Cualia.es

Una Norma diferente

En el marco del Festival de Martina Franca, especialista en exhumaciones curiosas y versiones infrecuentes, Rodolfo Celletti ideó una reposición de Norma para la temporada 1977.

Confió la protagonista a Grace Bumbry, una voz de extensión igualmente inusual, pues ha cantado partes de mezzo y de soprano con pareja eficacia. Su timbre, racial y oscuro, contrasta con las Normas coetáneas, inclinadas al belcantismo latino (Sutherland y Caballé).

Tampoco se inscribe en la especulación dramática y psicológica de la heroína belliniana, en la línea de Claudia Muzio y, desde luego, la suprema prestación escénica de María Callas. Si alguna tradición invoca Bumbry es la hierática Norma, sacerdotisa de la nobleza druida, ofendida por la traición de su amante, un militar romano: Rosa Raisa y Zinka Milanov.

Bumbry está suntuosa de materia vocal, dominante en agudos, graves y pasajes, con una aceptable coloratura que va mejorando a medida que transcurre la acción. Mejor o peor que otras, su Norma es personalísima.

A su lado, el papel de Adalgisa ha sido confiado a una soprano lírica, Lella Cuberli, que da el sonido juvenil que el personaje sugiere. Es corriente que Adalgisa sea cantada por una mezzo, lo que suele darle un aire de mayor edad que Norma, al revés de lo que pide el drama. Las Adalgisas tradicionales suenan a matronas o a viejas cachondas, no a vírgenes incautas y lozanas, extraviadas en pérfidas florestas más o menos sagradas. Luego, otras sopranos como Margherita Rinaldi y Eva Mei han resuelto con similares medios el personaje. Giacomini y Lloyd prestan su solidez vocal al resto del reparto.

La dirección de Michael Halasz apunta a recuperar la sonoridad que imaginariamente podemos adjudicar a las orquestas de la época belliniana. Una timbración escueta, ritmos muy marcados y extrema nitidez en la lectura de las voces, todo lo cual se acentúa y puede ser examinado por la toma de sonido, que otorga proximidad a la orquesta, en tanto los ruidos de escena dan vivacidad añadida a la acción.

Disco recomendado: Vincenzo Bellini (1801-1835): Norma, versión original de 1831 para dos sopranos / Grace Bumbry, Lella Cuberli, Giuseppe Giacomini, Robert Lloyd, Eugenia Cardano, Paolo Todisco, Coro Amici della Polifonia, Voci per la Musica.

Imagen superior: Grace Bumbry.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo se publica en Cualia por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista. Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de "La Opinión" y "La Razón" (Buenos Aires), "Cuadernos Noventa" (Barcelona) y "Vuelta" (México, bajo la dirección de Octavio Paz). Dirigió la revista "Cuadernos Hispanoamericanos" entre 1996 y 2007, y entre otros muchos libros, es autor de "La ciudad del tango; tango histórico y sociedad" (1969), "Genio y figura de Victoria Ocampo" (1986), "Por el camino de Proust" (1988), "Puesto fronterizo" (2003), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)
En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por "Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina". (Fotografía publicada por cortesía de "Scherzo")