Cualia.es

«The Next Time» (1962), de Cliff Richard

Lanzada en diciembre de 1962, la canción «The Next Time» formó parte de la banda sonora de la película musical Vacaciones de verano (Summer Holiday, 1963), dirigida por Peter Yates y protagonizada por Cliff Richard. El cantante ya había triunfado en las taquillas británicas con un film previo, Los años jóvenes (The Young Ones, 1961).

Richard grabó «The Next Time» en los estudios Abbey Road, el 10 de mayo de 1962, supervisado por el productor Norrie Paramor y el ingeniero Malcolm Addey. La popularidad de aquel sencillo fue categórica, sobre todo cuando Vacaciones de verano llegó a las pantallas.

Los autores de la canción, los estadounidenses Buddy Kaye y Philip Springer, fueron responsables de numerosos éxitos. Al letrista Kaye le debemos temas como «After Loving You», de Charles Aznavour, «Almost» y «Change of Habit», de Elvis Presley, «In the Middle of Nowhere», de Dusty Springfield, «Not as a Stranger», de Frank Sinatra, y «Speedy Gonzales», de Pat Boone. Por su parte, Springer firmó las partituras de «How Little it Matters, How Little We Know», de Sinatra, «Heartbroken», de Judy Garland, y «Her Little Heart Went to Loveland», de Aretha Franklin.

Entrevistado por Gary James a propósito de este periodo de su vida, Cliff Richard hizo un resumen de lo que había sido su carrera hasta ese momento: «Yo creé The Shadows [en 1958]. Salí de gira con una banda de chicos que estaban conmigo en la escuela (…) Recluté a dos tipos, Hank Marvin y Bruce Welch, y se convirtieron en mis guitarristas. Durante esa gira, nos encontramos con Jet Harris, que se convirtió en mi bajista. Entonces los tres recordaron a un joven baterista con el que habían tocado en un club de Londres, Tony Meehan, y se unió a nosotros. (…) Luego, por supuesto, llamé a nuestra banda The Drifters. Por esas fechas, no sabíamos que una banda estadounidense se llamaba igual. (…) Y entonces elegimos como nombre The Shadows. (…) Elvis fue mi razón para ser cantante de rock. Si no hubiera existido Elvis, tampoco creo que hubiera habido un Cliff Richard. Pero nunca tuve la oportunidad de conocerle. (…) Cuando estaba en la escuela, Elvis fue la gran inspiración para la mayoría de las personas de mi edad. Gritar en los conciertos se convirtió en sinónimo de alguien como él. Rock ‘n Roll, gritos y seguidoras eran sinónimos. Perseguí el mismo sueño, y de repente, descubrí que se había hecho realidad. Era increíble que la audiencia me gritara. No pude ver ninguna conexión entre Elvis y yo. Siempre pensé que Elvis era el amo absoluto. Supongo que tuve unos comienzos bastante humildes. Mi primer disco fue directo al número 2 y me metió en todo esto. Fue una diversión maravillosa. Resultó ser algo increíble, pero muy divertido».

Sin duda, su gran éxito de 1963, «The Next Time», es una canción de amor adolescente tan perfecta que casi merecería le pena sufrir una ruptura amorosa para poder justificar el escucharla una y otra vez.

Copyright del artículo © Manuel Rodríguez Yagüe. Reservados todos los derechos.

Manuel Rodríguez Yagüe

Manuel Rodríguez Yagüe

Como divulgador, Manuel Rodríguez Yagüe ha seguido una amplia trayectoria en distintas publicaciones digitales, relacionadas con temas tan diversos como los viajes ("De viajes, tesoros y aventuras"), el cómic ("Un universo de viñetas"), la ciencia-ficción ("Un universo de ciencia ficción") y las ciencias y humanidades ("Saber si ocupa lugar"). Colabora en el podcast "Los Retronautas".