Cualia.es

Tierra de violinistas

Un curioso destino musical marca la región polaca de Lublin: el de ser una tierra de eminentes violinistas. Nuestro compositor, Karol Lipinski (1790- 1861) es una ilustre prueba de lo dicho.

Baste pensar que entre sus alumnos figuran Henryk Wieniawski y Jozef Joachim para comprobarlo. A Lipinski, por su parte, la habilidad del virtuoso, con sus secretos y trucos, le venía de tradición, ya que su padre fue también su maestro. Una de las ambiciones de Lipinski fue escribir el gran concierto polaco para violín y orquesta, que consiguió cumplir hacia 1825/1826 con esta extensa composición conocida como Concierto militar.

La paseó por diversas ciudades europeas y tiene especial relieve su estreno en París, donde se concentraba una importante emigración política de la Polonia sometida al dominio ruso. La similitud con otro polaco trasterrado a París, Chopin, se impone, pero en rigor el arte de Lipinski debe más a Paganini y cuando ambos, el italiano y el lublinés, cantan en un movimiento lento, aparece la melodía rossiniana y la impronta operística que domina la música en buena parte del siglo XIX.

De más está decir que la escritura violinística de Lipinski no ignora virguerías y que resolver este concierto es una fiesta peligrosa para cualquier instrumentista.

En el disco que hoy les recomiendo, Dominika Falger camina segura sobre las brasas y nos recuerda a otra lublinesa eminente, ya de nuestros días: Ida Haendel.

En cuanto a la Sinfonía en si bemol mayor, se trata de un descubrimiento del musicólogo ruso Vladimir Grigoriev, que la halló traspapelada en los archivos de Lemberg. Lipinski, sin pretender ensayos ni innovaciones, muestra ser un orquestador tan cumplido como redactor de violín. En especial se oye su ciencia del contrapunto, que tanto importa en un concierto y que puede confrontar con felicidad las diversas masas de una orquesta tratada como un coro sin palabras.

Disco recomendado: Karol Lipinski (1790-1881): Obertura en Re mayor; Concierto para violín nº2; Sinfonía en Si bemol op.2 n.3 / Dominika Falger, violín. Orquesta Filarmónica Wienawski de Lublin. Dir.: Piotr Wijatkowski / DUX / Ref.: DUX 0432 (1 CD).

Imagen superior: Dominika Falger © Lukas Beck.

Copyright del artículo © Blas Matamoro. Este artículo se publica en Cualia por cortesía del autor y de Diverdi. Reservados todos los derechos.

Blas Matamoro

Blas Matamoro

Ensayista, crítico literario y musical, traductor y novelista. Nació en Buenos Aires y reside en Madrid desde 1976. Ha sido corresponsal de "La Opinión" y "La Razón" (Buenos Aires), "Cuadernos Noventa" (Barcelona) y "Vuelta" (México, bajo la dirección de Octavio Paz). Dirigió la revista "Cuadernos Hispanoamericanos" entre 1996 y 2007, y entre otros muchos libros, es autor de "La ciudad del tango; tango histórico y sociedad" (1969), "Genio y figura de Victoria Ocampo" (1986), "Por el camino de Proust" (1988), "Puesto fronterizo" (2003), Novela familiar: el universo privado del escritor (Premio Málaga de Ensayo, 2010) y Cuerpo y poder. Variaciones sobre las imposturas reales (2012)
En 2010 recibió el Premio ABC Cultural & Ámbito Cultural. En 2018 fue galardonado con el Premio Literario de la Academia Argentina de Letras a la Mejor Obra de Ensayo del trienio 2015-2017, por "Con ritmo de tango. Un diccionario personal de la Argentina". (Fotografía publicada por cortesía de "Scherzo")