabar con el detective para luego resucitarlo por petición ‒¿o quizá debería decir indignación?‒ de sus seguidores. En todo caso, ya conocemos su condena: cualquier encuesta nos descubrirá que todo el mundo, incluidos los no lectores, sabe quién es Holmes, pero no tantos saben quién fue su creador. Y eso que Doyle tuvo una vida plena, repleta de acontecimientos interesantes, casi tan exaltada como algunas de sus ficciones.

Desde que en 1892 el propio escritor publicó sus memorias, ha aparecido en el mercado editorial un buen número de biografías, más o menos afortunadas, mayoritariamente debidas a investigadores anglosajones. De ahí que sorprenda tan positivamente el lanzamiento de esta biografía escrita por Eduardo Caamaño: una obra monumental, documentadísima, con una calidad superior a mucho de lo que uno ha podido leer a propósito de la vida de Conan Doyle.

Es más, si tuviera que recomendar a un holmesiano recién llegado un único estudio sobre el novelista, tengo claro que el libro de Caamaño sería la primera opción, junto a la edición de las aventuras de su detective anotada por Leslie S. Klinger.

Impresiona el trabajo del biógrafo, pero no impresiona menos la pasión que siente por la literatura de Doyle. Y es esta segunda dimensión de la obra la que sale a relucir en cada capítulo, por medio de análisis y notas que acreditan la agudeza de Caamaño como lector de los cuentos y novelas de este fabuloso escritor.

Pese a la extensión del volumen, su estilo no se resiente, ni cae en la densidad académica, tan habitual en este tipo de ensayos. Al contrario, este es un libro que se lee con ligereza, gracias a una amenidad muy bien afinada y a un ritmo narrativo que nunca decae. En este sentido, también hay que resaltar el atractivo de la edición, ilustrada con oportunidad y buen gusto.

En conjunto, ya ven que es difícil sacarle defectos a un libro tan ambicioso como este, que acierta en todos sus objetivos.

El encuentro con las distintas facetas y etapas vitales de Conan Doyle provoca una sensación contradictoria. Así, admiramos su capacidad para construir la prodigiosa inteligencia de Holmes, y al mismo tiempo, nos sorprende su ingenua credulidad ante fenómenos como el espiritismo o incluso la existencia de las hadas. Esas distintas capas de su psicología, sumadas a una trayectoria profesional y familiar llena de vaivenes, convierten al propio escritor en una figura novelesca, de la que Caamaño saca enorme partido en su libro.

Sinopsis

Autor prolífico y uno de los narradores más populares de su época, Arthur Conan Doyle fue un hombre notable, con visiones y actitudes que estaban muy por delante de su tiempo. En suma, un ciudadano victoriano con la mente puesta en el siglo xx. Su narrativa abarca un rango tan amplio que supera el de cualquier escritor de su generación, aunque para la inmensa mayoría del público, su obra se reduzca a la creación de Sherlock Holmes, lo que no es poco, ya que se trata de uno de los personajes más entrañables de la literatura universal. Sin embargo, muchos se sorprenderían si se les dijese que menos de un veinte por ciento de sus esfuerzos fueron dedicados a la saga de su célebre detective. El ochenta por ciento restante se compone de un exuberante conjunto de obras de toda índole, desde relatos de fantasía, horror y ciencia ficción, hasta novelas históricas, obras de teatro, crónicas y poesía.

Irlandés de descendencia, escocés de nacimiento y británico por convicción, Conan Doyle fue un hombre deportista y aventurero, y se movió por campos tan dispares como antagónicos. De la literatura pasó al periodismo, escribió artículos inflamados para diversos diarios británicos, contribuyó a extender la práctica del esquí en Suiza, hizo incursiones en política y abrazó con fervor el espiritismo tras la muerte de su hijo en la Gran Guerra. También se embarcó en peligrosas expediciones marítimas, arriesgó su vida en el frente de tres sangrientos conflictos y compartió experiencias con los nombres más notables de su tiempo, como Harry HoudiniH. G. WellsBram Stoker u Oscar Wilde. Fue, además, un defensor de causas imposibles y colaboró en la resolución de algunos de los crímenes más sonados de su época con el único objetivo de librar a un reo inocente de una inevitable condena.

El propósito de esta biografía, ricamente ilustrada y que se lee como una novela, es realizar un detallado recorrido por su vida y su obra literaria: sus primeros escritos, sus elaboradas novelas y relatos, sus polémicos tratados espiritistas y su relación de amor y odio con Sherlock Holmes, un personaje que le catapultó a la fama, pero que le hizo más sombra de la que él hubiera deseado. Todo ello acompañado de divertidas anécdotas, curiosidades de la época y facetas de su vida expuestas por primera vez en nuestro idioma; todo a través de una profunda y amena inmersión en los años más seductores de la historia contemporánea.

Eduardo Caamaño nació en Río de Janeiro en 1972, es economista y especialista en creación literaria por la Universidad Camilo José Cela. Autor de las biografías de Manfred von Richthofen (el Barón Rojo) y de Harry HoudiniCaamaño ofrece ahora a sus lectores una apasionante inmersión en la vida y la obra de sir Arthur Conan Doyle, uno de los escritores más populares del siglo XX, con una biografía inédita, completa y detallada.

Copyright del artículo © Guzmán Urrero. Reservados todos los derechos.

Copyright de imágenes y sinopsis © Almuzara. Reservados todos los derechos.

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.