Cualia.es

Agradecimientos

Por su sensibilidad y su generosa voluntad de poner en marcha esta revista, doy las gracias muy especialmente a José Luis Arana Aroca. Su providencial contribución permitió que Cualia.es emprendiera su camino sin contratiempos, en un momento de especial dificultad.

Blas Matamoro y Fernando Fraga cambiaron mi forma de ver el mundo. Ambos han sido una continua fuente de inspiración, y es un honor publicar sus artículos en Cualia.es. Espero que algún día pueda devolverles el favor.

A lo largo de mi carrera, he trabajado con periodistas de gran valía, pero pocos poseen el talento y la imaginación de mi amigo Vicente Díaz, un profesional que eleva este proyecto con su inteligencia, su cultura y su bondad.

Hay personas fuera de serie, como Mar Rey Bueno, Hernán Migoya, Manuel Rodríguez Yagüe, José Luis González y Rafael García del Valle, que merecen un agradecimiento particular. Es una gran suerte poder editar en estas páginas a autores de una brillantez así.

Ramón Mayrata es un mago de la palabra. Hace años, cuando comenzó a colaborar conmigo en la revista que precedió a Cualia.es, descubrí que su sabiduría es tan grande como su amabilidad.

En este esfuerzo colectivo, Daniel Tubau es una figura esencial. Daniel es un hombre del Renacimiento y me siento muy afortunado por aprender tanto de él.

Por lo que se refiere a Gernot Dudda, sólo puedo decir que la amplitud de sus conocimientos musicales y cinematográficos es equivalente a su generosidad.

En último lugar, doy las gracias a Mario Vega, extraordinario naturalista, magnífico divulgador y un amigo al que debo más de lo que puedo expresar.

Gracias a todos.

Madrid, 28 de abril de 2019

Guzmán Urrero

Guzmán Urrero

Tras una etapa profesional en la Agencia EFE, Guzmán Urrero se convirtió en colaborador habitual de las páginas de cultura del diario ABC y de revistas como "Cuadernos Hispanoamericanos", "Album Letras-Artes" y "Scherzo".
Como colaborador honorífico de la Universidad Complutense de Madrid, se ocupó del diseño de recursos educativos, una actividad que también realizó en instituciones como el Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).
Asimismo, accedió al sector tecnológico como autor en las enciclopedias de Micronet y Microsoft, al tiempo que emprendía una larga trayectoria en el Instituto Cervantes, preparando exposiciones digitales y numerosos proyectos de divulgación sobre temas literarios y artísticos. Es autor de trece libros (en papel) sobre arte y cultura audiovisual.